Domingo, 4 de diciembre de 2016Actualizado a las 11:06

Cinco magistrados de la Sala Penal analizarán fondo del encausamiento

El destino del caso Frei en manos de la Corte Suprema

por 17 diciembre 2009

El destino del caso Frei en manos de la Corte Suprema
El proceso por el homicidio del ex Presidente entró en una etapa decisiva, luego que ayer el tribunal de alzada capitalino rechazara los recursos de amparo presentados por dos de los encausados como autores del delito. Y aunque el juez Madrid quedó fuera el caso temporalmente, abogados de uno u otro lado quemarán todas sus naves en los alegatos para lograr sus objetivos.

Desde que Augusto Pinochet murió en 2006, los pasillos del Palacio de Tribunales no habían visto tanto movimiento por una causa relacionada con violaciones de Derechos Humanos. Y es que ayer, el caso Frei tuvo de todo en un corto margen de tiempo durante la mañana.

Mientras la Octava Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago rechazaba los amparos presentados por el ex chofer del Mandatario, Luis Becerra y el ex agente de la CNI Raúl Lillo -ambos procesados como autores del homicidio- y por tanto continuaban procesados y en prisión preventiva, la Primera Sala del tribunal de alzada acogía a trámite la recusación presentada por el ex médico de la DINA, Pedro Valdivia contra el juez Alejandro Madrid, dejándolo momentáneamente fuera del caso, siendo reemplazado por Mario Rojas. El doctor mencionado está encausado en calidad de cómplice.

Sumado a lo anterior, ayer se interpusieron dos amparos más. Uno del facultativo Patricio Silva, también procesado como autor del crimen, y otro del propio Valdivia. Básicamente, la estrategia de los abogados de estas cuatro personas es llegar a la Corte Suprema, para que el alto tribunal se pronuncie sobre el fondo del dictamen. En otras palabras, que los cinco magistrados que componen la Segunda Sala en lo Penal, diriman si los argumentos entregados por Madrid, permiten configurar el delito de homicidio y la participación de los mencionados.

Caras y corazones

Actualmente, la instancia está compuesta por los ministros Hugo Dolmestch, Jaime Rodríguez Espoz, Carlos Künsemüller, Nibaldo Segura y Ruben Ballesteros. Respecto de los tres primeros, existe un criterio de fallo a favor de condenar a responsables en materia de Derechos Humanos. Los dos restantes pertenecen al ala conservadora del máximo tribunal y son proclives a la aplicación de la prescripción en procesos de este tipo.

De esta manera, cuando los amparos “suban” al tercer piso del ala poniente del Palacio de Tribunales, la lógica indica que los procesamientos de Madrid debieran ser confirmados al ser rechazados los amparos apelados.

Sin embargo, no todo podría ser color de rosa para el juez del caso Frei. Y esto porque ayer el presidente de la Octava Sala de la Corte de Apelaciones, Juan Manuel Muñoz Pardo, abrió una pequeña ventana, luego de votar en contra de mantener el procesamiento del ex agente de la CNI Raúl Lillo a diferencia de sus dos colegas, Amanda Valdovinos y Humberto Provoste.

En sus argumentos Muñoz Pardo golpeó duramente los razonamientos usados por Madrid para encausar, señalando que no estaba probado el “hecho punible” -es decir, el homicidio- ni menos la participación del ex espía, por lo que la “presunción fundada” de que ambos hechos están conectados, no estaba probada. Según Muñoz Pardo, no existe “de modo alguno que Lillo Gutiérrez haya formado parte en la ejecución del hecho de una manera inmediata y directa, sea impidiendo o procurando impedir que se evite; tampoco se ha probado que haya forzado a otro a ejecutarlo ni se ha acreditado que haya habido concierto para la ejecución del ilícito o que haya facilitado los medios para perpetrarlo”.

Túnel del tiempo

Abierta esta puerta y pese a los criterios resolutivos de los ministros de la Sala Penal, no está claro cuál será el resultado luego que los abogados de Becerra y Lillo –Carlos Feller y Jorge Balmaceda, respectivamente- y luego de los médicos Silva y Valdivia -Luis Valentín Ferrada y Claudio Feller- se sienten en el estrado para tratar de revocar los cargos.

Para Álvaro Varela el abogado querellante de la familia Frei, es sólo un trámite más dentro de las garantías procesales de los encausados.

En los pasillos de tribunales los comentarios sobre las falencias del procesamiento de Madrid y la suspensión momentánea de que fuera objeto, son debate obligado.

Sin embargo, para Álvaro Varela el abogado querellante de la familia Frei, es sólo un trámite más dentro de las garantías procesales de los encausados.

“Para el caso de la recusación del ministro Madrid, sólo se acogió a tramitación y una sala de la Corte de Apelaciones debe resolverlo, esperemos en el corto plazo. Y acerca de los amparos hay que esperar los alegatos y la resolución que debiera confirmarse, porque los argumentos del ministro son sólidos y concordantes sobre el homicidio del ex Presidente Frei”, dijo al ser consultado por este diario.

Una opinión distinta tiene Valentín Ferrada y Feller, para quienes la resolución dictada por Madrid no establece los presupuestos mínimos para imputar un delito de estas características a sus representados y se manifestaron esperanzados que los ministros de la Sala Penal acogerán sus razonamientos.

Actualmente, los procesados en calidad de autores son el ex chofer de Frei Luis Becerra, el ex CNI Raúl Lillo y el médico Patricio Silva; como cómplice el ex médico de la DINA Pedro Valdivia; y en calidad de encubridores los patólogos de la UC Helmar Rosenberg y Sergio González.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes