Miércoles, 22 de febrero de 2017Actualizado a las 00:44

Autor Imagen

El nefasto decreto de acceso a medicamentos en recetarios magistrales

por 17 febrero, 2017

En Chile hasta la década de los 80, la gran mayoría de las farmacias eran independientes, las cuales tenían un gran respeto y cercanía con la población, muchas veces aconsejando a aquellos pacientes que por recursos no podían ir al médico.

En ese tiempo un gran número de estas farmacias contaba con recetario magistral, que es un pequeño laboratorio en el cual el farmacéutico realizaba medicamentos a la medida de las personas, siempre bajo prescripción médica y a un precio muy inferior a los productos que se comercializaban por los laboratorios.

Pasando los años aparecieron las cadenas de farmacia que prácticamente sepultaron a las farmacias independientes, que hoy representan no más del 9% del mercado en ventas, favoreciendo con esto el monopolio y las malas prácticas de abusos de precios a los consumidores, como quedó en evidencia el año 2008 con la colusión de las farmacias y en el 2016 con la colusión de laboratorios para subir los precios de inyectables en ventas al Estado.

 En el 2016, después de una exhaustiva investigación en la Cámara de Diputados al mercado farmacéutico, se aprueba el informe elaborado por una comisión investigadora de la misma cámara, en el cual se señalan y exigen cambios urgentes en la modificación del Decreto 79, por considerarlo que va en contra de la salud pública de Chile, además de ser un impedimento a un mayor acceso de la población a medicamentos.

Después de un fuerte lobby de los laboratorios en el año 2010 sale a la luz el decreto 79, como guinda de la torta a un mercado ya monopólico y abusivo, que sepulta a los recetarios magistrales y les prohíbe elaborar medicamentos que interfieran con los intereses comerciales de los grandes laboratorios. Con esto se prohíbe elaborar las mismas dosis que los productos de marca y otras exigencias que caen en lo absurdo, como asignarles vencimiento de 40 días mientras en todo el mundo es de 6 meses a 1 año.

 Todo esto ha provocado que hoy sean muy pocas las farmacias que realizan esta labor. No quedan más de 75 recetarios de los más de 300 que había antes de este reglamento.

En el 2016, después de una exhaustiva investigación en la Cámara de Diputados al mercado farmacéutico, se aprueba el informe elaborado por una comisión investigadora de la misma cámara, en el cual se señalan y exigen cambios urgentes en la modificación del Decreto 79, por considerarlo que va en contra de la salud pública de Chile, además de ser un impedimento a un mayor acceso de la población a medicamentos.

Este nefasto decreto que cuenta con el rechazo del Colegio de Químicos Farmacéuticos de Chile, la agrupación de farmacias independientes AFFI, grupos de consumidores, agrupaciones de enfermos y ahora por la gran mayoría en la Cámara de Diputados, se encuentra a la espera de cambios por parte de nuestra autoridad sanitaria.

 $7.000 puede costar un preparado magistral de Celecoxib 200 miligramos, principio activo del medicamento Celebra, utilizado habitualmente para el tratamiento del dolor. Su valor en farmacias es de aproximadamente $40.000.

Otro ejemplo es el Ácido Quenodeoxicólico 250 mg. x 100 cápsulas utilizado para una enfermedad huérfana grave llamada Xantomatosis Cerebrotendinosa, tiene un valor de importación desde USA de alrededor de US$4.500 (aprox. $2.925.000), en Chile como recetario magistral tiene un valor de $150.000 las mismas 100 cáps.

Han pasado más de 5 meses desde que la Cámara de Diputados exigió modificaciones a esta reglamentación. ¿Qué más hay que esperar para que estos cambios se realicen?

 Por mientras seguirán esperando aquellos que el tiempo les juega en contra, los enfermos.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes