Domingo, 11 de diciembre de 2016Actualizado a las 06:44

Colomistas y kasistas intentan poner distancia con Pablo Jofré

El candidato a presidir la UDI que todos ningunean

por 2 julio 2010

El candidato a presidir la UDI que todos ningunean
Sorprendió a todo el mundo cuando decidió postular a la presidencia gremialista y, por alguna extraña razón, todos lo observan desde la lejanía. Pero la peor parte de su aparición se la lleva el timonel Juan Antonio Coloma, quien aspira a reelegirse por un nuevo periodo, porque entre quienes lo apoyan estiman que Jofré es producto de la “débil” conducción del senador. Durante su gestión –dicen- se habría incubado un estado de desorden cuyo síntoma es este candidato sin ninguna viabilidad.

Las elecciones internas de la UDI han adquirido cada vez un tono más confuso. Si bien el hecho de que compitan dos candidaturas es percibido como una señal de democracia partidaria, ésta imagen se vio desmedrada con la sorpresiva aparición de un tercer aspirante a encabezar la colectividad: el ex candidato a diputado por el distrito 17 Pablo Jofré Rivano. Los más críticos dentro de la tienda sostienen que “indudablemente” esto refleja “un desorden interno, producto de la debilidad en la conducción de (Juan Antonio) Coloma”.

Pero, como era de esperar, los colomistas no se hacen cargo de esta crítica que, por lo demás, no es nueva al interior de la UDI. No es un secreto que desde hace varios meses el actual timonel viene enfrentando una retahíla de murmuraciones en contra de su gestión. Aunque ahora, igual que antes, sus adherentes atribuyen este florecimiento de candidaturas a una política de apertura, asegurando que esto “demuestra la amplitud del partido”. Y, de paso, plantean que “no existe ninguna posibilidad” de que Jofré mine de alguna forma la repostulación del senador.

Así las cosas, entre los adherentes de Coloma se cierran a asumir la responsabilidad que entre sus propias filas le atribuyen al senador por “el desorden”, que estiman, se ha incubado en estos casi dos años de conducción. Incluso no faltan los que afirman que la UDI ha perdido protagonismo, pese a ser el partido oficialista más grande. Al punto que aseguran sin complejo que, en agosto, votarán por el actual timonel sólo porque representa “el mal menor” y no porque tengan la convicción de que sea la mejor carta para presidir al gremialismo.

De hecho, postulan que durante este período el partido ha terminado por distanciarse definitivamente del mundo popular y que, en cambio, representa como nunca “a una derecha tradicional y conservadora”.

En el entorno del senador le atribuyen al aspirante la calidad de “satélite de Kast”, y que apuntaría a debilitar la imagen del timonel.

Por otra parte, tanto entre los colomistas como entre los kasistas intentan poner distancia con Jofré. Y si en algo coinciden ambas candidaturas es en pronosticarle “cero opción”. Lo que no quita que entre estos últimos tengan la convicción de que “si a alguien puede afectar en términos de votos es a Juan Antonio Coloma”. Lo que sólo provocaría la disminución de la distancia que esta vez pronostican con el diputado José Antonio Kast. Pues la apuesta de los adherentes del senador es aumentar la distancia conseguida el 2006 frente al diputado, que en esa oportunidad alcanzó la inesperada cifra de 36,5 por ciento. Y tan seguros están de lograr ese objetivo que niegan de plano el rumor, surgido entre sus propios seguidores, de que le habrían ofrecido a Jofré un cargo relacionado con el estamento poblacional del partido para que bajara su inminente candidatura. “Jamás”, afirma inapelablemente una alta fuente del entorno de Coloma.

Quién es Jofré

En el entorno del senador le atribuyen al aspirante la calidad de “satélite de Kast”, y que apuntaría a debilitar la imagen del timonel. Cosa que, aseguran, no preocupa particularmente porque no cuenta con el respaldo para ello dentro del Consejo General, que es el que finalmente elige al presidente del partido. Además, un colomista agrega con algo de saña que este novato aspirante “fue un desastre como candidato a diputado, porque bajó a su mínima expresión la votación del partido en Conchalí”, aludiendo a su performance en las últimas parlamentarias.

Mientras tanto, en el círculo de José Antonio Kast admiten que en la pasada elección Pablo Jofré apoyó al diputado, “sólo de corazón, porque no votaba”. Plantean que esa es toda la cercanía que tienen Jofré y Kast. Y se hacen eco del rumor acerca de que Coloma le habría ofrecido un cargo para que desistiera de su candidatura. Pero sus adversarios cuentan que fue el diputado quien respaldó la fallida candidatura parlamentaria de Jofré, quien además es el director de la Fundación Simón Yévenes, cuyo directorio integra también el brazo derecho de Kast, el diputado Felipe Ward.

Por otro lado, una fuente colomista afirma no entender que Jofré esté intentando posicionarse como el candidato del mundo poblacional, dado que “es un conocido empresario”. Según relata, el candidato es el dueño de la empresa de señaléticas Dorman y sólo está ligado a la UDI a través de la Fundación Simón Yévenes. Su empresa, añade, se ganó la licitación del MOP para venderle al ministerio los conos con que al inicio del Transantiago se dividieron las vías exclusivas para el transporte público. Y como broche de oro, explica que “apareció en el partido en la época del caso Spiniak, porque estuvo involucrado en las investigaciones que hizo la UDI en esa época. Era el personaje que la prensa conocía como el empresario del mercedes negro”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes