lunes, 15 de octubre de 2018 Actualizado a las 18:32

CULTURA

Cultura - El Mostrador

Bi Ribeiro, bajista de Os Paralamas do Sucesso: "Bolsonaro tiene un pensamiento muy radical sobre el feminismo, en temas raciales y es homofóbico"

por 7 octubre, 2018

Bi Ribeiro, bajista de Os Paralamas do Sucesso: “Bolsonaro tiene un pensamiento muy radical sobre el feminismo, en temas raciales y es homofóbico”
A dos días de que la banda de rock brasileño se presente en Chile en el Nescafé de las Artes, el próximo 9 de octubre, para presentar su último disco del 2017 “Sinais Do Sim”, en una gira que trae canciones del nuevo álbum, pero también de su clásico repertorio cultivado a lo largo de una carrera de más de 30 años, el bajista de Os Paralamas do Sucesso, Bi Ribeiro, habla del último concierto masivo en Nueva York, de su expectativa en Chile, pero también de la política contingente de su país que hoy vive un día clave, con las elecciones presidenciales.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La música brasileña ha sido definida principalmente por estilos nativos como la samba y la bossa nova o, en el mejor de los casos, los híbridos con infusión de rock de los años 60 logrados por la generación Tropicalia, incluidos cantantes como Caetano Veloso, Gilberto Gil y Os Mutantes.

Sin embargo, a mediados de la década de 1980, Brasil emergió de una dictadura militar represiva de 21 años y marcó el comienzo de su era dorada del rock.

Innumerables adolescentes brasileños, que habían crecido absorbiendo el rock estadounidense y británico, habían formado bandas en la imagen de sus héroes extranjeros. Sin embargo, y a pesar de estar en igualdad de condiciones de la mayoría de estas agrupaciones, no alcanzaron la fama y reconocimiento fuera de sus fronteras, pese a la calidad y variedad de la música que estas bandas produjeron, probablemente, porque la mayoría de estos grupos insistieron en cantar, no en inglés, sino en portugués.

Mucha gente cree que Bolsonaro podría ser una salida al poner una mano más dura, pero es difícil, porque él tiene un pensamiento muy radical con relación el feminismo, por ejemplo, tiene temas raciales, es homofóbico… es una persona muy rara. Pero en general, no hay mucha gente que piense que, si llegara a la presidencia, pudiera volverse un dictador militar. En lo personal creo que eso es algo muy difícil, ya que los militares acá no tienen bastante fuerza como para eso, pero es una persona muy radical en todo sentido.

Entre las bandas de rock que fusionan las lecciones de la música pop en idioma inglés (y particularmente la británica) en su visión del mundo brasileño están Paralamas do Sucesso, cuyo ritmo le debe mucho a agrupaciones como The Police o bandas clásicas de los años 70’ como Led Zeppelin, Jimi Hendrix o Eric Clapton.

Paralamas, compuesto por Herbert Vianna, Bi Ribeiro y João Barone, a pesar de las dificultades de poder expandir la música en portugués fuera de su país, comenzaron a conquistar el resto del continente, convirtiéndose en una de las agrupaciones más populares en Sudamérica. En Chile, su popularidad llegó de la mano de dos canciones que sonaron fuertemente en las estaciones de radios a mediado de los años noventa: “Una Brasilera” y “Coche Viejo”. La banda gozaba de gran éxito especialmente en Argentina, donde posteriormente se radicarían durante esa misma época.

Herbert Vianna, vocalista de la agrupación, el 4 de febrero de 2001, mientras piloteaba un avión ultraliviano en el cual iba también su esposa Lucy Needhan, sufrió un accidente en pleno vuelo que provocó que perdiera el control del avión y se precipitara al mar, accidente en el cual falleció su esposa y lo dejó a él gravemente herido. Por varios días su estado fue crítico, permaneciendo en estado de coma, con graves lesiones en su médula espinal y cerebro.

Ante todo pronóstico, Herbert despertó y comenzó lo que sería un largo proceso de recuperación. Desde aquella época, Os Paralamas do Sucessose se han mantenido activos editando discos y realizando giras.

Y así es como vuelven a Chile a presentar su último disco del 2017 “Sinais Do Sim”, gira que trae canciones del nuevo álbum, pero también un repertorio conocido del público y conquistado a lo largo de una carrera de más de 30 años, placa que se creó entre la gira del disco anterior y la que conmemoró los 30 años de carrera, que comenzó en 2013 y que duró más de dos años.

El domingo 2 de septiembre, se presentaron en Estados Unidos en el “Brazilian Day Festival”, celebración que se realiza desde hace 34 años en la ciudad de Nueva York, llevándose a cabo tradicionalmente en la calle 46, también conocida como Little Brazil. Actualmente, la fiesta ocupa 25 cuadras.

Así partimos esta conversación con Bi Ribeiro, bajista de Os Paralamas do Sucesso, preguntando sus impresiones sobre un evento que suele reunir a más de un millón de personas en dicha ciudad.

-Ustedes en la actualidad están cumpliendo 35 años en los escenarios ¿Cómo fue la celebración de la banda en Nueva York?

-Fue una fiesta bien grande, una celebración que tradicionalmente coincide con fecha principal de Brasil que es el 7 de septiembre, día de la independencia y todos allá saben se llama Brazilia Day y se cierran muchas cuadras en Nueva York, desde la sexta avenida. Es una fiesta muy masiva y van muchos artistas a tocar. Esta es la primera vez que vamos y fue increíble, había como un millón de personas, fue fantástico. No es la primera vez que vamos a Estados Unidos, sabemos que ahí hay muchos brasileros y latinos que nos conocen y siempre que vamos de gira no siguen, por lo mismo ya sabíamos que iba a ser algo bueno, pero en realidad fue maravilloso, sencillamente increíble. Fue realmente muy bueno para nosotros.

-El año 1994 graban “Severino”, donde viene la canción “El vampiro bajo el sol” que grabaron en conjunto con Fito Páez y con el guitarrista de Queen, Brian May ¿Cómo llegaron es esa colaboración? ¿Cómo fue esa experiencia?

-Fue increíble, porque esa letra estuvo inspirada en Charly García y le pedimos a Fito Páez que hiciera la música. De ahí fuimos a grabar a Inglaterra con Phil Manzanera. Un poco antes del 94, conocimos a Brian May en Uruguay. Había un festival ahí y fuimos a tocar. En esa ocasión conocimos Bryan, ya que él estaba presentando su disco como solista, y fue ahí donde nos escuchó tocar y nos invitó a hacer una gira con él por Europa. Fuimos a Francia, Inglaterra, Holanda y otros países de la zona y nos quedamos muy próximos, muy amigos. Así fue como, estando en Inglaterra, lo invitamos para que hiciera un solo de guitarra, pero él llegando al estudio, se enamoró del tema y nos sugirió que hiciéramos diferentes voces produciendo el mismo esa parte. Fue una experiencia muy interesante, ya que Brian consiguió algo que es muy distinto a lo que hace Paralamas, pero es legítimo y nos encanta.

-¿Cómo se re arma una agrupación, que es considerada una de las más importantes de Brasil por la explosión que tuvieron fuera de sus fronteras, luego de todo lo doloroso que han tenido que pasar los últimos años?

-En Brasil y el mundo es muy raro ver una agrupación que lleva tantos años juntos y con la formación original. Somos los tres siempre. Incluso un elemento más es nuestro manager, que está con nosotros desde el principio, tenemos mucha confianza en él y pienso que es muy importante para lograr que funcionemos tan bien, ya que creo, que muchas de las agrupaciones terminan por pelearse por plata y cosas relacionadas con los managers. Somos un caso raro, donde todos tenemos una amistad muy fuerte que se ha consolidado con el paso del tiempo. Como por ejemplo nos ocurrió con el accidente que Herbert en el 2001, cuando cayó con su avión liviano. Eso fue una cosa realmente muy seria, ya que no sabíamos si él iba a sobrevivir. Pero eso pasó, lo ayudamos mucho con la música, ya que, para él estar trabajando, tocando y componiendo con nosotros es fundamental para su recuperación y para seguir viviendo, entonces pasamos por algunas cosas, pero siempre tuvimos las mismas ganas, la misma felicidad de estar juntos y haciendo nuestros sueños, de tocar, viajar, componer y estar tocando juntos principalmente. Eso es una cosa fundamental que tenemos desde el comienzo y seguimos teniendo, esas ganas.

¿Y grabar el disco “Sinais Do Sim”? ¿Cómo han sentido estar nuevamente de gira con este nuevo material?

-Fue un proceso natural. Llevábamos muchos años sin grabar, pero antes de eso, hicimos 4 discos después del accidente, pero hubo un tiempo de 8 años entre el penúltimo y el del 2017, porque estuvimos en la conmemoración de los 30 años de Paralamas por lo que hicimos un concierto bien grande y no podíamos terminar de tocarlo, ya que Brasil es muy grande y siempre seguían pidiendo este tour. Entonces cuando conseguimos juntarnos en el estudio, ya llevábamos como 2 años planeando, componiendo los temas y el año pasado conseguimos, finalmente, grabar con un productor brasilero americano que se llama Mario Caldato Jr, el vino a Brasil y grabamos acá, después fuimos a Los Ángeles para mezclar y así fue. Bueno es un trabajo más, pero es muy verdadero todo lo que tenemos que decir y hoy es el disco de esta gira.

Y la verdad es que como nos sentimos, como siempre, ya que casi nunca paramos, estamos siempre de gira.  Hicimos una pequeña pausa para ensayar y organizar un nuevo concierto con los temas nuevos, con un nuevo juego de luces, conocer el escenario y todas esas cosas, además de incluir otros trabajos nuestros, temas que nos encantan y que no tocábamos desde hace algún tiempo entonces fue muy divertido y placentero, un ejercicio muy bueno para sacar un nuevo concierto después de ese de los 30 años, donde tocamos sólo Hit. Fue difícil preparar algo después de eso, pero estamos felices con esta nueva gira.

-Han pasado 32 años desde que salió al mercado la canción “Inundados”, que reflejaba en parte la situación política y social del Brasil de los años 80. ¿Crees que, lo que relataba la canción, ha cambiado en estos años?

-La realidad sigue muy parecida, claro que cambiaron los gobiernos, vino la democracia tenemos elecciones, tenemos partidos políticos. Pero la realidad del pueblo sigue muy parecida, la gente no tiene plata, la gente no tiene ganas despertarse, como dice la canción. La gente prefiere seguir en el sueño, porque soñar es la mejor cosa que tenemos aquí ya que la realidad es muy dura. Lamentablemente seguimos muy parecidos. Razón por la cual, aunque quisiéramos, no podríamos sacar ese tema de los conciertos, porque tanto como en ese, como en otros, siguen reflejando las mismas cosas, como si no hubiera pasado el tiempo.

-Te lo pregunto porque esta nueva placa se caracteriza por la ausencia de temas políticos y de crítica social como es “Alagados" (1986), "El Calibre" (2002), o "Luis Inácio (300 Picaretas)" (1995) entre otras, pero trae una canción muy potente políticamente hablando que es “Medo do Medo”

-Así es exactamente, ese es un tema de una artista portuguesa que se llama Capicua, que conocimos hace poco tiempo y nos dieron ganas de hacer una versión. Es un poco distinta de la de la original ya que el portugués de Portugal es muy diferente al portugués de Brasil, pero nosotros captamos la idea, sacamos unas partes y lo hicimos musicalmente un poco más en nuestro estilo, pero lo que dice representa muy bien el Brasil en donde vivimos, sobre el miedo a todo. No tenemos seguridad, no sabemos qué va a pasar el próximo mes, no sabemos que va a pasar el próximo año. Es muy real lo que refleja la canción.

-Ustedes vivieron mucho tiempo en Argentina durante los 90, ¿Qué opinas de la situación política y económica que están pasando por estos días?

-Es una lástima ver un país tan fuerte y tan capaz como Argentina, con un nivel de educacional, cultural e intelectual, caer una vez más en esa misma situación. Es una lástima muy grande y desde Brasil tenemos la vista puesta en la televisión viendo lo que pasa por allá y esperando que no pase acá, pero estamos a un punto de correr con la misma suerte y eso nos da miedo, mucho miedo. Acá se habla de eso, es increíble. Chiles una cosa distinta, pero los otros países siguen así, en ese círculo donde a veces está muy bien y a veces vuelven a la nada y después peor, es una cosa muy difícil.

-¿Cómo ves la situación de la corrupción en la que se ha visto envuelto Brasil este último tiempo? ¿Y las elecciones con la presencia de figura como Bolsonaro?

-Hay mucha gente que piensa en el cómo “El Salvador”, porque él tiene una línea muy dura. Es un ex militar y defiende con una rigidez muy fuerte temas como la seguridad, lo que hace que mucha gente se impresione con cosas como esas, porque lo que tenemos ahora es muy desesperanzador y no tenemos perspectivas de mejorar, principalmente, porque la corrupción sigue y aunque se esté actuando es muy despacio, a eso hay que sumar que después vienen los políticos y ahora la elecciones y los políticos que son candidatos, son los mismos que están con problemas de corrupción… Entonces no vemos una perspectiva de mejora y mucha gente cree que Bolsonaro podría ser una salida al poner una mano más dura, pero es difícil, porque él tiene un pensamiento muy radical con relación el feminismo, por ejemplo, tiene temas raciales, es homofóbico… es una persona muy rara. Pero en general, no hay mucha gente que piense que, si llegara a la presidencia, pudiera volverse un dictador militar. En lo personal creo que eso es algo muy difícil, ya que los militares acá no tienen bastante fuerza como para eso, pero es una persona muy radical en todo sentido.

-Vuelven a Chile después de 6 años, ¿Qué pueden esperar los seguidores chilenos de la banda?

-Nos gusta mucho ir a Santiago, viajar por ahí. Chile es un lugar especial, mi padre vivió un tiempo en los 80’. Entonces, en esa época nos juntamos muchas veces, nos gusta el país y no solo para tocar también para conocerlo. Es una lástima que no tengamos una frecuencia más grande de conciertos. El último fue en el Estadio Nacional con otros artistas, pero ahora es un concierto sólo nuestro, dónde podemos mostrar mejor nuestro trabajo, tanto para la gente que nos conoce como para la que no. Entonces tenemos de esta nueva gira con el disco nuevo, pero vamos a tocar muchas cosas también que sabemos que la gente que va a vernos, que hace mucho que no sigue, quiere escuchar, los temas que nos trajeron hasta acá, que son parte de nuestra historia. Entonces vamos a tocar nuestros hits y lo que tenemos hoy. Estamos muy ansiosos en llegar, creo que es mucho que no tocamos por allá. Es una pena que no toquemos siempre, pero estamos con tiempo para empezar ahora; seguimos juntos con muchas ganas de tocar y lo que tenemos es nuestra música. Somos los mismos, los de siempre. Con las mismas ganas. Esos son los Paralamas.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV