Miércoles, 7 de diciembre de 2016Actualizado a las 09:26

Se condicionaría aprobación de nombres para el CNTV y TVN en la Cámara Alta

Senadores de oposición presionan a Piñera para que venda Chilevisión

por 8 abril 2010

 Senadores de oposición presionan a Piñera para que venda Chilevisión
“Con los modales propios de la democracia” los parlamentarios de la Concertación que ayer almorzaron con Cristián Larroulet, ministro de la Segpres, le hicieron ver la fuerte inconveniencia de que Piñera siga teniendo un canal de televisión y a la vez ejerza su derecho a nombrar cargos claves en la industria. Para algunos necesita el apoyo de la Cámara Alta y aunque el tono estuvo lejos de ser confrontacional, quedó claro que los votos no están seguros.

Ayer fue un día clave en el Senado. Quedaron constituidas las comisiones por área que van a funcionar durante  los próximos cuatro años. Y paralelamente, fue el primer encuentro cercano de Cristián Larroulet,  titular de la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), con los senadores de la Concertación. Al almuerzo con el ministro encargado de conseguir los votos para que las leyes se aprueben, sólo faltaron dos de los 20 parlamentarios que la oposición tiene en la Cámara Alta.

Uno de los temas tratados fue el nombramiento de Iván Andrusco como director de Gendarmería, a pesar de aparecer vinculado al “caso degollados”. Lo de Andrusco era inevitable debido a que explotó sólo  hace algunos días, pero hubo un tema  “de fondo” que inquietaba mucho más a los parlamentarios y sobre el cual “esperamos que haya tomado nota, porque amerita una reunión aparte”, según comenta un senador socialista.

Se trata del evidente conflicto de interés que se abre para Piñera cuando es él quien tiene que tomar dos decisiones clave para la industria de la televisión, de la que es parte como dueño de Chilevisión.

El primo en el Consejo

Hoy en el Aula Magna de la Universidad Central, Jorge Navarrete (DC) hará su última intervención pública como Presidente del Consejo Nacional de Televisión (CNTV), el organismo que regula y sanciona a los canales de televisión.  Navarrete tiene que dejar su cargo por ley el 11 de abril. Y Piñera debe nombrar al sucesor. Por su parte,  el Senado puede  ratificar la propuesta de los otros 10 integrantes que componen el organismo, que dejó Bachelet. Sin embargo, el actual  gobierno la  congeló, lo que implica la inclusión de nuevos nombres.

Larroulet, según testigos del encuentro, sólo se limitó a escuchar y no dio ninguna respuesta tajante.

Piñera ya zanjó el primer obstáculo, aunque de manera no muy elegante. Pidió un plazo de 30 días para nombrar un presidente y dejó a su primo hermano, Herman Chadwick Piñera, quien es el actual vicepresidente, como el hombre al frente de la institución. Un parlamentario de oposición afirma: “Le hicimos saber a Larroulet que la presencia de Chadwick representa un fuerte conflicto de interés: primero, es su primo hermano  y segundo es el presidente de Copsa, la agrupación de carreteras concesionadas, un área por estos días muy sensible comunicacionalmente”.

Además, Piñera tiene otro flanco abierto. Este es en relación a TVN. La ley le permite nombrar al Presidente del Directorio, pero es el Senado quien debe ratificar a un nuevo director en reemplazo de José Antonio  Galilea (RN), quién renunció para asumir en el Ministerio de Agricultura. Y sin la mesa completa no se consiguen los votos necesarios para elegir al director ejecutivo que reemplace a Daniel Fernández. Fuentes de la industria aseguran que uno de los que seguramente volverá a TVN es Mario Conca, que habría decidido partir de Chilevisión para quedarse como Director Ejecutivo o presidente del Directorio del canal público.

¿Control de la información?

Siguiendo el estilo sinuoso de la política, los senadores de oposición se abrieron a la posibilidad de no entregar los votos necesarios, mientras el Presidente no venda Chilevisión.

“Con los modales propios de la democracia, le hemos planteado al ministro nuestra aprensión. Le dijimos que nos parecía absolutamente inconveniente lo que está sucediendo con Chilevisión”, afirma el senador Mariano Ruiz Esquide (DC).

Y agrega que “dado que el presidente además va a tener injerencia en el nombramiento del CNTV y en el directorio de TVN, significa que prácticamente el 70% de la televisión chilena va a estar en sus manos, si a eso le sumamos que Mega y los otros canales son proclives al Presidente de la República y lo mismo los diarios, estamos en una situación extremadamente complicada para el país. Sería muy grave que se produjera este predominio de la información y cuando el país pierde la posibilidad de optar por noticias y comunicación, estamos al borde de un gobierno que controle la información y el conocimiento en las personas”.

Larroulet, según testigos del encuentro, sólo se limitó a escuchar y no dio ninguna respuesta tajante.

Por lo demás, a Piñera se le abrirían más conflictos si decide mantener la propiedad de Chilevisión. Específicamente cuando haya que aprobar la ley que reforma el CNTV y con ello el sistema de concesiones para introducir la televisión digital, así como cuando deba conseguir el apoyo del Congreso para la ley que introduce cambios a TVN.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes