Viernes, 30 de septiembre de 2016Actualizado a las 08:45

Yuval Harari fue uno de los notables invitados al V Congreso del Futuro

Cultura - El Mostrador

Provocador historiador anuncia: “En unas décadas la humanidad vivirá la peor de sus crisis, la inutilidad del ser humano”

por 26 enero 2016

Provocador historiador anuncia: “En unas décadas la humanidad vivirá la peor de sus crisis, la inutilidad del ser humano”
El autor de “Sapiens”, uno de los best sellers históricos más exitosos de la actualidad y profesor de la cátedra de Historia de la Universidad de Jerusalem, en entrevista con El Mostrador Cultura+Ciudad afirma que después de 70 mil años el homo sapiens comienza a alejarse de la selección natural para evolucionar por la inteligencia artificial. El peligro: el 50 % de los puestos laborales serán reemplazados por las máquinas.

Los análisis Yuval Harari pueden ser tan provocadores como escandalosamente ciertos. Abocado a la investigación de los macroprocesos históricos, este profesor israelí de la Universidad de Jerusalem afirma que no le parece históricamente interesante estudiar las religiones ni Dios, porque ya está completamente comprobado que "Dios no existe", que es una ficción. Una invención de la imaginación tal como la noción de país o de derechos humanos y que en este juego de ficciones "el capitalismo es una religión y no una mera teoría económica" y el dinero su narrativa más exitosa.

"Tomemos por ejemplo el Estado Islámico. No creen en el dios de América, en la nación estadounidense, o en los derechos humanos,  pero sí creen en el dólar. Cuando los activistas de ISIS capturan una ciudad, pueden matar a la gente y destruir edificios, pero nunca quemar billetes", advierte el investigador, quien fue uno de los notables invitados al V Congreso del Futuro.

Sostiene que el humano "se transformará a sí mismo en un ser completamente distinto, en uno que disfrutará de cualidades y aptitudes de los dioses". “Cuando me refiero a esto, lo hago de manera literal, no metafórica. Los seres humanos van a adquirir las habilidades que se pensaba tradicionalmente como habilidades divinas. Los seres humanos pronto serán capaces de diseñar y crear seres vivos a voluntad, navegar en realidades artificiales directamente con sus mentes y cambiar la genética de acuerdo a sus deseos”, anticipa el historiador. “Eso nos convierte en dioses”, afirma.

Pero este joven investigador –a sus 40 años es ya considerado una celebridad mundial en su disciplina– va más allá. Anticipa que la especie humana del homo sapiens está en extinción y que el mayor conflicto que vivirá la humanidad no proviene del terrorismo ni de la crisis económica, sino de la "inutilidad" en la que caerán miles de personas en el mundo producto del reemplazo en el mercado laboral de la inteligencia biológica por la inteligencia artificial.

¿Pueden los políticos y los gobernantes anticiparse a una crisis de esta magnitud? Harari piensa que no, que no tienen discurso para ello, “que son meros gestores e incapaces de anticipar el futuro”.

Revolución humana

Como parte de uno de los 112 pensadores que visitaron durante una semana el país para exponer sus ideas en el V Congreso del Futuro, Yuval Harari tuvo dos apariciones: ofreció la charla Data religión y fue miembro del panel ¿Superará la inteligencia artificial a la inteligencia biológica?, donde compartió testera con el androide Geminoid H1, creado por el ingeniero japonés y experto en robótica, Hiroshi Ishiguro.

Jueves 21 enero 2016 EL penalista Yuval Harari  realiza su presentación llamada ¨ Data Religión¨  realizada en el Centro Civico Parque Bicentenario. Foto: Victor Tabja

Yuval Harari en su presentación"Data Religión". Foto: Víctor Tabja

Entrevistado por El Mostrador Cultura+Ciudad, Harari profundizó en una de sus principales anticipaciones históricas, que chocó con la visión de los expertos en inteligencia artificial.

“Lo que veremos en este siglo es quizás la revolución más significativa de la historia, de la biología, de la vida misma en la Tierra: la revolución de la especie humana”, introduce.

Hace 70.000 mil años –explica– coexistían 7 especies de seres humanos. Con el paso de los años logró sobrevivir solo una, mediante la selección natural: la del homo sapiens.

Siguiendo su línea argumental, la especie sapiens se ha mantenido inalterable al cabo de milenios, pero con la ayuda de las nuevas tecnologías –advierte– “en unas cuantas décadas, nuestra especie humana habrá cambiado como nunca antes en la historia”.

“A lo largo de toda la humanidad ha habido muchas revoluciones económicas, sociales y políticas. Pero una cosa permanece constante: la humanidad misma. Todavía tenemos el mismo cuerpo y la mente como nuestros antepasados ​​en el Imperio Inca o el antiguo Egipto. Sin embargo, en las próximas décadas, por primera vez en la historia, la humanidad misma se someterá a una revolución radical. No solo nuestra sociedad y la economía, también nuestros cuerpos y mentes serán transformados por la ingeniería genética, la nanotecnología y las interfaces cerebro-ordenador”, sostiene. “Nuestro cuerpos y mentes serán los principales productos de la economía del siglo XXI”.

De hombres a dioses

Dentro de esta revolución radical, el autor del best seller Sapiens: una breve historia de la humanidadque tras su primera edición se tradujo a 30 idiomas, convirtiéndolo en uno de los historiadores más solicitados del momento– sostiene que el humano “se transformará a sí mismo en un ser completamente distinto, en uno que disfrutará de cualidades y aptitudes de los dioses".

“Cuando me refiero a esto, lo hago de manera literal, no metafórica. Los seres humanos van a adquirir las habilidades que se pensaba tradicionalmente como divinas. Los seres humanos pronto serán capaces de diseñar y crear seres vivos a voluntad, navegar en realidades artificiales directamente con sus mentes y cambiar la genética de acuerdo a sus deseos”, anticipa el historiador. “Eso nos convierte en dioses”, afirma.

Inutilidad humana

Pese a esta visión poderosa del ser humano, el historiador adelanta una de las peores crisis que afectará a la humanidad: su inutilidad en el mercado laboral.

“Estamos desarrollando programas de computación e inteligencia artificial que superan a los humanos en más y más tareas”, explica. “Desde conducir vehículos hasta el diagnóstico de enfermedades. Como resultado, los expertos estiman que dentro de 20-30 años, no solo los taxistas y los médicos serán reemplazados, sino que alrededor del 50% de todos los puestos de trabajo en las economías avanzadas serán realizados por computadoras”, vaticina.

Según Harari, puede que aparezcan muchos nuevos tipos de puestos de trabajo, “pero eso no resolverá necesariamente el problema”.

“Los seres humanos tienen, básicamente, solo dos tipos de habilidades: la cognitiva y la física. Si la inteligencia artificial puede desarrollar de mejor manera varios de estos trabajos, ¡ya está pasando en la economía y en los ejércitos!, ¿cuál será el uso de los seres humanos en un mundo así? ¿Qué vamos a hacer con miles de millones de seres humanos económicamente inútiles?", se pregunta.

Harari piensa que no hay plan de contingencia. Que no se tiene ningún modelo económico para tal situación y que esto “puede ser el mayor problema económico y político del siglo XXI”.

“No se trata de ser optimista o pesimista. Se trata de ser realista. Tenemos que entender que esto está sucediendo ahora. Es la ciencia en lugar de la ciencia ficción y ya es tiempo de empezar a pensar en esto muy en serio. La mayoría de los problemas que preocupan a los gobiernos y ciudadanos particulares por igual son insignificantes en comparación. La crisis económica mundial, el Estado Islámico, la situación en Ucrania, todos estos son problemas importantes, pero son completamente eclipsados ​​por la cuestión de mejoramiento humano”, puntualiza.

Desde esta perspectiva, lo que está sucediendo en el mundo no es un acontecimiento histórico. Más bien, se trataría del comienzo de un juego completamente nuevo. “Nadie sabe lo que podría ser el resultado”, afirma.

Historias de ficción

Su visión de la macrohistoria ha sido calificada como poco ortodoxa, aunque efectiva en su precisión. A lo largo de la historia –afirma–, los seres humanos han contado muchas historias de ficción. “De hecho, no hay dioses, ni naciones, ni los derechos humanos, excepto las invenciones que los mismos humanos nos hemos contado”, afirma.

“Solo el homo sapiens puede creer en esta historia”, sentencia el historiador, doctorado en la Universidad de Oxford.

En este juego de ficciones, el dinero –asegura– es el que mayor éxito ha alcanzado a través de los mejores narradores de ficción que han existido en el mundo: los banqueros, economistas, presidentes y ministros de finanzas.

“No todo el mundo cree en Dios o en el nacionalismo o en los derechos humanos, pero todo el mundo cree en su mejor cuento, el dinero”, asevera.

Debido a esta invención, dice Yuval Harari, hoy en día toda la humanidad se ha convertido en una única red de cooperación.

“El homo sapiens gobierna el mundo porque es el único animal que puede creer en cosas que existen puramente en su propia imaginación”, concluye.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes