Jueves, 30 de marzo de 2017 Actualizado a las 21:33

En noviembre cumplió dos años como gerente general de Cencosud

Jaime Soler: la apuesta de Horst Paulmann para dar vuelta Cencosud que se ganó la confianza del mercado

por 9 enero, 2017

Llegó cuando el holding acumulaba tres años con utilidades a la baja, su grado de inversión estaba amenazado y las acciones por los suelos. Pero bajo su liderazgo la empresa ha dado un vuelco y el mercado la ha premiado. En tan solo su segunda entrevista desde que asumió el rol, Soler cuenta los detalles de la reestructuración, su foco en desarrollar liderazgos, destaca que detrás del éxito hay un trabajo en equipo y habla de su relación con Paulmann. En la extensa conversación, el ejecutivo aborda asimismo en profundidad lo que significa estar al mando de una compañía con 55 mil trabajadores, el mayor empleador del país, durante un periodo en que el papel de la empresa privada está siendo cuestionado. “Chile se empoderó, creció, se desarrolló económicamente”, dice, al tiempo que señala que hay que aceptar que todo está cambiando y existe incertidumbre.

En noviembre de 2014, Horst Paulmann sorprendió al mercado cuando nombró a Jaime Soler como el nuevo gerente general corporativo de Cencosud.

Llegó cuando el holding acumulaba tres años con utilidades a la baja, su grado de inversión estaba amenazado y las acciones por los suelos.

Pero bajo su liderazgo la empresa ha dado un vuelco y el mercado la ha premiado.

A septiembre de 2016, Cencosud logró multiplicar en cinco veces la utilidad acumulada y en noviembre consiguió reducir la deuda del conglomerado a su nivel más bajo en tres años. Las acciones cerraron el año pasado con un alza de 38%, y los US$ 600 millones en bonos con vencimiento en 2025 tocaron máximos históricos. A esto se suma que Moody's Investors abandonó la amenaza de recortar la calificación crediticia de la compañía a nivel basura.

En tan solo su segunda entrevista desde que asumió el rol, Soler cuenta los detalles de la reestructuración, destaca que detrás del éxito hay un trabajo en equipo y habla de su relación con Paulmann.

Cabe recordar que Soler es el primer gerente general en 16 años que no viene del área financiera y el consenso, tanto al interior de la empresa como en el mercado, es que está en control del holding y tiene la confianza plena del controlador, algo no menor, dado el carácter difícil de Horst Paulmann.

Los que trabajan con él dicen que no solo posee las cualidades técnicas sino también una gran capacidad de liderar, una tremenda pasión por lo que hace y que ambas singularidades las transmite.

-¿Qué han hecho bien y mal?
-Es un trabajo de equipo. Hay que entender la historia reciente de Cencosud, una empresa de más de 50 años en el mercado, pero los últimos 10 años han marcado un crecimiento muy explosivo de la compañía, principalmente entre el año 2012, 2013, fueron años con crecimientos orgánicos-inorgánicos muy fuertes, donde pasamos de un naciente negocio de mejoramiento para el hogar en Argentina y supermercados en Argentina y en Chile, a operar en 5 países con múltiples formatos de negocios, como centros comerciales y negocio de retail financiero. Por eso yo siempre digo que Cencosud se convirtió en adulto muy rápido, siendo muy joven, y eso evidentemente tiene repercusiones y en esa situación nos tocó comenzar a liderar la compañía, siempre con el apoyo de un tremendo equipo y con el apoyo del presidente, el señor Paulmann.

La región tampoco ha acompañado mucho por la devaluación de las monedas y por las diferentes crisis que se están viviendo tanto en Argentina, en Brasil y, en menor escala, en los otros países. Si tuviera que destacar, yo creo que hemos trabajado en consolidar un equipo, hemos puesto mucho foco en el tema de la omnicanalidad y en el tema digital, nos hemos preocupado de la eficiencia y nos hemos desprendido de activos que eran prescindibles para nosotros, decisiones que históricamente Cencosud no tomó, como activos inmobiliarios y pequeños negocios que no eran core, que eran una pérdida de foco y de tiempo relevante. Hay que entender que al final el 70% de nuestra facturación está en el área de alimentos, con un negocio de real state en centros comerciales de muy buen nivel también, y acompañado de un negocio de tiendas para el mejoramiento del hogar que también lo hacen relativamente bien.

El empleador privado más grande del país

En la extensa conversación, el ejecutivo también habla en profundidad de lo que significa estar al mando de una compañía con 55 mil trabajadores y que se constituye en el mayor empleador del país, durante un periodo en que el papel de la empresa privada está siendo cuestionado. “Chile se empoderó, creció, se desarrolló económicamente”, dice, al tiempo que señala que hay que aceptar que todo está cambiando y existe incertidumbre.

Pero, junto con lo anterior, agrega que hay que “detenerse un poco y entender qué nos pasó, qué pasó con la institucionalidad de las compañías y de los políticos en los últimos años en Chile”. Y apunta que, entre los factores clave en el deterioro de la legitimidad, están los casos de colusión, el escándalo de La Polar y el aporte irregular a la política.

Sostiene que hay una nueva clase media con "mucho más cuerpo, mucho más sentido de pertenencia y también mucho más empoderada, y que a veces también entiende de derechos pero no tanto de deberes, pero es una realidad que hay que afrontar, porque es un país mejor preparado y económicamente mejor parado".

También efectúa una crítica a la institucionalidad. Dice que a veces, como sociedad, "nos pegamos balazos y no dejamos que la institucionalidad funcione. Por ejemplo, ante el requerimiento nuestro de los pollos, en 12 horas éramos totalmente condenados, y ni siquiera entramos a un tribunal. Yo no era gerente de Cencosud en ese momento, sí estaba en la empresa en otras áreas, pero sí tengo 20 años de comercio y tengo el convencimiento tal de la inocencia de la compañía ante este requerimiento. Pero está bien, existe el requerimiento y nos vamos a defender con fuerza, pero la condena pública ya está. Entonces, estos tres factores, como la clase media o cómo se comporta la masa frente a hechos donde aún no hay un dictamen... Imagínate que en enero del año pasado llamaron a no comprar en los supermercados por un requerimiento, entonces todo esto ha generado un nivel de desconfianza que es brutal, y la palabra 'abuso' está totalmente instalada en la agenda, y más aún frente a las grandes organizaciones".

Foco en desarrollar liderazgos

Soler ha puesto mucha de su energía en cambiar la cultura corporativa y dar relevancia al trabajo en equipo. Afirma que es clave “ser capaz de poner los liderazgos de cada uno a disposición de los equipos y, en ese sentido, hemos buscado ciertas características en los liderazgos. En nuestro caso, el desarrollo de liderazgos y el desarrollo de personas ha sido importante el último tiempo. Las definiciones que hemos tomado en el último tiempo nos han aportado en las mejoras que hemos encontrado en Cencosud en el tiempo. Hoy día veo un equipo más consolidado, con un norte sobre los negocios que queremos hacer, dónde queremos profundizar nuestros negocios”.

-¿En qué temas te metes y cuáles delegas?
-Soy un tipo formado en el comercio y creo entender bastante bien la dinámica del retail, y creo tener también la humildad necesaria para entender que hay temas en los cuales soy mejor que en otros. Uno tiene un límite de horas y cuando uno se sube al auto uno piensa “out of the box” y dice “qué aporté a mi compañía hoy”, o si hay valor en el cliente sobre lo que hice hoy, ¿marqué la diferencia en la compañía? Eso es lo primero que permanentemente me estoy cuestionando, y en esa dirección el tema digital para mí ha sido una obsesión y estoy muy metido ahí. En el tema de eficiencia también. Siempre hablo de que las compañías deben ser muy fit pero también muy sexy: muy atractivas, muy innovadoras, con noticias, con novedades para los consumidores de cara a su visita diaria. Después, el tema humano para mí es fundamental. Las confirmación de los equipos, un dream team es algo que yo le puedo aportar a la compañía, con un muy buen nivel de talentos, con gente que se quiera comer el mundo y que entienda los tiempos de lo que quiera aportar para la sociedad y la compañía.

También me meto y creo que soy parte de construir una compañía sana, que entienda los tiempos y que no se quede solo en la capacidad de empleabilidad o qué resultado le damos al accionista, porque eso finalmente es un resultante de una serie de comportamientos de cara a grupos de interés, en medio de los tiempos de Latinoamérica y Chile que especialmente lo requieren.

-¿Su receta para que las empresas mejoran su relación con la sociedad?
-Qué es lo que veo yo como solución: lo primero, preocúpate de tu gente, entrega las condiciones. Tenemos 55 mil trabajadores en Chile, somos la empresa privada con mayor cantidad de trabajadores en el país, el principal empleador privado. Si tu gente te quiere, la experiencia del cliente tiene muchas más posibilidades de ser buena si tu gente está contenta y quiere a tu empresa. La gente que va a defender a tu empresa. Lo segundo, trabaja en construir marcas sanas, honestas, transparentes, que sean capaces de sostener la promesa. Desde recursos humanos, comunicación, desde todo lo que hagas. Si yo pongo una página en el diario, hazte cargo, que la experiencia del consumidor sustente lo que tú estás prometiendo. Lo tercero es tener la capacidad de reconocer tus errores y actuar rápido. Si tienes 55 mil colaboradores, nosotros ahora estamos cometiendo un error en alguna caja, ¿cómo nos hacemos cargo de los mails que nos llegan de las quejas? La sociedad y el cliente acepta que uno se equivoque, lo que no acepta es que uno no sea capaz de dar una solución de manera rápida. Y, finalmente, para el accionista, el resultado es una consecuencia de cómo se maneja la compañía de cara a sus grupos de interés. Nosotros definimos 5 grupos de interés, y cada una de nuestras marcas trabaja en torno a esos grupos. Eso es como yo estoy viendo este tema, que lo encuentro sumamente complejo, los que tienen que dar la solución somos nosotros”.

-¿Cómo se traslada esto al gremio empresarial? ¿Es también el abuso algo autoinfligido?
-Haciéndonos cargo desde nuestra mirada. Nosotros tenemos un respeto importante por la institucionalidad y los gobiernos de turno, y creo que en especial Cencosud, y su presidente, ha sido muy respetuoso y siempre ha buscado apoyar. Por lo menos nuestra mirada es que este país comienza a tener nuevos liderazgos y nuestra generación sí entiende que el país ya tiene un per cápita de 20 mil dólares que te desafía de una manera diferente frente a lo que es la ciudadanía. Yo también creo que el crecimiento económico que tuvo Chile no tiene un sustento en un desarrollo educacional a la altura, y eso es importante también ir corrigiéndolo en el tiempo para ir haciéndonos cargo de eso. Veo un esfuerzo importante de los gobiernos en hacerse cargo en inversión, todavía no en resultados.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes