martes, 16 de octubre de 2018 Actualizado a las 01:12

Cita pública de Pablo Zalaquett con candidato independiente prende las alarmas en el oficialismo

Matthei bajo el temor del efecto Parisi

por 16 agosto, 2013

Matthei bajo el temor del efecto Parisi
Aunque la propia abanderada oficialista bajó el perfil a la cita entre el candidato de la UDI por Santiago Poniente y el candidato presidencial independiente Franco Parisi, lo cierto es que el asunto causó temor en la Alianza. Según algunos, puede ser el comienzo de una escalada de actos protagonizados por candidatos queriendo repetir la hazaña. Y eso podría resultar contraproducente para las aspiraciones del oficialismo de pasar a segunda vuelta.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Cuando en la pasada elección presidencial emergió la figura de Marco Enríquez-Ominami, un sector de la Concertación vaticinó que con esos comicios terminaba un largo ciclo de gobiernos bajo el signo del arcoíris. Dicho y hecho. Algo similar está ocurriendo ahora en la alianza oficialista que, adicionalmente, llegó a su última abanderada, Evelyn Matthei, en medio de un proceso complejo y doloroso. La unidad a la que apeló Andrés Allamand para justificar su respaldo a la candidatura gremialista parece difícil en un escenario en que no sólo se juega un nuevo período en La Moneda, sino también mantener, o incluso aumentar, los escaños en el Congreso, en una disputa parlamentaria que se avizora como la más competitiva en muchos años. Por eso que la imagen de Franco Parisi se convirtió sorpresivamente en un problema difícil de enfrentar para la derecha, sector con el que muy a pesar del economista, es relacionado por la ciudadanía. En este escenario, su campaña inevitablemente perjudica a la de la aspirante del gobierno.

En el oficialismo están más que conscientes de lo que Parisi puede significar para sus aspiraciones de pasar a la asegunda vuelta. Y aunque también tienen la convicción de que sus votos son indispensables para Matthei, si logra sortear la primera barrera el 17 de noviembre, existe inquietud respecto de cómo abordar el complejo escenario que se dibuja con los candidatos al Congreso que observan, con zozobra, que la figura del economista parece estar creciendo en la opinión pública. Por lo que su respaldo puede hacer la diferencia entre llegar o no al Congreso. Las encuestas que se manejan le dan entre 10 y 15 puntos, con la posibilidad de seguir creciendo. De ahí que para algunos sea éste el momento de generar alianzas estratégicas que aseguren un escaño que cada vez es más difícil dar por alcanzado. En este contexto, se interpreta la cita pública que ayer jueves sostuvo el aspirante a reemplazar a Jovino Novoa, por la UDI, en Santiago Poniente, el ex alcalde Pablo Zalaquett, con Parisi.

La cita entre Zalaquett y Parisi complicó el escenario justo cuando en el comando de Matthei se diseña la puesta en escena del proceso de inscripción, gracias al cual se espera dar una fuerte señal de unidad en la Alianza.

Alrededor de las 11:30 de la mañana se reunieron a compartir un café, en el centro de la capital. Las alarmas se encendieron en la Alianza cuando se supo de la cita y comenzaron los llamados para conocer el objetivo de la misma y cómo se gestó. Lo cierto es que en el entorno de Parisi se comenta que ésta es sólo la primera de varias contempladas con candidatos al Congreso de todos los sectores. El economista ha explicado, a quien quiera oírlo, que está dispuesto a entregar su respaldo a todos los que se lo pidan y compartan con él una mirada similar en temas fundamentales para un futuro gobierno. Y aunque en el oficialismo prefirieron bajar el perfil al encuentro, preocupa que otros aspirantes al Parlamento sigan el ejemplo de Zalaquett, porque genera la sensación de que “no hay suficiente confianza en que bajo el paraguas de Matthei se puede ganar. Y eso no es bueno para la candidata”. Después de todo, digan lo que digan en la UDI y aunque insistan en culpar a Allamand de la bajada de Laurence Golborne, en la tienda admiten que esa sensación de que no estaba siendo competitivo y que eso podría afectar la parlamentaria, fue lo que selló su salida de escena. Sensación que los hechos confirmarían ahora que el gremialismo levantó su candidatura al Senado.

Estrategia: bajarle el perfil

Como sea, la cita entre Zalaquett y Parisi complicó el escenario justo cuando en el comando de Matthei se diseña la puesta en escena del proceso de inscripción en el que se espera dar una fuerte señal de unidad en la Alianza. Consciente del efecto que esta reunión puede provocar en su sector, el ex alcalde aclaró que “estoy seguro que ella (Matthei) va a ver con buenos ojos esta conversación, porque ella también tiene una mirada amplia del Chile del futuro”. Y explicó que durante la reunión le pidió a Parisi que no lleve candidatos a diputado en la circunscripción de Santiago Poniente. Por su parte, el economista reiteró lo que se ha convertido en un verdadero mantra de su campaña y es que “nosotros estamos dispuestos a apoyar las buenas ideas, vengan de donde vengan” y que lo principal es que Zalaquett “está dispuesto a conversar. Si yo soy Presidente y —ojalá usted sea senador—, vamos a tener un gobierno de unidad nacional. (…) Ahora estamos en veredas distintas, pero se tienen que juntar en algún momento. El diálogo con la ciudadanía es importante, pero con quienes quieren ser los actores del futuro en la política es mucho más importante. Tenemos puntos de discordancia, pero tenemos un 80 por ciento de puntos de concordancia”.

Pese a la explicación de Zalaquett para dar sentido al encuentro y a que la propia abanderada oficialista intentó bajarle el perfil, las suspicacias en el sector subsisten y la inquietud prevalece. Porque no faltan los que, tanto en la UDI como en Renovación Nacional, no pueden dejar de percibir el gesto como una señal de que el ex alcalde tiene dudas acerca de su superioridad frente a Allamand y “quiere colgarse de la popularidad que está ganando Parisi para asegurarse el triunfo”. Los más críticos estiman que, aunque no es bueno abrir discrepancias al interior del sector, habría que “llamarle la atención” a Zalaquett, porque su actitud podría ocasionar una escalada de actos con candidatos queriendo apostar por una foto con el economista. Y si bien su respaldo en una eventual segunda vuelta sería positivo, a estas alturas podría generar la impresión de que la candidatura de Matthei no es tan competitiva.

No obstante, la abanderada intentó zanjar ella misma el tema, asegurando que estaba en conocimiento de la polémica cita con anterioridad y que de ninguna manera ésta podría confundir al electorado, considerando que Parisi también compite por llegar a La Moneda. En el marco de la sesión de fotos que sostuvo el jueves en la tarde con candidatos de la UDI y RN, la abanderada bajó el perfil a la reunión: “Es parte de la democracia y quiero decir que lo hizo absolutamente con mi conocimiento y también con mi aprobación. No tengo ningún problema. (…) Todo el que quiera aportar, todo el que quiera dialogar, bienvenido sea”.

Sin embargo, en RN la molestia es aún mayor, porque —según argumentan— “si Allamand hubiera hecho lo mismo, hubiera quedado la embarrada. Habrían dicho que quiere boicotear la candidatura de la Matthei, aunque pidió explícitamente, en el consejo, que el partido la apoyara. Y lo que Zalaquett quiere es sacarle algunos puntos de ventaja, juntándose con Parisi. No quiere perder ni pan ni pedazo”. Adicionalmente, en la casona de Antonio Varas especulan que el ex alcalde necesitaba este gesto público, pues “está urgido, porque Allamand resultó más competitivo de lo que él y la UDI esperaban”.

La molestia también pasa porque, si bien en el partido están convencidos de que los votos que logre captar Parisi son indispensables para una segunda vuelta, han intentando evitar acercamientos, justamente, para que desde la UDI no se les atribuya el estar metiendo una cuña que pudiera afectar a la candidata. Al punto, que están conscientes de que circula el rumor de que la tienda habría gestionado la posibilidad de llevar de candidato a la Cámara Alta en la Octava Región al hermano de Parisi, Antonino, pero lo descartan de plano, con el argumento de que una jugada como esa podría “molestar a Matthei”. Por lo mismo, no cayó nada bien en el partido que se baje el perfil a la cita entre Zalaquett y Parisi.

Y mientras en el oficialismo sus dirigentes debaten cómo enfrentar estas salidas de libreto, para el economista este escenario es pura ganancia. Ello, porque con su discurso de independiente trata de amarrar todos los apoyos que pueda conseguir, vengan de donde vengan. Todo suma. Así como esta vez se reunió con Zalaquett, tiene en carpeta “gestos” a otros candidatos. Lo que sí está claro es que, se quiera admitir públicamente o no, la más afectada podría ser la abanderada oficialista. Algo de lo que están conscientes en la Alianza.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV