Domingo, 4 de diciembre de 2016Actualizado a las 20:07

Cree que el díscolo candidato puede ser el continuador de Bachelet

Gonzalo Martner desliza posible apoyo a MEO y critica la actual dirección del PS

por 29 noviembre 2009

Gonzalo Martner desliza posible apoyo a MEO y critica la actual dirección del PS
Desde España, donde ejerce el cargo de embajador desde diciembre de 2008, hace un duro análisis al desgaste que sufre la Concertación, la falta de sintonía que tiene con la gente y la ausencia de proyectos claros que ofrecer, lo cual se refleja en el alto apoyo que tiene la Presidenta Bachelet en relación a la escasa adhesión del candidato oficialista. Además, rechaza los análisis que hacen referencia a que una de las consecuencias para esta crisis en el oficialismo, es la existencia de disidentes que se alejaron de partidos del conglomerado de Gobierno.

El actual representante del Gobierno en España y ex presidente del PS, Gonzalo Martner, sostiene que para que la Concertación tenga futuro se debe “innovar”, ya que “lo que se desgasta hay que oxigenarlo, renovarlo y darle nuevas características sin renunciar a una identidad política”.

Estima, además, que la coalición gobernante se equivocó al elegir a un ex Mandatario como Eduardo Frei por sobre una figura nueva. “Figura nueva, por ejemplo, es Marco Enríquez-Ominami, u otras que pudieran haber emergido. No se hizo y ahora se pagan los costos”, precisa en una entrevista a El Mercurio.

Martner sostiene que la crisis en la Concertación se da por tres motivos: por desgaste, por pérdida de la sintonía con las aspiraciones de la opinión pública y ausencia de proyectos de futuro que entusiasmen. Sin embargo, un cuarto referente, el tema de los disidentes, lo deja afuera porque es “la manera estalinista de ver la política”.

Respecto a que MEO hubiese sido mejor candidato que Frei para representar la coalición, el embajador afirma que “deberían haber sido los dos candidatos, sin que ello significase ruptura, descalificaciones como ha habido, ni la creación de un clima de división. Nos podríamos haber ahorrado todo eso con unas primarias auténticas, o bien con la participación desdramatizada de una candidatura de centro y otra candidatura de centroizquierda laica en primera vuelta, con compromiso de apoyo mutuo en segunda. Había dos mecanismos posibles. No se usó ninguno de los dos y lo que tenemos es un desequilibrio”.

Asimismo, cuestiona el valor de las primarias que dieron como triunfador al senador DC, debido a que cuando se hacen en dos regiones y no existe un debate televisado “me parecen que no son las que corresponden. Primaria fue aquella que se realizó entre Ricardo Lagos y Andrés Zaldívar, eso fue una primaria. Hoy en día el electorado de la Concertación está claramente dividido. Hay que asumir la situación y reafirmar la pluralidad del conglomerado, al mismo tiempo que desterrar todas las prácticas de descalificación y clientelismo político”.

El dirigente socialista también menciona ser partidario que los jóvenes, los que tienen 40 o menos años, tomen la conducción de la Concertación en la etapa que viene.

“Marco Enríquez-Ominami tiene menos de 40, él verá cuáles son sus opciones, pero claramente puede ser uno de los liderazgos jóvenes que la Concertación necesita para renovarse. Sólo los que están obsesionados por el sectarismo y la descalificación pueden decir que Enríquez-Ominami es hoy en día uno de los liderazgos de la centroizquierda chilena”, señala.

También discrepa con las voces del Gobierno y de la Coalición que sostienen que Frei es el único capaz de dar continuismo al Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet.

“Aquí no hay nadie que sea el único en representar nada. El que pretenda actuar a nombre de los demás, sin considerar a los demás, y aplastando a los demás, no tiene nada que ver con el espíritu de la Concertación”, explica. En ese mismo sentido, afirma que Meo podría ser el continuador de la obra de la Mandataria.

Discrepancia con la conducción del PS

Martner, quien fuera timonel del socialismo en 2003 y que fue removido de su cargo en 2005 por una maniobra de Camilo Escalona, asumiendo la labor de líder de la disidencia, critica fuertemente la labor que ha tenido la actual directiva del partido tanto en la elección de Frei como en el éxodo que ha tenido de importantes dirigentes y militantes de sus filas.

“La dirección política del PS se dedicó a boicotear de manera poco elegante la candidatura presidencial eventual de Ricardo Lagos y no le prestó ningún apoyo político real a la de José Miguel Insulza”, menciona.

El diplomático asegura que llama la atención la “oferta de lealtad e incondicionalidad a un candidato”, pero no a otros que provienen de las mismas filas, pero que al final terminan alejándose de la colectividad.

“Estimo además que es completamente contradictorio pedirle al electorado socialista que adhiera a una candidatura que tiene palabras más bien desdorosas respecto de la figura histórica del socialismo que es Salvador Allende”, sostiene.

En una de las partes de la entrevista, Martner deja en evidencia su discrepancia con la conducción que tiene actualmente el partido, encabezado por Camilo Escalona, ya que expresa palabras de buena crianza para aquellos que abandonaron su militancia.

“Mi afecto incondicional a Jorge Arrate, de toda una vida, lo mantengo; mi afecto y admiración por lo que ha hecho Marco Enríquez-Ominami es total; mi amistad con Alejandro Navarro es muy fuerte, y debo decir que no tengo afectos hacia quienes han querido reducir la política hacia un afán de control personal”, aclara.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes