Cambio Climático: Los datos duros - El Mostrador

Lunes, 19 de febrero de 2018 Actualizado a las 08:59

Opinión

Autor Imagen

Cambio Climático: Los datos duros

por 4 enero, 2018

En la actualidad los Centros de Investigaciones sobre el Clima de todo el mundo se focalizan en la medición de datos duros, verificables, sobre el Calentamiento Global. Como fruto de ello, hoy existe consenso que la humanidad enfrenta un grave peligro auto-infringido: Un Cambio Climático en marcha que afectará a todas nuestras maneras de hacer las cosas. En su manifestación más extrema este fenómeno podría poner en peligro la sobrevivencia de la humanidad en muchos lugares del planeta. Así de serio es el problema.

El Cambio Climático ha sido provocado por las actividades humanas desde el comienzo de la revolución industrial cuando iniciamos la combustión de combustibles fósiles y elevamos las emisiones de CO2 a la atmósfera. Esto ha sido establecido una vez más y de manera definitiva, entre otros, por el Informe del Programa de Investigación de EEUU sobre el Cambio Global, publicado en Diciembre de 2017 titulado Informe Especial de Ciencia Climática: Cuarta Evaluación Climática Nacional, Volumen I (US Global Change Research Programe, 2017. Climate Science Special Report: 4th National Climate Assessment, Vol 1, (https://science2017.globalchange.gov/).

Se trata de un documento trascendente, ya que por una parte deja sin sustento las afirmaciones negacionistas y poco serias del Presidente Trump y sus Asesores, y por otra, destaca las principales consecuencias que tendrá el calentamiento global. Por supuesto, dada la complejidad del problema, no afirma en particular que cualquiera de ellas vaya a ocurrir con seguridad en un momento dado o en un lugar determinado. Eso es imposible de predecir. Sin embargo, examina en detalle el estado del conocimiento sobre cada uno de los eventos climáticos que tendrían la mayor probabilidad de ocurrir, lo que nos parece de crucial importancia para orientar nuestras acciones en los próximos años.

En este nuevo año 2018, que recién comienza, confiemos en que los chilenos por fin reaccionaremos y aceptemos, incluso exijamos, cambios más profundos en nuestra matriz energética. Que abandonemos gradual y paulatinamente en los próximos 12 años el uso de combustibles fósiles y eliminemos al mínimo nuestras emisiones de gases con efecto invernadero especialmente el CO2.

El Informe, en 477 páginas nos presenta cientos de mediciones de datos duros concluyentes recopilados en las últimas décadas en todo el mundo, con especial referencia a EEUU. No los presentamos aquí por razones de espacio y por escaparse al objeto de este artículo, pero se pueden consultar con el link citado más arriba. Las principales conclusiones consensuadas por los científicos, basadas en las mediciones de datos duros realizadas al día de hoy, son las siguientes:

  1. La magnitud del Cambio Climático que tendrá lugar más allá de las próximas décadas dependerá principalmente de la cantidad de gases invernadero (especialmente CO2) que se emitan y se vayan acumulando globalmente. Si no se producen reducciones masivas en las emisiones, el aumento en el promedio de la temperatura global podría superar en 5°C la temperatura global existente en la época anterior a la Revolución Industrial (Siglo XVIII). Incluso podría ser una cantidad superior a esa hacia fines del presente siglo. Si logramos disminuir significativamente las emisiones, el aumento en el promedio anual de la temperatura global podría quedar limitado a 2°C ó menos, evitándose gran parte de los riesgos más peligrosos del Cambio Climático.
  2. La concentración de CO2 global atmosférico ha traspasado las 400 partes por millón (ppm), una cantidad que solo fue alcanzada hace más de 3 millones de años atrás, cuando tanto el promedio global de temperatura y el nivel del mar fueron sustancialmente mayores que los niveles actuales. La última medición, realizada el 30 de Diciembre 2017, (https://scripps.ucsd.edu/programs/keelingcurve) fue 407.35 ppm. De continuar ascendiendo las emisiones de CO2 en este siglo y más allá, podría llevarnos a una concentración atmosférica  de este gas no experimentada desde hace 10 ó 100 millones de años. Existe un amplio consenso que si ocurren mayores y más rápidas presiones sobre el Macro-Sistema Climático hacia el Calentamiento Global, mucho más grande será el riesgo de enfrentarnos a cambios no anticipados y a impactos ambientales imprevisibles, algunos de los cuales serán de gran envergadura e irreversibles.
  3. Los aumentos observados en las emisiones de CO2 durante los últimos 15-20 años han sido consistentes con patrones sostenidos de crecimiento industrial y económico. En 2014 y 2015, las tasas de emisiones descendieron, ya que el crecimiento económico fue afectado por la crisis económica, precios altos y se hizo menos carbono-intensivo. Sin embargo, en 2016 y 2017 aumentó nuevamente a una tasa aún mayor a la de 2013. En cualquier caso no podemos hacernos ilusiones ya que aunque consigamos tasas menores de emisiones como las de 2015 tales tasas no nos asegurarían disminuir la temperatura global promedio a niveles inferiores a 2°C por sobre los niveles pre-industriales.
  4. La temperatura del aire en la superficie terrestre de todo el planeta se ha elevado por lo menos en 1.0°C en promedio por sobre las temperaturas registradas en los últimos 115 años (1901-2016). El período actual, es el más caliente de toda la historia de la civilización moderna. Durante los últimos años se han roto los records en varios frentes relacionados al clima tales como calores y fríos extremos, y los últimos tres años (2015-2017) han sido los más calientes para el planeta desde que se llevan registros. Más aún, esta tendencia climática de calentamiento global continuará acentuándose en los próximos años.
  5. Además del calentamiento, existen muchos otros aspectos del clima global que están cambiando principalmente en respuesta a las actividades humanas. Miles de estudios llevados a cabo en las últimas décadas por investigadores de todo el mundo, han registrado cambios en las temperaturas de la superficie terrestre, en la atmósfera y los océanos; derretimiento de glaciares; disminución de las cubiertas de nieves eternas; adelgazamiento de las superficies de hielo sobre el mar; elevación del nivel del mar; acidificación de los mares; y aumento del vapor de agua atmosférico.
  6. El promedio global del nivel del mar se ha elevado alrededor de 14 a 18 cm desde 1900, con la mitad de esa elevación, 7 a 9 cm, ocurrida desde 1993 a la fecha. El Cambio Climático causado por las actividades humanas ha sido el principal responsable de este aumento del nivel del mar. Este aumento es el más grande ocurrido en cualquier siglo anterior en al menos los últimos 2.800 años. Este aumento, además, está afectando seriamente las costas de todo el mundo, en particular por la incidencia de marejadas e inundaciones periódicas en muchas costas del Caribe, Golfo de México, Sudamérica, EEUU, Asia y el Pacifico.
  7. Una cuestión crucial a tener en cuenta es la lentitud con que ha reaccionado nuestro Macro Sistema Climático en los últimos 150 años, ante las enormes presiones que han ejercido los aumentos constantes de las emisiones de gases de efecto invernadero. Esta lentitud ha generado una inercia en los procesos en marcha y por esa razón a nuestro Macro-Sistema Climático le será imposible detener el avance del Cambio Climático. Es decir, será inevitable que el nivel del mar siga ascendiendo al ritmo de 2.0-2.4 metros por cada grado Celsius que aumente  la temperatura global. De allí la importancia de evitar a toda costa que aumente más allá de 2°C.
  8. La elevación del nivel del mar se espera que continúe elevándose en al menos 5 centímetros en los próximos 15 años y en más de 1 metro a fines del siglo XXI. Incluso hay predicciones científicas que indican que un aumento hasta de 2 metros no está fuera de las posibles opciones. Por ello, los científicos Norteamericanos están alertando a sus Instituciones y Gobierno que el aumento del nivel del mar en EEUU será mayor en las Costas del Este y en el Golfo. ¿Y en Chile, dónde? Nuestros científicos o el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada de Chile aún no nos han dado información predictiva o probabilística al respecto. En el ámbito mundial, la situación más dramática se está experimentando en Yakarta, Capital de Indonesia. Debido al cambio climático, el Mar de Java se está elevando y el clima cada año es más extremo. A comienzos de Diciembre 2017 una torrencial tormenta tropical en pocos minutos transformó las calles de Yakarta en tormentosos ríos y paralizó completamente a esta enorme ciudad de más de 30 millones de habitantes.
  9. Otra cuestión preocupante se refiere a los cambios que ocurrirán en las características de los eventos climáticos extremos. Esta cuestión es de la mayor relevancia tanto para la seguridad de las vidas humanas y conservación de los ecosistemas naturales y su biodiversidad, como para las infraestructuras, calidad y cantidad del agua disponible, para el consumo humano y para las actividades agrícola-industriales. Por ejemplo, las lluvias torrenciales están aumentando en intensidad y frecuencia en muchos países del mundo, incluido Chile, y se espera que sigan aumentando aún más. Los cambios más grandes se han observado en el Este Norteamericano, en las Islas del Pacífico, en el Caribe. En Chile, a menor escala, en las zonas cordilleranas del Norte, Centro Sur y zona Central.
  10. Las olas de calor extremos están ocurriendo mucho más frecuentes desde 1960, Los años con record de temperaturas altas extremas serán cada vez más comunes ya que los promedios de temperaturas anuales continúan elevándose. En la superficie terrestre en el período 1901-2016 la temperatura anual promedio aumentó 1.0°C. Para las próximas décadas (2021-2050) los científicos estiman que estas temperaturas se elevarán por lo menos en 1.4°C, con respecto a lo registrado en el pasado reciente (promedio de 1976-2005).
  11. La incidencia de grandes incendios forestales han aumentado desde la década de los 80s en todo el mundo, en particular en Chile y en la zona oeste de EEUU (California- la cual es una región bioclimática melliza con la zona central de Chile desde Coquimbo a Valdivia). Todo hace prever que estos incendios continuarán aumentando en número, intensidad y daños a medida que vaya cambiando el clima lo que tendrá enormes repercusiones en vidas humanas, infraestructuras, redes de energía eléctrica, viviendas, salud y en los ecosistemas regionales.
  12. El derretimiento temprano de las nieves en la primavera y la menor acumulación de nieves que ello provoca, es una tendencia que se está generalizando en muchos lugares del planeta. La resultante es que afecta seriamente la cantidad de recursos hídricos disponibles. Se estima que esta tendencia continuará en aumento por lo cual se concluye que si no se hacen cambios profundos para la conservación del agua en los actuales sistemas nacionales de administración de los recursos hídricos, ocurrirán sequías crónicas, de muy larga duración. En otras palabras Mega-Sequías como la que ya está afectando a nuestro país desde hace varios años. Éste es un escenario resultante muy probable para muchos países antes del fin del siglo 21.

Estas doce conclusiones principales nos confirman que el Cambio Climático ha sido inducido por las actividades humanas y que nos afectará por el resto del siglo y más allá. No se trata de un fenómeno natural que aparezca cíclicamente. Por lo tanto, no puede haber justificación alguna  para no aplicar de inmediato medidas correctivas dirigidas a des-carbonizar nuestra economía de aquí al año 2030. Es urgente que, con las tecnologías ya disponibles, apliquemos medidas concretas de mitigación, seguidas por programas de adaptación que nos aseguren una transición energética que deje atrás el consumo de combustibles fósiles. Esta es la única manera de combatir los efectos del Cambio Climático, los cuales se sabe serían los más rotundos de la historia de nuestra civilización, ya que afectarán no sólo a nuestros patrones de producción y consumo sino también a nuestros estilos de vida.

En este nuevo año 2018, que recién comienza, confiemos en que los chilenos por fin reaccionaremos y aceptemos, incluso exijamos, cambios más profundos en nuestra matriz energética. Que abandonemos gradual y paulatinamente en los próximos 12 años el uso de combustibles fósiles y eliminemos al mínimo nuestras emisiones de gases con efecto invernadero especialmente el CO2. Confiemos, también, que 2018 resulte ser el año en que empezamos a madurar ambientalmente y en el cual, por fin, tomamos en serio los riesgos a que nos induce el Cambio Climático.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes

Plan Individual

Anual:
$89.900
Semestral:
$49.900
Trimestral:
$24.900
Mensual:
$9.900

Plan Empresa

Anual:
$700.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 1.200.000)

Semestral:
$400.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 600.000)

Trimestral:
$200.000

hasta 10 usuarios
(valor normal 300.000)

Mensual:
$80.000

Hasta 10 usuarios
(valor normal 100.000)