Viernes, 9 de diciembre de 2016Actualizado a las 18:07

Disidente cubano dispuesto a demostrar que es capaz de morir por sus ideas y su patria

por 26 marzo 2010

Disidente cubano dispuesto a demostrar que es capaz de morir por sus ideas y su patria
"Esta es un situación que no se le da todos los días a un patriota de poder demostrar a todo el mundo que es capaz de morir por sus ideas y por el bien de su patria", indicó Guillermo Fariñas.

El disidente cubano Guillermo Fariñas, en huelga de hambre desde hace un mes, se mostró hoy dispuesto a demostrar al mundo que es capaz de morir por sus ideas y por su patria para "desacreditar" al régimen castrista.

"Esta es un situación que no se le da todos los días a un patriota de poder demostrar a todo el mundo que es capaz de morir por sus ideas y por el bien de su patria", indicó Fariñas en declaraciones a radio Cooperativa.

El cubano, de 48 años, comenzó su huelga de hambre dos días después de morir el también disidente Orlando Zapata (fallecido el pasado 23 de febrero) para pedir al presidente de Cuba, el general Raúl Castro, como "gesto humanitario", que excarcele a 26 disidentes muy enfermos.

Según el opositor, su huelga de hambre es "la manera de desacreditar al régimen" de Cuba porque, explicó: "La muerte de Zapata la pueden poner como una casualidad, pero mi muerte ya sería una generalidad del comportamiento del Gobierno".

"Creo que lo que se va a lograr es que el mundo se percate de que los opositores políticos cubanos son eliminados desde hace más de medio siglo" apuntó.

Fariñas criticó la "supuesta solidaridad y humanitarismo" del Gobierno cubano hacia el exterior para "evitar que el mundo se fije en las barbaridades y crueldades humanitarias que hace hacia el interior".

El disidente cubano permanece desde el 11 de marzo ingresado en cuidados intensivos en el hospital provincial de Santa Clara, a unos 270 kilómetros al este de La Habana, donde su salud se estabiliza tras haber sufrido una parálisis renal durante 36 horas.

Preguntado por las críticas que su huelga de hambre ha suscitado entre el régimen cubano, que le acusa de iniciar una "campaña contra el Gobierno revolucionario de Cuba", Fariñas dijo que "la única campaña que hay aquí es la de la dignidad contra la indignidad que significan 51 años de totalitarismo".

El opositor explicó que está pidiendo "un gesto de buena voluntad por parte del Gobierno cubano" y recordó cómo durante la visita a la isla del presidente brasileño, Luiz Ignácio Lula da Silva, el pasado 23 de febrero, Raúl Castro lamentó la muerte de Zapata.

"Si su lamento no fue cínico, hipócrita y falso, para que no tenga que lamentar otras muertes, que por favor ponga a los disidentes en libertad para que no exista otro Orlando Zapata", concluyó Fariñas.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes