Domingo, 11 de diciembre de 2016Actualizado a las 22:27

Desde esta semana Gonzalo Cordero asesora al titular de Defensa

Allamand recluta a estratega comunicacional de Lavín

por 4 marzo 2011

Allamand recluta a estratega comunicacional de Lavín
Para nadie en la derecha ha pasado inadvertida la decisión del ex senador, pues uno de los socios de la agencia Azerta junto a Cristina Bitar, es reconocido por su cercanía con el titular de Educación a quien acompañó durante sus infructuosos intentos por llegar a La Moneda. El abogado gremialista, experto en estrategia política, será quien mueva los hilos comunicacionales detrás del ministro, quien parece haber aprendido que la buena llegada con la UDI es clave para tener pretensiones mayores en el sector.

Por más que en el gobierno intentan contener la carrera presidencial al interior del oficialismo, lo cierto es que son varios los ministros que esperan con ansia, o incluso preocupación, mes a mes, el resultado de las encuestas. Más allá de que las cifras de la última Adimark no eran buenas para la coalición gobernante, constituyó la partida oficial de la disputa interna de RN por la precandidatura con miras a La Moneda. Por primera vez, los más probables aspirantes a reemplazar a Sebastián Pieñera, desde su propia colectividad: los ministros Rodrigo Hinzpeter y Andrés Allamand se midieron desde una misma plataforma, el gabinete. Todo indica que el titular de Defensa se tomó bien en serio la posibilidad de concretar su anhelo, por lo que a su prominente staff de asesores integró a un antiguo conocido experto en comunicaciones: el abogado Gonzalo Cordero Mendoza, quien se suma a otros del nivel de Harald Beyer y Luis Hernán Paul.

Cordero y Allamand son ya viejos conocidos. De hecho, el ex senador compartió con el también decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Andrés Bello en el equipo más estrecho del dos veces candidato presidencial de la UDI, Joaquín Lavín, conocido como “los samuráis”, durante el segundo intento fallido del actual titular de Educación por llegar a La Moneda, el año 2005. En esa época, Andrés Allamand, defendió con uñas y dientes la opción del ex alcalde gremialista, oponiéndose incluso a la decisión de RN de levantar la figura de Sebastián Piñera. Su lealtad provocó que se acercara aún más a algunos próceres del gremialismo y “fue bien recompensada” recuerdan en la UDI e incluso admiten sus detractores de RN, pues en compensación el gremialismo no le opuso candidato en la carrera senatorial, lo que aseguró su elección. Posteriormente, su relación con la ex diputada Marcela Cubillos contribuyó a una mayor cercanía con la tienda de Lavín.

Pues bien, ahora Allamand optó por incluir en su equipo de asesores a Cordero –uno de los dueños de Azerta Comunicación Estratégica, donde también participa la ex jefa de campaña de Lavín, Cristina Bitar. Y si bien en el entorno de Allamand, el miércoles celebraban la buena aprobación con que figura en el sondeo Adimark dado a conocer ese día, en el círculo de Cordero reconocen con humildad que eso no fue efecto de la asesoría, que comenzó de lleno recién esta semana. Cordero fue quien condujo la comunicación estratégica de las campañas de Lavín y fue el jefe político de las mismas. Es reconocido en la UDI no sólo como un experto en esta materia, sino también en estrategia política. Lo que calza muy bien con las aspiraciones que el propio titular de Defensa ha hecho públicas en más de una ocasión de ser quien reemplace a Piñera en un próximo período de su sector en La Moneda.

En todo caso, “no está nada mal” reconocía una fuente de RN, que Allamand haya sacado 58 por ciento de aprobación, cuando aún no cumple los dos meses en el cargo. Un punto menos que su par de Interior y compañero de partido, Rodrigo Hinzpeter, que además viene bajando en aprobación sostenidamente desde noviembre, según el mismo sondeo. “Está en el sexto lugar de los políticos mejor evaluados, detrás de Hinzpeter, y viene recién llegando”, insistió la misma fuente.

Allamand versus Hinzpeter

Y dado que Allamand tendrá que lanzar su plataforma presidencial, según sus más optimistas partidarios, desde la cartera de Defensa, lo primero que tendrá que hacer Gonzalo Cordero con su larga experiencia en el tema es “amarle un buen equipo de comunicaciones” y ocuparse directamente de este aspecto en la gestión del ministro. Aún cuando nadie ha dicho directamente que Cordero sea quien le vaya a montar la estrategia comunicacional con ese objetivo a Allamand, lo cierto es que en el entorno del ex senador esperan que haga una “pega” parecida a la que hizo con Lavín, “pero mejor”, dice un funcionario de La Moneda, medio en broma y medio en serio, aludiendo a que el ministro de Educación nunca concretó su aspiración de llegar a ser Presidente de Chile.

Y dado que Allamand tendrá que lanzar su plataforma presidencial, según sus más optimistas partidarios, desde la cartera de Defensa, lo primero que tendrá que hacer Gonzalo Cordero con su larga experiencia en el tema es “amarle un buen equipo de comunicaciones” y ocuparse directamente de este aspecto en la gestión del ministro.

Por lo pronto, en RN se está cimentando cada vez más la idea de que los precandidatos internos, pensando en una primaria con la UDI, son Allamand y Hinzpeter y que los otros nombres que se han mencionado, como los senadores Alberto Espina, Francisco Chahuán o Lily Pérez, “no tienen ninguna oportunidad en esta pasada”. En ese contexto, dicen, se entiende que Allamand haya recurrido a la experiencia de una figura como la de Cordero. Y, a la vez, comienza a tomar fuerza la idea de abanderizarse con uno u otro. La ventaja de Allamand sobre Hinzpeter, dice un observador interno, es que el primero “no necesita demostrar que es un líder político potente, sino que tiene que demostrar que tiene un liderazgo moderno”; mientras que el jefe de gabinete de Piñera “está más preocupado de proyectar un liderazgo de estadista”.

Por otra parte, en RN recuerdan que Andrés Allamand siempre ha sido un político de partido, con una larga trayectoria, y está rodeado de gente que lleva muchos años trabajando “en y por el partido” por lo que “se le tiene mucho cariño”; en cambio, Hinzpeter ha reclutado figuras nuevas, “que nadie conoce”, para que “lo acompañen en su cruzada por llegar a La Moneda”. Y admiten que aunque no existe una campaña interna formal, la gente del partido está comenzando a definirse lentamente. Ahora, lo que sí es cierto es que ambos representan al sector más liberal de Renovación Nacional, por lo que habrá que esperar a ver a quién unge el timonel más conservador de la derecha, Carlos Larraín.

Noticias Relacionadas

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes