martes, 16 de octubre de 2018 Actualizado a las 02:00

La carrera por la sucesión del Fiscal Nacional es el telón de fondo

Las tesis internas en la Fiscalía para explicar el misil de Chahuán contra Ayala

por 10 agosto, 2015

Las tesis internas en la Fiscalía para explicar el misil de Chahuán contra Ayala
La investigación contra el Fiscal Oriente por, supuestamente, filtrarle información del caso SQM al ex ministro del Interior Rodrigo Peñailillo, estremeció al Ministerio Público, donde mencionan que se trata de un caso inédito. Detrás de todas las explicaciones de esta jugada aparecen los cargos de poder de la institución, los cuales deben renovarse en los últimos meses del año.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La escandalera política generada por los casos de financiamiento ilegal de partidos y campañas electorales ha tenido consecuencias en varias instituciones, las que hoy aparecen cuestionadas por las irregularidades. Es el caso del Servicio de Impuestos Internos (SII) y también del Ministerio Público, que en el último tiempo se ha enredado en las operaciones políticas para salvar a ciertos sectores. Prueba de ello son las jugarretas en que se ha inmiscuido el fiscal Alberto Ayala, mismas que hoy lo tienen con una investigación abierta en su contra.

Hace dos semanas, durante el Consejo General de fiscales en La Serena, Sabas Chahuán expuso los antecedentes que apuntaban a Alberto Ayala como el origen de las filtraciones sobre el caso Penta-SQM desde el organismo hacia el ex hombre fuerte de La Moneda, Rodrigo Peñailillo.

La raíz de esa decisión está en el testimonio de Cristián Vargas, ex subdirector jurídico del SII.  Este señaló que por terceras personas se había enterado de que Ayala le entregaba información al Ministerio del Interior, antes de febrero de este año, cuando la causa fue asumida por Chahuán.

El lunes pasado la Fiscalía Nacional informó la apertura de una investigación penal contra el Fiscal Regional Metropolitano Oriente por filtrar información, en un caso que, de comprobarse, cuestionaría la efectiva autonomía de la Fiscalía respecto del poder político.

La “sorpresa” fue para los actores políticos y los imputados en las causas Penta, SQM y Corpesca, que observan atentos los movimientos del Ministerio Público con la mirada fija en la próxima elección del Fiscal Nacional. En octubre la Corte Suprema enviará la quina a la Presidenta Michelle Bachelet, quien  deberá escoger a uno y tener el respaldo de dos tercios del Senado.

En ese marco, al interior de la Fiscalía se manejan tres interpretaciones para explicar la jugada de Chahuán contra Ayala. En todas, el apego del Fiscal Oriente a los cargos de poder es un factor que se considera. Fuentes internas del Ministerio Público señalan que es “capaz de cualquier cosa” con tal de ganar una disputa o quedarse con un cargo. A eso agregan que no es un hombre muy querido al interior de la institución, lo que explican por su dificultad para establecer relaciones sociales.

Ayala, al “perder posicionamiento” en la Región Metropolitana, dicen quienes suscriben esta tesis, se presentó en Antofagasta. De quedar en la terna, Chahuán lo nombraría, ya que “es una promesa” –señalan fuentes que conocen la interna de la Fiscalía Nacional– y, de paso, “descongestionaría” el ambiente en la Metropolitana.

Sacar a Ayala de la carrera

Varios fiscales consultados por El Mostrador señalan que la apertura de una investigación contra Alberto Ayala es una señal clara de que Chahuán no lo quiere como su sucesor.

Hasta antes de esta semana las intenciones de Ayala de presentarse a la Fiscalía Nacional “eran serias”.

Más allá del resultado que tenga la indagatoria contra el Fiscal Oriente, esta es leída como “el fin de sus opciones” por mantenerse en la carrera a la Fiscalía Nacional, cuyo concurso se abre el 1 de septiembre

La investigación en su contra le “arrebató toda posibilidad de siquiera pensar en ello”, dicen, “ya que ningún ministro de la Suprema tomaría con seriedad la postulación de un fiscal que está siendo investigado por un caso tan mediático”. En esta línea, agregan que la indagatoria “sería un mal precedente”, haciendo “muy difícil que voten por él”, pues existe el riesgo de que “deba dejar el cargo si la investigación prospera en su contra”.

Antes de esto, la postulación  de Ayala a la Fiscalía Nacional era compleja por el fallido 'golpe blanco' que había dado en febrero contra el fiscal Carlos Gajardo.

Lo anterior, junto al hecho de que en julio se presentó al concurso por el cupo de Fiscal Regional de Antofagasta, son señales –dicen– de que se “habría bajado de la carrera” a la FN.

No sería la primera vez que aplique una práctica conocida como la “silla musical” en el Ministerio Público. Los cargos de Fiscal Regional duran ocho años, luego de los cuales quienes los ocuparon deben retirarse. Pero Ayala ha esquivado la norma y se ha cambiado de zona antes de que venzan sus plazos: ingresó al Ministerio Público el año 2000, a cargo de la Región de Antofagasta, el 2007 se trasladó a la zona de Los Lagos y, el 2011, a la Metropolitana Oriente.

Mañana martes Ayala expondrá ante la Corte de Apelaciones de la II Región y buscará quedar en la terna que esta le entrega al Fiscal Nacional, pero no son pocos quienes lo ven como un “hombre muerto caminando”.

Se despeja oriente

La exposición pública que tuvo Ayala con el inicio de la investigación en su contra –apuntan otras fuentes al interior de la institución– lo dejó “totalmente golpeado”. Es por esto que “estaría considerando alejarse del ojo del huracán” y presentarse el próximo 11 de agosto en Antofagasta.

En esta línea, argumentan, la investigación que Chahuán abrió en su contra, es “una obligación más que una motivación”, ya que “no tuvo otra opción” porque, de lo contrario, “la bomba podría haberle estallado en la cara”. De no haberlo hecho, el delito por ser funcionario público es “omisión de denuncia”.

Para buscar los respaldos necesarios ante una medida de esta naturaleza, Chahuán comunicó el episodio de manera “ultrarreservada” en el Consejo General de Fiscales del miércoles 29 de julio, con la conclusión de que “se tiene que investigar”. Al día siguiente, nombró a cargo de la indagatoria al fiscal Manuel Guerra, hombre de su confianza.

Ayala, al “perder posicionamiento” en la Región Metropolitana, dicen quienes suscriben esta tesis, se presentó en Antofagasta. De quedar en la terna, Chahuán lo nombraría, ya que “es una promesa” –señalan fuentes que conocen la interna de la Fiscalía Nacional– y, de paso, “descongestionaría” el ambiente en la Metropolitana.

Bajo esta lógica, la vacante de la Fiscalía Oriente se abriría antes que la de Fiscalía Nacional. No son pocos los nombres que suenan para el cargo. Está el propio Guerra –cercano a Chahuán–, Solange Huerta, Fiscal Regional Occidente –también cercana al jefe de los fiscales y que cumple su plazo legal en enero de 2016– e, incluso, hay quienes mencionan al jefe adjunto de la Unidad de Alta Complejidad, Carlos Gajardo, para el puesto.

House of Cards

La última de las tesis es la más rebuscada e incluso al interior del órgano persecutor la nombran como la explicación “House of Cards” de la jugada de Chahuán. Pero, a pesar de aquello, varios la suscriben.

Esta apunta a que la investigación contra Ayala, más que “borrarlo del mapa” –dicen– buscaría “reposicionarlo”, junto con “levantar su imagen para fortalecer su candidatura a Fiscal Nacional”.

El principal fundamento de esta lectura es que la investigación contra Ayala es de aquellas que “se deben realizar por obligación”, pero que “se sabe anticipadamente que tienen escasas probabilidades de terminar en una formalización de cargos”, señalan. Y agregan que “las meras declaraciones son insuficientes para eclipsar el principio de inocencia”. Es por esto que “la posibilidad de encontrar pruebas que entreguen la convicción de la autoría del delito (violación de secreto) son bajísimas”, asegura una fuente al interior del organismo.

De ser así, se tienen que cumplir dos requisitos: primero, que la investigación contra Ayala termine mientras se encuentra abierta la postulación a Fiscal Nacional; segundo, que Ayala decline su candidatura a Antofagasta por estar sujeto a investigación, para lo que basta con que no se presente mañana ante la Corte de Apelaciones de Antofagasta.

Si se diera este escenario –afirman fuentes que adhieren a esta tesis–, Ayala “debiese ser expurgado” y con eso “mantendría abierta” su posibilidad de entrar en la quina de la Corte Suprema. “Los ministros de esa instancia valoran de manera positiva cuando la persona sujeta a investigación queda libre de las imputaciones”, dicen quienes conocen su funcionamiento.

No estaría clara la motivación de Sabas Chahuán para lanzarle un salvavidas a Ayala, pero lo que sí es cierto, es que en caso de que este último logre entrar en la quina que la Corte Suprema enviará a la Presidenta Bachelet, sus posibilidades para quedarse con el cargo no son pocas, dada la confianza que ha sembrado el Fiscal Oriente en la clase política y sus transversales nexos que van de la UDI al PS.

Los candidatos a suceder a Chahuán

Todas las fuentes consultadas por este medio apuntan a que el telón de fondo de esta opereta es la carrera por la Fiscalía Nacional. Y ya corren algunos nombres, varios de los cuales han comenzado su lobby ante los jueces de la Corte Suprema encargados de elaborar la quina de donde saldrá el ganador.

Jorge Abbott (actual Director Ejecutivo Nacional, un cargo de relevancia en la institución), cercano a la DC y supuesto “delfín” de Chahuán, es uno de los nombres que más ha sonado. Aunque existen fuentes del Ministerio Público que apuestan a que solo se trata de una pantalla, ya que el verdadero candidato de Chahuán sería un “tapado”. Las mismas fuentes señalan que la edad de Abbott (67) dificultan su llegada al cargo.

Otros nombres sobre la mesa son el de José Morales, a quien le pesa la remoción del caso Cascadas a petición de querellantes de esa causa; Raúl Guzmán Uribe, fiscal de la zona sur, quien convocaría a la oposición; y Xavier Armendáriz, quien suena desde enero de este año y es una de las cartas fuertes que podrían competir desde fuera del órgano persecutor.

Internamente, en la Fiscalía mencionan también como candidatos a Cristián Riego –de la Universidad Diego Portales–, a José Luis Pérez Calaf –ex fiscal de la Región de O'Higgins–, y al fiscal Luis Toledo.

Lo único claro hasta el momento es que quien tome el timón del Ministerio Público tendrá por delante el futuro de las tres investigaciones por pagos irregulares a la política por parte de grandes empresas .

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Krassnoff

Envíada por Rodrigo Reyes S | 16 octubre, 2018

Cartas al Director

Noticias del día

TV