Cierre de programas de Radio Uno, provoca desconcierto al ser visto como una consecuencia de la Ley del 20 % de la música chilena - El Mostrador

Martes, 21 de noviembre de 2017 Actualizado a las 20:11

Cultura - El Mostrador

Cierre de programas de Radio Uno, provoca desconcierto al ser visto como una consecuencia de la Ley del 20 % de la música chilena

por 1 julio, 2015

Cierre de programas de Radio Uno, provoca desconcierto al ser visto como una consecuencia de la Ley del 20 % de la música chilena
Esta radio, perteneciente al Consorcio Iberoamérica (Grupo Prisa) junto a todas la de la cadena fueron fuertes opositores de la iniciativa legal con el argumento que la obligación de programar se orientaba en sentido contrario a lo que se pretendía, pues terminaba -visto de ese modo- con la libertad e independencia de las emisoras. Oficialmente la radio informó que “los cambios que se efectuaron en Radio Uno responden estrictamente a una decisión editorial" y que un comité se encargará de tomar “las decisiones musicales mientras tanto”.

La Radio Uno levantó su programación durante el fin de semana y actualmente sólo emite música, en un hecho  que sorprendió al medio y sus auditores.

Aunque oficialmente Catalina Ibáñez, jefa de Relaciones Públicas de Iberoamericana Radio Chile, el consorcio propietario de la radio, indicó que el hecho se debió a un cambio en la línea editorial, la sorpresiva decisión está siendo interpretada por el medio radial como una medida, de carácter financiero, y consecuencia de la aprobación de la ley que obliga a las emisoras radiales a difundir un 20 por ciento de la música chilena, ya que, desde la perspectiva empresarial, la ley afectaba la particularidad de la emisora, su diferencia comparativa; el negocio.

Esta radio junto a todas la de la cadena Iberoamérica fueron firmes opositores de la iniciativa legal con el argumento que la obligación de programar se orientaba en sentido contrario a lo que se pretendía, pues terminaba -visto de ese modo- con la libertad e independencia de las emisoras.

“Los cambios que se efectuaron en Radio Uno responden estrictamente a una decisión editorial, no es un tema financiero ni tiene que ver con un cambio en la orientación de la radio”, indicó, negando así que la idea de sacar los programas al aire sean consecuencia de la Ley del 20 % de música chilena. “Los diferentes proyectos siempre pasan por diferentes procesos y en este caso se tomó esta decisión pensando en el futuro, en repensar un proyecto, siempre con la convicción de seguir ligados a la música chilena. Eso para nosotros es lo más importante”.

La ejecutiva además señaló que los miembros del equipo han sido reubicados en otras radios del consorcio. Así, Sergio Cancino, ahora ex director de la radio, sigue en el mismo cargo en Radio Concierto, cargo que ya desempeñaba antes, mientras que locutores destacados como Luis Hernández seguirá en la radio ADN, la misma donde seguirá la productora Magaly Flores. Otros, como José Luis Godoy, trabaja ahora en el área de comunicaciones y marketing del consorcio. Lorena Capetillo está en FM Dos y Patricio Bauerle en Radio Concierto.

Ibáñez agregó además que “por el momento no se ha pensado en un equipo nuevo” y que un comité se encargará de tomar “las decisiones musicales mientras tanto”. Iberoamericana Radio Chile es dueña de 11 radios en el país, con 200 frecuencias, y pertenece al grupo español PRISA, del diario “El País”, pero Ibáñez señaló que la decisión del cambio “se tomó en Chile”.

¿Nuevo cariz?

Tres ex integrantes de Radio Uno contactados por este medio no quisieron dar declaraciones y derivaron a Ibáñez. En tanto, el presidente de la Sociedad de Derechos del Autor (SCD), Alvaro Scaramelli, tendrá hoy una reunión con miembros de Iberoamericana, y no quiso referirse al tema. Tampoco el titular de Asociación de Radiodifusores de Chile (ARCHI), Luis Pardo, quien aludió al hecho de que las radios no pertenecen a esa entidad.

Raúl Rodríguez, jefe de carrera de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Chile y director de la radio Juan Gómez Millas, señala que si la razón no es financiera ni tiene que ver con la Ley del 20% de Música Chilena, “la pregunta es de qué forma se va a reevaluar el proyecto, y hacia dónde estaría dirigida la programación de Radio UNO. ¿Cuáles son los factores de esta reevaluación? ¿De qué forma se va a levantar una nueva programación y bajo qué cariz?”.

“En los medios de comunicación, y en particular en las radios, es muy raro que hagan un cambio a mitad de año en la parrilla programática, a menos que haya otro factor que desconocemos”, indicó. “Generalmente se hacen en la época estival,  de diciembre a marzo”.

“Igual me llama la atención que la decisión se haya tomado de esta forma, que se haya comunicado a los trabajadores de la radio durante la misma jornada de transmisiones, sin posibilidad que muchos de ellos se despidieran al aire, considerando que detrás de la radio está su director, Sergio Cancino, que sabemos que es un periodista que ha estado muy pendiente trabajando muy de cerca con la música chilena. La forma o el lugar que tiene que haber tenido Sergio debe haber sido muy compleja para haberse dado este paso”.

Gutiérrez destacó que Radio UNO “era un proyecto bastante singular, donde la música chilena tenía un lugar fundamental, tanto dentro de la música que estaba rotando como los mismos programas que estaban generando entrevistas, invitados y obviamente circulación de música nacional a gran nivel”.

Una vieja costumbre

Patricio Cuevas, profesor de la Escuela de Periodismo de la UDP y también con experiencia en radio, en tanto, cree que el asunto eventualmente sí podría ir por el tema financiero y descree de una relación con la Ley del 20% de Música Chilena.

“Los modelos de los conglomerados son extraordinariamente exigentes en términos de cifras”, señaló. “Y el grupo Prisa, en particular, lo ha sido con Iberoamericana y sus proyectos particulares”.

“Sin ser Radio Uno una de sus principales radios, le deben poner una cifra, y si al año no se lograron los auspicios, ahí comienzan los cuestionamientos”, reflexionó. Ese modelo de funcionamiento es “mucho más voraz”, según Cuevas, debido a la crítica situación económica española, que hace que Prisa sea muy demandante en este aspecto.

“Cuando hay un producto al aire y se finaliza, con una audiencia fidelizada, siempre es dañino para un proyecto, pero al mismo tiempo, cuando hay que cortar cabezas, se cortan nomás, porque las lucas no dan”, dijo.

Agregó que el hecho no es tan sorprendente, dado que ya ocurrió antes con otras radios del conglomerado. “Es su estilo de trabajo”, explicó. Ocurrió “con Rock&Pop, en alguna medida, con la ADN”, que sufrió una huelga a mediados de 2013. “Piensa tú que hace algunos años bajaron el (programa) ‘Rock y guitarras’ de Radio Concierto de la misma forma”.

 

 

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$90.000
Semestral:
$40.000
Trimestral:
$20.000
Mensual:
$10.000

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)