Sábado, 10 de diciembre de 2016Actualizado a las 03:20

Por episodio registrado en junio de 2001

Arzobispado estudia denuncia por intento de abuso sexual contra Premio Nacional de Educación Hugo Montes

por 13 mayo 2010

Arzobispado estudia denuncia por intento de abuso sexual contra Premio Nacional de Educación Hugo Montes
El testimonio de Eduardo Williams señala que tenía 15 años cuando el diácono y entonces rector del en el colegio San Esteban Diácono de Vitacura, se habría sobrepasado con él en su oficina. El hecho fue denunciado ante el 33 Juzgado del Crimen, quedando el caso sobreseido temporalmente.

El Arzobispado de Santiago estaría investigando oficialmente la denuncia de un diseñador gráfico Eduardo Williams, quien acusa al Premio Nacional de Educación 1995, el abogado Hugo Montes Brunet, de haber intentado abusar de él cuando tenía 15 años.

De acuerdo a una investigación de la Escuela de Periodismo de la Universidad Diego Portales, Williams, quien es nieto del ex decano de la Universidad de Chile Rolando Chateauneuf, presentó los antecedentes hace una semana a la entidad eclesiástica, donde relató los hechos ocurridos hace nueve años al sacerdote Raúl Hasbún.

La información, publicada este jueves en el sitio de Ciper Chile, señala que el denunciante acudió al arzobispado debido a que Montes es diácono y depende directamente del cardenal Francisco Javier Errázuriz.

El testimonio señala que los hechos se registraron en 2001, cuando Williams cursaba primero medio en el colegio San Esteban Diácono de Vitacura, del cual Montes era rector.

“En mi declaración insistí mucho en que uno cuando es chico no ve la maldad”, dijo el joven, al explicar por qué resolvió recurrir a un organismo de la Iglesia casi una década después, y luego de haber estampado una denuncia por abusos ante Carabineros tras ocurridos los hechos, debiendo entregar su versión  en esa época ante el 33 Juzgado del Crimen de Santiago.

"Hugo Montes se ganó la confianza de toda mi familia desde que estaba en quinto básico en uno de sus colegios. Hasta ese día era como el 'tío' de todos. Mis padres lo querían harto porque nosotros íbamos siempre a misa al colegio y él era el diácono", dijo.

Tanto el denunciante como su familia descartan en forma tajante que estén buscando una compensación económica. “Por algo recurrimos ahora al Arzobispado y no a la justicia”, dijo Williams.

Como responsable de las pesquisas, el padre Hasbún le solicitó la comparecencia de testigos que avalen su versión, un elemento esencial para abrir una investigación eclesiástica formal.

La denuncia complica aún más a la Iglesia Católica chilena, ya golpeada por las denuncias en contra del ex párroco de la Iglesia del Sagrado Corazón de El Bosque, Fernando Karadima.

El testimonio

La invetigación sostiene que todo ocurrió el viernes 15 de junio de 2001, dos semanas después de haber llegado a su nuevo colegio.  El joven recuerda que Montes ingresó a su sala y le pidió permiso al profesor de matemáticas para llevárselo a la rectoría. Una vez en su despacho, el rector le pidió que se sentaran en un sillón. Quería conversar sobre cómo estaba enfrentando la separación de sus padres y su integración en el San Esteban.

Según Williams, el rector poco a poco comenzó a acercarse, pero él no se alarmó, ya que Montes solía abrazar a sus estudiantes. De pronto, la situación cambió cuando Montes acercó la cabeza a su pecho y lo besó en la mejilla. “¿Somos o no somos amigos?”, afirma que le preguntó el rector.

Williams dice que, sorpresivamente, Montes lo besó en la comisura de los labios, intentando acercarse a su boca. "Yo sólo atiné a ponerme de pie… Se me tiró encima y esto lo conté en el Arzobispado y no supieron describirlo bien en la transcripción. Pero después me pasaron el papel para leerlo y precisé para que quedaran claros los detalles".

Dos documentos que datan de 2001, describen la situación. El primero es una declaración hecha por él mismo ante una unidad de Carabineros de Vitacura el 16 de junio de 2001, al día siguiente de su encuentro con Montes en la rectoría.

En su comparecencia ante el 33º Juzgado, Williams relató que cuando hablaban “Montes me dijo que le diera un abrazo de amigo y me abrazó, pero no era un abrazo de amigo, ya que como que intentaba acercarme más a él, me apretaba mucho, luego me dio un beso en la boca, yo me levanté, quedé como en blanco, luego pensé que había sido un error de él, y me preguntó por mi hermano (…). Luego me despedí de él y me abrazó nuevamente como inmovilizándome y me dio dos besos más en la boca y me metió un dedo en la boca y trato de meterme nuevamente el dedo en la boca y yo hacía fuerza con mis dientes para impedírselo, sonó el teléfono y me soltó y yo me fui, pero antes él me dijo que lo viniera a ver más tarde”.

El padre de la víctima, Eduardo Williams, Valero, dijo que "la denuncia la hicimos de inmediato porque sentí que Hugo Montes había hecho abuso de la confianza que yo y mi hijo depositamos en él". Y sostuvo que luego de lo ocurrido resolvió que nunguno de sus dos hijos volviera a poner un pie en los colegios del diácono.

El 27 de septiembre de 2001 Montes compareció al tribunal por la denuncia en su contra, oportunidad en la que reconoció que se reunió con Williams en la rectoría, pero negando el intento de abuso señalado en la denuncia.

Dijo además que se reunió con el padre del menor. "Llegamos a la conclusión que hubo un malentendido, que jamás hubo intención deshonesta en mi actitud hacia el hijo del denunciante que era alumno del colegio San Esteban, llamado Eduardo Williams de 15 años. Debo hacer presente que es efectivo que llegamos a un acuerdo, y que el denunciante consideró que no había delito en mi actitud y estuvo de acuerdo en presentar un escrito de desistimiento”.

Luego del desistimiento de la parte denunciante, en diciembre de 2001 la jueza Eleonora Domínguez dictó el dobresimiento temporal de la causa.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes