viernes, 19 de octubre de 2018 Actualizado a las 09:28

Opinión

Autor Imagen

La educación pública mutilada

por 26 agosto, 2016

La educación pública mutilada
La maduración de un sistema de educación mercantil, cuya base es un modelo mixto, donde el aumento exponencial de liceos particulares y particulares subvencionados ha ido en desmedro de los municipales o liceos públicos, no es más que el reflejo de los frutos de una crisis ya anunciada hace 10 años, cuando se realizaban las primeras tomas secundarias encabezadas por los pingüinos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Haciendo un poco de memoria, en el contexto de las masivas movilizaciones estudiantiles del año 2011, los estudiantes secundarios de aquel entonces se propusieron no rendir más la llamada prueba Simce. En ese entonces se realizaron funas y movilizaciones. Como consecuencia a estas acciones, varios estudiantes fueron sancionados por no dar la prueba y quedarse fuera del aula al momento de rendirla.

Ese mismo año, la Aces publicó su propuesta educativa, dentro de la cual desbarataba el concepto de “calidad” fuertemente arraigado en el vocabulario tecnocrático del Ministerio de Educación y de autoridades, como también al interior del movimiento estudiantil, en particular del universitario.

Desde entonces eso ha ido cambiando: pasamos de hablar de calidad a excelencia y luego a pertinencia educativa, término que comenzamos a utilizar con mayor recurrencia cuando instalamos la necesidad de que las comunidades educativas no solamente fiscalizaran ciertos aspectos del proceso educativo, sino también determinaran proyecto, malla, recursos y distribución.

Hoy sigue siendo un grupo selecto de “expertos” el que decide por sobre las comunidades educativas, operando bajo los mismos criterios detrás del viejo y desprestigiado concepto de “calidad”.

Para algunos parece indignante la salida de liceos emblemáticos e históricos de su posición de excelencia académica, los que han sido medidos por los mismos parámetros criticados anteriormente. Para nosotros, esto no es más que un reflejo de la crisis de la educación chilena, donde su principal herramienta, el Simce, hace años es cuestionada.

La maduración de un sistema de educación mercantil, cuya base es un modelo mixto, donde el aumento exponencial de liceos particulares y particulares subvencionados ha ido en desmedro de los municipales o liceos públicos, no es más que el reflejo de los frutos de una crisis ya anunciada hace 10 años, cuando se realizaban las primeras tomas secundarias encabezadas por los pingüinos.

Para algunos parece indignante la salida de liceos emblemáticos e históricos de su posición de excelencia académica, los que han sido medidos por los mismos parámetros criticados anteriormente. Para nosotros, esto no es más que un reflejo de la crisis de la educación chilena, donde su principal herramienta, el Simce, hace años es cuestionada.

Por lo tanto, el relato sobre la pérdida de la excelencia, que ha ido pujando hasta instalarse en el discurso oficial, no es más que un elemento sumatorio a la oleada criminalizadora del movimiento estudiantil. Si a alguien aún le cabe alguna duda, realicemos este breve repaso cronológico:

Primero. Durante estos últimos meses no solamente hemos tenido una oleada represiva, con procesos judiciales levantados contra estudiantes, en su gran mayoría menores de edad, sumados a la complicidad de los medios de comunicación, especialmente El Mercurio y La Tercera, con la publicación de reiteradas notas insidiosas atribuyéndole al movimiento estudiantil un carácter de vándalo y hasta terrorista.

Segundo. Otro elemento es el rol de los municipios, o actuales candidatos para las municipales, con la misma alcaldesa Tohá emprendiendo una querella contra menores de edad del Liceo Confederación Suiza o los reiterados allanamientos realizados a casas de dichos estudiantes, situación que hasta ahora está invisibilizada.

Tercero. El discurso que se ha ido instalando mediante diversas plataformas, sea prensa escrita, encuestas de opinión o discursos de autoridades políticas del oficialismo o de la oposición, busca acorralar al movimiento estudiantil y deslegitimar las demandas históricas que han sido transversales a la sociedad y críticas a los intereses empresariales o mercantiles, para reducirlas a acciones de grupos minoritarios y, así, desmerecerlas.

Habiendo hecho esta observación, creemos que es importante volver a delimitar el terreno del debate público sobre educación, donde ni la tecnificación del discurso ni la criminalización hacia sus participantes pueden primar.

Para nosotros, el acento debe estar puesto en la denuncia por la política gubernamental, encabezada por el Mineduc y su vocera, y refrendada durante el período presidencial anterior. Aquí se ha mutilado la educación pública traducida en elementos como el fortalecimiento de los sistemas de medición, la lógica del voucher que además se entrega según rendimiento medido por dichas herramientas.

Lo que esto genera es una lógica de competencia descarnada; el recorte de la malla curricular (eliminación de Filosofía y otras materias); el despojo de espacios democráticos de decisión para las comunidades educativas, lo que relega dicha responsabilidad a los tecnócratas del ministerio y sus think tanks.

A todo lo anterior, en complicidad con los sostenedores o fundaciones, se agrega el gran negociado de las ATEs (Asistencia Técnica Educativa).

Sin hacer mención a que el Ministerio de Educación se ha caracterizado por ser una cartera de mucho ruido y pocas nueces, donde las leyes emanadas no representan un ápice de lo levantado por el movimiento educacional y las medidas que se han tomado, como la destitución de la rectora Roxana Pey, demuestran la prepotencia con la que ha gobernado y sigue gobernando esta “Nueva Mayoría”.

Nos preguntamos –frente a todos estos elementos puestos sobre la mesa– si una ministra que también se da por enterada en la prensa de los problemas país, ¿no debería cuestionarse su rol y dar un paso al costado?

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV