Lunes, 5 de diciembre de 2016Actualizado a las 13:37

La Dirección del Trabajo fiscalizó cuatro canales de televisión abierta

Chilevisión se expone a multas por infracciones a la ley laboral

por 23 diciembre 2009

Chilevisión se expone a multas por infracciones a la ley laboral
El canal de Sebastián Piñera no se salva de los vicios que tocan a toda la industria televisiva: jornadas extensas sin pago de horas extras, guionistas y técnicos subcontratados o en régimen de honorarios, sin isapre ni AFP. Actores que cobran usando facturas como si fueran empresas. Todo al margen de la ley que regula especialmente a este medio.

El  25 de noviembre al mediodía un equipo de la Dirección del Trabajo (DT) encabezado por Hernán Larrain  y Sergio Urrea, llegó hasta la entrada de Chilevisión en calle Inés Matte Urrejola. Venían a fiscalizar por orden de la directora, Patricia Silva (PS), quien semanas atrás se había reunido con tres de los sindicatos que agrupan a los trabajadores de la industria audiovisual: actores guionistas y técnicos.

Pero el recibimiento no fue bueno. Los guardias no quisieron dejar entrar a la comitiva, a pesar de que mostraron sus credenciales. Obviamente el resultado de la suma Canal de Piñera + infracciones laborales no era una buena noticia para la empresa. “Creyeron que era una maniobra de campaña y no querían dejarnos pasar, pero después se allanaron sin mayores problemas”, cuenta un testigo. El cambio de actitud ocurrió después de que fuera solicitada la presencia de Carabineros.

Chilevisión ya enfrentó una huelga en septiembre de 2006 y perdió la demanda por despido injustificado a Igor Contreras Jeria, primo de Michelle Bachelet, en enero de este año. Pero las cosas no han cambiado sustancialmente. La gran mayoría de los técnicos, guionistas, actores y varios “rostros” siguen trabajando con boletas de honorarios. Algunos actores extienden facturas, convirtiéndose ellos mismos en empresas.

“Lo que les quita el porcentaje que les correspondería por derechos de autor, porque las empresas no tienen derechos de autor”, explica Jorge Ramírez, quien ha sido guionista, entre otras series, de Los Venegas, y también presidente del sindicato que los agrupa.

“Creyeron que era una maniobra de campaña y no querían dejarnos pasar, pero después se allanaron sin mayores problemas”, cuenta un testigo. Claro que el cambio de actitud ocurrió después de que fuera solicitada la presencia de Carabineros.

La falta de contratos que incluyan el pago de las leyes sociales permite que ocurran una serie de irregularidades: “Un porcentaje bastante alto trabaja sin sujeción horaria, no se respetan las 45 horas semanales y si hay horas extraordinarias no se pagan”, revela un dirigente sindical quien asegura que la situación es transversal en los 4 canales grandes de televisión abierta (Chilevisión, Mega, TVN y Canal 13) que fueron fiscalizados entre los días 25, 26 y 27 de noviembre.

Y eso que el 16 de agosto de 2003 se promulgó la ley 19.889 que regula la contratación de los trabajadores “de artes y espectáculos”, que incluye a todos los eslabones de la industria televisiva. El espíritu de la ley considera que el medio tiene tiempos distintos al de una empresa convencional y por eso permite hacer contratos por “un plazo fijo, por una o más funciones, por obra, por temporada o por proyecto”, pero eso no implica que el contrato omita el pago de la Isapre y la AFP, como efectivamente ocurre en la mayoría de los casos.

Según Margarita Marchi, maquilladora premiada con el Pedro Sienna por su trabajo en “Tony Manero” y presidenta del Sinteci, sindicato que agrupa a los técnicos de la industria, “en el caso de los guionistas la excusa es que como trabajan desde su casa no existe subordinación y dependencia. Pero ellos tienen jefes a quién responder y plazos que cumplir. La ley es suficientemente clara al respecto”, dice.

Escondiendo a la gente

En el caso del gremio que ella representa, la figura más habitual es la subcontratación. En canal 13, por ejemplo, todo el equipo técnico y los actores de la teleserie juvenil “Corazón Rebelde” fueron contratados por Alce Producciones, la empresa de Alex Bowen (hermano de Sebastián) y los sueldos bajaron a la mitad en relación a cuando el staff pertenecía al canal.

Pero el caso que mejor ilustra la desprotección de la gente involucrada en este medio es el de Roos Films. La productora de “Casado Con Hijos” se declaró en quiebra en julio de este año, sin que los trabajadores recibieran indemnización. Por eso el Sinteci encabeza una demanda contra Mega en la justicia laboral, amparados por la ley de subcontratación.

De esta acción legal se retiraron casi todos los guionistas “por miedo a quedarse sin trabajo en el resto de los medios, esta industria es muy pequeña y es fácil que te cierren las puertas”, explica Jorge Ramírez.

Sin embargo, la intervención de la DT podría cambiar las cosas para bien según Ramírez: “Cuando se mete la Dirección del Trabajo, las cosas se arreglan rápido”, y recuerda el caso de un guionista que denunció a Kike 21, la productora de Kike Morandé, a quien le pagaron inmediatamente después.

La inspección a los canales de televisión fue bien recibida por los trabajadores de las estaciones y no hubo mayores problemas salvo el descrito con Chilevisión y otros en Mega, donde según testigos “trataron de esconder gente para que no declarara”. Jorge Ramírez cuenta que “una animadora de Canal 13 declaró que boleteaba aunque estaba embarazada”.

En la DT se excusaron de hablar hasta que no salga el dictamen, lo que debería ocurrir a fines de esta semana o principios de la próxima. Los canales se exponen a multas que van de 1 a 20 UTM por cada trabajador afectado. Con todo, los canales pueden pedir reconsideración de las multas En ese caso, la estrategia de los sindicatos es tener la resolución de la DT para presentarla como argumento principal en los tribunales del Trabajo.

Nota de la Redacción: Pese a que miembros de un sindicato de Chilevisión y otras fuentes afirmaron a El Mostrador que durante la inspección laboral mencionada se debieron hacer presentes fuerzas policiales, una vez leído este artículo el departamento de Relaciones Públicas de la estación televisiva nos hizo llegar una misiva referida a lo que consideran inexactitudes de la misma. Estos son algunos de sus párrafos:

..."Es muy importante para nosotros puntualizar que; primero: la fiscalización a la cual alude la nota escrita por el Sr. Saleh, se realizó el día 25 y 26 de noviembre, y no el 16 de diciembre como  precisa el texto. Además, cabe aclarar que dicha visita fue llevada a cabo por los señores Hernán Larraín y Sergio Urria y no por el Sr. Pablo Leiva, quien no visitó Chilevisión, ya que ese día él fiscalizó a Canal 13. Sin embargo, y por razones que no nos explicamos, su nombre aparece mencionado en la crónica.

Segundo; no es efectivo que los guardias hayan impedido el ingreso de los fiscalizadores y menos aún que hubo presencia de personal de Carabineros de Chile en nuestras dependencias, situación falsa que vuestra nota relata como un hecho verídico. Personal de Chilevisión se limitó a requerir la correspondiente acreditación que constata el rol de fiscalizador.

Al mismo tiempo, los dirigentes sindicales del canal se mostraron extrañados de aparecer como fuentes, negando cualquier participación o colaboración en este artículo. Es más, insistieron que recién se enteraron de la fiscalización cuando esta se estaba realizando.

Chilevisión respeta plenamente los derechos de autor y de intérpretes consagrados en la legislación Chilena, desmintiendo las acusaciones hechas en el cuerpo de la nota que, claramente no tienen fundamentos.

Además, Chilevisión no ha sido notificado a la fecha de ninguna resolución de la Dirección del Trabajo, por lo que nos extraña la información que maneja su medio de comunicación".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes