viernes, 19 de octubre de 2018 Actualizado a las 20:17

Advirtió que planteamientos de la Nueva Mayoría sólo son "cantos de sirena"

La apasionada defensa a las AFP del ministro del Trabajo y su dura crítica a una opción estatal

por 11 octubre, 2013

La apasionada defensa a las AFP del ministro del Trabajo y su dura crítica a una opción estatal
Juan Carlos Jobet dijo que la propuesta de Michelle Bachelet en esta materia es “vacía”, que la gente la apoyará sin saber de los beneficios y advirtió a las Administradoras de Fondos de Pensiones que “el partido” no se juega en la cancha técnica, sino en la convicción con que defiendan la esencia del sistema.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Su labor como panelista de Estado Nacional en TVN le dio a Juan Carlos Jobet el temple para no amilanarse en eventos públicos. El militante RN, que reemplazó como ministro de Trabajo a Evelyn Matthei, habló con destreza y sin rodeos ayer en Casa Piedra para el lanzamiento, por parte del grupo Sura —controladores de AFP Capital—, de un estudio sobre el impacto macroeconómico, en la región y en Chile, de los sistemas de capitalización individual.

Jobet llegó tarde de una actividad con el Presidente Piñera y alcanzó a tragar una taza de té antes de subir al escenario a hablarle a un centenar de ejecutivos del mundo previsional y financiero.

Y no tuvo pelos en la lengua. Defendió con pasión el sistema de pensiones que impuso el hermano de Piñera en 1981 y criticó sin ambigüedades a la ex Presidenta Bachelet por su propuesta de crear una AFP estatal, propuesta que es la más controversial para mejorar el sistema de pensiones, cuyo acotado impacto parece una trivialidad y que enrosca a las AFP.

Aunque su imagen lozana replica a un estudiante de secundaria, Jobet no tuvo problemas en tutear a Guillermo Arthur, presidente de la Asociación de AFP, vicepresidente de AFP Capital y ex ministro de Trabajo en los ’80. Bromeó sobre el estilo de trabajo de los gerentes de inversiones de las AFP, “a los que traté de meterles instrumentos” mientras trabajaba en el sistema financiero (ejecutivo y accionista retail de Asset Chile, la sociedad de David Gallagher), y aseguró que a este gobierno, aunque de derecha, no le tembló la mano para expropiar terrenos de empresas para lograr la apertura de una calle en La Legua, para que “esos niños tengan un futuro mejor y no vivan entre la droga y la violencia”.

Sin ayuda memoria y con fluidez, el ministro entró al terreno político con pasión, defendiendo a las AFP, al sistema de pensiones e incluso haciendo llamados a convencer y persuadir a la gente de que la propuesta de Bachelet “es vacía” y entra en el grupo de los “cantos de sirena”.

"Lo que no vamos a hacer es que el Estado se involucre en áreas simplemente a partir de una promesa vacía que sabemos que no va a tener ningún efecto positivo”, lanzó en sus primeros segundos en el escenario preparado por Sura.

Fue duro en sus críticas a la propuesta de una AFP estatal: “Yo francamente no he oído ningún argumento, ninguno solo, por el cual una AFP estatal podría mejorar las pensiones. Y creo que no voy demasiado lejos si digo que los expertos de la Concertación, porque hay muchos, saben perfectamente bien que una AFP estatal no va a arreglar los problemas del sistema de pensiones… Yo creo más bien que los gerentes de inversión de esa AFP en el futuro, no me gustaría estar en los zapatos de ellos, porque la presión que van a tener para invertir en los bonos de una empresa estatal que está en problemas y que no puede colocar sus bonos en el sistema financiero tradicional, o invertir en una obra pública, en un puente, que a lo mejor tiene muchos aplausos, pero no se financia". Agregó que “no tenemos pruebas de que el Estado en las áreas donde administra empresas tenga niveles de costos más bajos o sea más eficiente que el sector privado”.

A su juicio, la propuesta de Bachelet no tiene más afán que el electoral y porque, en su opinión, la gente no sabe lo que apoya o rechaza. “¿Cuál es la razón por la que una AFP estatal está en un programa de gobierno? Esta semana lo conocimos, yo creo que únicamente porque suena bien, porque si a la gente le preguntan ¿usted está a favor o en contra de una AFP estatal?, la gente dice: ‘estoy a favor’, pero todos sabemos que esa respuesta no es porque la gente entienda o tenga una hipótesis del efecto que va  tener en las pensiones a través de la rentabilidad de las inversiones o rebaja de comisiones, simplemente una AFP estatal yo creo que suena a que hay allí el Estado, los recursos del Estado, la posibilidad del Estado de mejorar las pensiones, y abrimos una válvula no sólo de presión sobre cómo se administran esos fondos, que yo creo que es uno de los grandes capitales que tiene el sistema de pensiones en Chile”,  apuntó.

“Se le podrán hacer críticas (a las AFP), pero nadie me va a decir y aquí lo digo porque me tocó trabajar en el sistema financiero y tratar de meterles instrumentos financieros a los gerentes de inversión de las AFP. Yo no conozco el caso de un gerente de inversiones en Chile que haya sido acusado de que esté invirtiendo teniendo en mente un objetivo distinto que la ecuación rentabilidad-riesgo de los cotizantes en sus AFP. Pueden tener otros defectos esos muchachos, pero ese defecto no lo tienen”, sostuvo.

En su opinión, la idea de Bachelet o sus asesores, al querer crear una AFP estatal, tiene que ver con que “está la expectativa de que el Estado podría lograr —y no veo otra forma— que a través de aportar recursos públicos podría generar mejoras de las pensiones de aquellos que están afiliados a una AFP”.

“Nadie lo dice pero yo creo que está en el implícito de esa propuesta, que es popular, que suena bien en un período electoral, que yo creo que es negativa para el país y que hay que decirlo con toda su fuerza. No solamente tiene un problema práctico la idea de una AFP estatal, a mí me parece que es sintomática de una cosa que está más en el fondo. Cuando a uno le toca hacer política puede concebirla como el ejercicio de decirle a la ciudadanía lo que la ciudadanía quiere oír. O como el ejercicio de llegar al convencimiento de que es lo mejor para el país y después tener la valentía de ir a persuadir, de ir a convencer, de ir a explicar las consecuencias que tienen las cosas, y el tema AFP ha sido un tema especialmente sensible en materia política, porque toca una hebra muy importante. El sistema de pensiones, lo saben ustedes mejor que yo, convierte muy bien ahorro en pensiones, pero, si uno no ahorra, el sistema de pensiones no puede dar buenas pensiones. Entonces, la alternativa de decir una AFP estatal es decir 'señores, para tener mejores pensiones si vivimos más años hay que ahorrar más, trabajar más años y tener menos años de jubilación' y eso, créanme, no es popular”, lanzó.

Y para el final dejó la misión y el compromiso de gobierno con la defensa del sistema. “El debate de pensiones tiene un componente técnico y, se los he dicho a muchos de ustedes, yo creo que ese componente técnico es importante, pero no se va a jugar ahí el partido. El partido se va jugar en la capacidad que tengamos nosotros como gobierno, los actores del sistema, de defender con convicción la filosofía que está en el corazón de este sistema. Y es que hay un pilar solidario, que nosotros como gobierno valoramos mucho y que, si tuviéramos otro gobierno, yo sería partidario de fortalecerlo, teniendo en consideración el efecto que eso tiene en las finanzas públicas, pero creo que hay que fortalecerlo. Pero la esencia de este sistema está en que la futura pensión que yo tengo depende de mi ahorro, de mi trabajo y de cuántos años yo trabaje y ahorre para tener una buena jubilación. El resto yo creo que simplemente son cantos de sirena”, dijo.

Jobet cerró el cuadro con una imagen política y la enseñanza. “Como gobierno vamos a hacer pública una propuesta de mejora del sistema de pensiones, pero queremos construir a partir de lo que se ha hecho. Yo creo que si hay una lección que Chile debe aprender de lo que pasó en el último tercio del siglo pasado, último tercio sobre el cual hemos reflexionado en el último mes, y es que los países avanzan cuando construimos a partir de lo que hicieron los que vinieron antes de nosotros. El sistema de pensiones puede tener imperfecciones, pero lo que debemos hacer es tomarlas y corregirlas, no volver a sistemas de reparto, no partir de cero cada vez, fue lo que tratamos de hacer en los ’50, ’60 y ’70 y las consecuencias ustedes las conocen, vivimos probablemente el periodo más doloroso de la historia reciente en Chile. Tenemos que construir gradualmente, tomar lo que tenemos que es perfectible, mejorarlo paso a paso y no poner en el debate público promesas que sabemos que son vacías y que sabemos que no van a ayudar a mejorar las pensiones”, concluyó.

El ministro confirmó, tras su presentación, que la propuesta del gobierno —que presentarán antes de fin de año— considera elevar las cotizaciones en las AFP, pero a costo de los empleadores, aumentar la base de cotización, medidas para reducir la evasión previsional e incentivos para postergar la jubilación. Sobre su crítica visión de la AFP estatal, también respondió:

—Ministro, cuando dice que está en contra de la APF estatal, ¿es porque usted cree que mucha gente se cambiará a la AFP estatal y eso provocaría un daño?
—No creo que genere un daño —responde—, a lo mejor la gente se traspasa, pero no generaría ningún beneficio, sería una promesa que generaría expectativas que después estarían frustradas.

—Pero si no va a provocar daño al sistema de pensiones y si tal vez no mucha gente se cambia, ¿cuál es el problema entonces en que exista la AFP estatal, si además las otras AFP a su juicio funcionan bien?

—Que se cree una AFP estatal no es un problema en sí mismo, el problema es ofrecer a la ciudadana la solución al sistema de AFP con una AFP estatal, porque es generar una expectativa con algo que no va a solucionar el problema.

Beneficios del sistema

El economista Rodrigo Fuentes, a cargo del estudio presentado en el seminario, explicó que, entre los impactos del sistema de pensiones creado en 1981, está un aporte de 4,86% del PIB en flujo de ahorro previsional obligatorio entre 1981 y 2012, además de aportar un 3,11% del PIB de ahorro total.

Junto con ello, indicó que la reforma de José Piñera ha tenido como efecto un alza de 5,7% en el PIB Per Cápita por el aumento de la inversión y un 8,8% por el incremento de la productividad y la eficiencia del mercado financiero. Esto, contrarrestado por un alza de 1,3% en el empleo, provocando que el efecto final en el PIB en los últimos 30 años sea de 8,55% de Producto.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV