sábado, 20 de octubre de 2018 Actualizado a las 17:30

MERCADOS

Secuoya: la empresa más valorada en la Bolsa secundaria de España que dobló su valor y tiene 100 millones de euros para gastar

por 26 abril, 2018

Secuoya: la empresa más valorada en la Bolsa secundaria de España que dobló su valor y tiene 100 millones de euros para gastar
La firma acaba de conseguir un préstamo millonario, a la vez que construye una megaciudad de la tele en Madrid. Cerró el acuerdo con el 13 y en el verano repartió un dividendo histórico. Para los hispanos, en medio de las críticas, no hay motivos para estar tristes.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Dicen que hablaron con todas las productoras antes de definir que los españoles del grupo Secuoya serían los socios estratégicos de Canal 13. El canal reconoció una pérdida acumulada de más de $ 52 mil millones de pesos, algo que el mismo controlador del canal, Andrónico Luksic, admitió como doloroso, luego de ser enfrentado en Twitter por la situación que implicará la tercerización de varios servicios de la estación a los hispanos, acarreando con ello despidos masivos.

“Usted @aluksicc tan ávido en RRSS debería comentar acerca del masivo despido en Canal 13 y en buen chileno no hacerse el hueón” (sic), le espetó un usuario, a lo que el empresario respondió que “en los últimos 4 años, Canal 13 ha perdido 52 mil millones de pesos. Lo que la administración está haciendo hoy, es tomar todas las medidas, por dolorosas que sean, para intentar hacer viable el canal”.

Las pérdidas tocaron fondo ayer, luego que superaran los 26.400 millones de pesos. El mismo día el canal oficializó la alianza con los españoles. "Tras meses de negociaciones, el Grupo español Secuoya y Canal 13 firmaron un acuerdo marco de consultoría mediante el cual el primero se compromete a detectar soluciones de negocio para el canal. (…). La externalización de servicios audiovisuales surgió en respuesta a la crisis del sector y la necesidad de dar sustentabilidad a la industria televisiva abierta”, fue parte del comunicado, a la par que el ambiente con los trabajadores se ha seguido encrispando.

En línea con lo dicho por Luksic, la administración de la señal, que dirige Javier Urrutia, ha explicado que es urgente detener las pérdidas, que en sus peores meses llegaron a $ 1.700 millones por mes. Pese a la restructuración del área comercial, lo que –aseguran– les ha reportado mejores ventas, las medidas de racionalización –donde se suman los despidos, venta de activos prescindibles y la tercerización de servicios– son urgentes, porque el negocio para Luksic ha sido abiertamente malo y no quiere seguir poniendo un cheque en blanco en el canal todos los meses.

Pero para los españoles el negocio ha sido excelente. No el del 13, que aún no ha reportado los dividendos, sino el de tocar a la puerta de las televisoras europeas, y ahora también las latinas, para ofrecerles en medio de sus “dolorosas decisiones” una solución que, como bien dijo el canal, trae excelentes resultados.

En materia televisiva, lo que hace Secuoya no difiere de muchas productoras del ramo audiovisual, aunque su estrategia es claramente más agresiva. “Desde el año 2016, además, se está explorando el mercado audiovisual chileno para la explotación de otros negocios al margen de los contenidos, como son los servicios audiovisuales y externalización de servicios, el desarrollo de negocios digitales y otras áreas que permitan replicar el modelo de negocio de Grupo Secuoya en Chile”, consigna en su página web, anunciando –tras el acuerdo que los unió en 2015 con el Grupo Fábula– que irían por más.

Han replicado el modelo en Perú y el Colombia, donde, además, se asociaron con la agencia de noticias EFE. Su plan también contempla tomar protagonismo en México. Para eso acaban de nombrar un CEO para Latinoamérica, Alejandro Samanes, que debe dirigir la ambición del grupo, que surgió precisamente de su buena evaluación de la sociedad con Fábula. "Precisamente una alianza entre estas dos compañías ha propiciado la decisión de establecer una compañía para toda Latinoamérica que estará ubicada en Colombia, participada por ambos, que se encargue de todo el negocio de los países mencionados y consolide la expansión del mismo", han señalado.

¿De dónde sacaron tanto ímpetu en medio de las críticas tras su llegada al país? Seguramente su mirada está fuera. En España han sido exitosos. Y no solo desde el punto de vista de la creación de contenidos e incluso del control de señales, como TEN, sino también porque el mercado los ha acompañado.

El golpe en la Bolsa 

La compañía inició su actividad en 2007, pero no fue sino hasta 2011 que dio un salto definitivo. Entonces pidió cotizar en Mercado Alternativo Bursátil (MAB) de España, una bolsa donde transan empresas en desarrollo y con potencial de crecimiento.

Dentro de su prospecto de apertura de aquel momento, explicó que ello les permitiría mejorar sus ingresos y proyectar su apuesta: la ciudad de la tele. Veintidós mil metros cuadrados en Madrid para atender a sus clientes, con una inversión de 20 millones de euros.

La apertura no se hizo por falta de plata. En 2011 ya facturaban 21 millones de euros. Querían crecer, es lo que explicó su fundador, Raúl Berdonés. Solo un año más tarde la firma logró su primera pasada exitosa incorporando el capital del fondo “N+1”. Entonces le inyectó 20 millones de euros al grupo. Berdonés fue el empresario hispano más joven en liderar una apertura de bolsa en el MAB. Contaba entonces 34 años.

Berdonés tiene un blog donde afirma que la tele le gustaba de chico. Allí comenta que trabajó desde los 13 años y que se considera un emprendedor, aprovechando de dar sus consejos para no fallar en el intento. Allí también han colgado las noticias de su arribo a Chile.

Diez años después la capitalización bursátil de la firma se ha elevado en 126% y su cotización en el MAB ha sido un boom. La acción se ha convertido en una de las más recomendadas para inversionistas que buscan empresas en desarrollo y su capitalización así lo refleja, alcanzando los 87 millones de euros.

Una nota del diario español El País consignó en agosto del año pasado que su acción estaba entre las protagonistas del MAB, con un salto exponencial difícil de comparar, duplicando su valor bursátil. La celebración llegó también para quienes compraron papeles de la empresa. En enero anunció el reparto del dividendo monetario más alto de su historia, llegando a 2,5 millones de euros y reportándoles a sus accionistas una rentabilidad de 3%.

Eso, mientras en Madrid se alistan los detalles de la ciudad de la tele que soñaron en 2011 y celebran el acuerdo en Chile con el 13. Pero, como si fuera poco, los españoles tienen otro motivo de alegría. O de holgura. El grupo audiovisual acaba de cerrar un préstamo valorado en 100 millones de euros con Global Bankers Capital, un fondo americano que estrenó con la empresa sus operaciones en Europa: 65 millones de capital y otros 35 millones en concepto de líneas de crédito extra.

¿En que lo usarán? Salir de compras y aumentar su cartera de activos, señalaron medios españoles. ¿Implicará eso un interés futuro por el 13? Aún hay mucha tele que ver.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV