Viernes, 2 de diciembre de 2016Actualizado a las 21:32

Poder Judicial invierte $1.797 millones y entrega restaurado Palacio de los Tribunales

por 2 septiembre 2010

Una inversión de $1.797 millones efectuó el Poder Judicial para abrir este jueves sus instalaciones a los festejos del Bicentenario de la Patria, con la entrega a la comunidad de la recuperación arquitectónica del Palacio de los Tribunales, edificio que forma parte del patrimonio histórico del país y en cuyos terrenos, prácticamente, se dio inicio a la República.

A la ceremonia, el titular de la Corte Suprema Milton Juica invitó especialmente al Presidente de la República Sebastián Piñera.

También asistirá al acto programado para las 18:30 horas el presidente de la Comisión Bicentenario del Poder Judicial, Rubén Ballesteros y las más altas autoridades del sector justicia.

El proyecto contempló la restauración de las tres fachadas del histórico edificio, el que se emplaza en calle Compañía, entre Bandera y Morandé, y que fue construido entre 1905 y 1930. En total la restauración intervino 4,800 metros cuadrados del edificio.

Las labores -a cargo de la Corporación Administrativa del Poder Judicial y entregados a una empresa constructora privada en proceso de licitación- se ejecutaron en tres etapas, demorando un total de 480 días, y consideraron una recuperación del patrimonio del edificio que es un referente en el centro cívico del país.

En la primera fase, se restauró la fachada que da a calle Morandé; en la segunda se realizó la restauración en calle Bandera, y en la tercera etapa el frontis que da a calle Compañía.

Historia del Palacio

Situado en calle Compañía, entre Bandera y Morandé, frente a la plaza Montt-Varas, el edificio del Palacio de Justicia fue construido entre los años 1905 y 1930 por la Inspección de Arquitectura del Ministerio de Industrias y Obras Públicas. Sus primeros proyectistas, en el siglo XIX, fueron Manuel Aldunate, Fermín Vivaceta y José T, Gandarillas.

Fue construido en dos etapas. La primera, desarrollada entre los años 1905 y 1911, comprendió el sector poniente del edificio (hacia calle Morandé) y el ingreso principal. La segunda etapa de construcción se desarrolló entre los años 1928 hasta su culminación en 1930, edificándose el sector oriente del inmueble (hacia calle Bandera).

Emanado del proyecto del arquitecto francés Emilio Doyére y su discípulo Alberto Schade, destacan su marcado estilo greco-romano con fuertes influencias francesas, el ladrillo y adobe empleado en la parte antigua y su construcción de hormigón armado en la nueva.

También cabe mencionar su hall de acceso, que da paso a la escala principal del edificio construida en mármol y decorada con la presencia de dos cariátides, columnas en forma de mujer creadas por el escultor catalán Antonio Coll y Pi.

El Palacio de los Tribunales, a través del imponente volumen que le dan sus tres pisos, domina la Plaza Montt-Varas, ocupando con su fachada principal, de austera ornamentación y marcada por la severidad del sello oficialista, toda la longitud de la cuadra.

Su pórtico ligeramente saliente del resto del edificio, se encuentra formado por dos gruesas y cortas columnas centrales y dos medias columnas laterales, las que sostienen el balcón de doble altura desde donde nacen las cuatro altas columnas de capitel jónico (dos columnas centrales y dos medias columnas laterales) que junto a las pilastras laterales, sustentan el gran frontón y su entablamento.

A ambos lados del frontispicio se destacan columnas adheridas de doble altura que modulan y enmarcan la fachada. Se repite un frontón semejante, pero en menor escala, en cada uno de los extremos de la fachada.

En su interior se distribuyen sus tres plantas a través de pasillos laterales a media altura que relacionan las distintas dependencias del recinto, unidos todos por una galería de triple altura que cruza el edificio en toda su longitud, y una estructura metálica que da forma y sustento a una abovedada cubierta vidriada.

El domo central del edificio está compuesto por cuatro alegorías en bajo relieve que representan las cuatro virtudes cardinales: Prudencia, Justicia, Templanza, Fortaleza, Asimismo, resalta un vitral, obra alemana de principios del siglo XX, firmada por la casa Mayer y Cia, de Münich.

El Amanecer de la Patria

Los terrenos del ala oriente del Palacio, es decir, el sitio desde calle Bandera albergó hasta 1915 el edificio del Consulado, lugar donde el 18 de septiembre de 1810 se celebró la Primera Junta Nacional de Gobierno y sitio en el que, el 28 de enero de 1823, presentó su abdicación el Director Supremo Bernardo O'Higgins Riquelme.

En la escalera de acceso al segundo piso por el ala oriente se mantiene una reja conmemorativa de estos importantes hechos históricos y que recuerda: "El Amanecer de la Patria", según el Instituto de Conmemoración Histórica de Chile.

Además en los terrenos del edificio se albergó el Congreso Nacional, la primera Biblioteca Nacional y la casa del destacado teólogo jesuita Manuel Lacunza.

upi/so/pa/bp//

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes