Domingo, 4 de diciembre de 2016Actualizado a las 12:51

Tiene 24 años y es miembro del Comité Central de la tienda

Michelle Peutat, único voto en el PS que se opuso al pacto con la DC: “Lo de Burgos es impresentable”

por 12 enero 2016

Michelle Peutat, único voto en el PS que se opuso al pacto con la DC: “Lo de Burgos es impresentable”
El sábado el Partido Socialista aprobó el pacto electoral con la DC para las próximas municipales, por 54 votos a favor y solo 1 en contra: el de Michelle Peutat. De Punta Arenas, colocolina y egresada de Derecho en la Universidad de Chile, fue vicepresidenta del centro de estudiantes de su carrera y hoy es una de las líderes del Movimiento de Izquierda Socialista, el “ala roja” del PS. Aquí, la veinteañera cuenta por qué fue el único voto disidente en una decisión que ya estaba cocinada.

-¿Cuáles fueron las razones por las que te opusiste al pacto con la DC, siendo además la única que lo hizo?
-Las razones son muy sencillas. En primer lugar, el método por el cual se tomó la decisión. No se permitió una discusión a nivel de bases en los comunales, sino que, al contrario, simplemente dentro de la comisión política se tomó una decisión que se impuso al resto de militantes, esa decisión solo esperaba una ratificación en el comité central. Ya yendo a lo más sustantivo, a la alianza PS-DC, me parece que los argumentos que se utilizan para defender esta alianza, como el del rol articulador del PS en la Nueva Mayoría, son bastante contrarios al programa que quiere impulsar el Gobierno. O sea, hacer una alianza con un partido que sistemáticamente se ha opuesto a las reformas, y de eso hay hechos en la prensa que son de público conocimiento, creo que no está dentro de la búsqueda de una mayoría adecuada que el partido debiese impulsar. La comisión política nos arrinconó para aprobar un acuerdo sin darnos mayores alternativas.

-¿Cómo se puede entender que si durante el comité central se hicieron tantas críticas frontales a la DC, incluso por altos personeros del partido, se acabara firmando un pacto con ellos?
-Me lo explico en consonancia con los argumentos utilizados en el pleno para defender esta alianza, que básicamente se refieren a una responsabilidad política, a construir mayorías para generar reformas. Y quienes la defienden disocian el elemento político del elemento electoral diciendo “bueno, esto es simplemente un pacto electoral, no podemos centrarnos en algo que no tiene tanta importancia cuando lo central es impulsar las reformas del programa de la Presidenta”. Me parece que es pisarse la cola, porque no se podrá cumplir ese objetivo con un partido que sistemáticamente se ha opuesto a eso mismo.

-Muchos socialistas votaron en las últimas internas por Isabel Allende, por el rechazo que les producía la figura de Camilo Escalona y su obsesión con el “eje histórico”. Pero finalmente gana Isabel Allende y acaba haciendo lo mismo, cuidar la relación con la DC...
-Exacto. Es lamentable. Aunque Isabel (Allende) haya ganado la elección del partido y tenga intenciones de romper con la lógica que por muchos años impuso Camilo Escalona, la del “partido del orden”, el “partido de la responsabilidad”, pero él y Osvaldo Andrade siguen teniendo un peso muy importante no solo dentro de la directiva, sino que en el partido en general. No se ha podido imponer un proyecto de partido diferente durante el año en que Isabel lleva como presidenta, lo que no quiere decir que no haya deseos de que eso mejore, sin embargo, no se han visto cambios sustantivos.

"El partido tiene que ser capaz de enfrentar la realidad del Chile de hoy y entender que existe un movimiento en la ciudadanía hacia políticas de izquierda, más progresistas, que se ve reflejado en nuevas alternativas que han surgido y en los que la ciudadanía ha demostrado confiar, como Izquierda Autónoma o Revolución Democrática. El PS debiese replantearse la política de alianzas hacia donde queremos apuntar".

-El sistema binominal ya no existe, los partidos tradicionales están desprestigiados y ahora está el tema del fuego amigo de la DC hacia el Gobierno. ¿Crees que vale la pena seguir manteniendo esta alianza estratégica del PS con la DC?
-El partido tiene que ser capaz de enfrentar la realidad del Chile de hoy, y entender que existe un movimiento en la ciudadanía hacia políticas de izquierda, más progresistas, que se ve reflejado en nuevas alternativas que han surgido y en los que la ciudadanía ha demostrado confiar, como Izquierda Autónoma o Revolución Democrática. El PS debiese replantearse la política de alianzas hacia donde queremos apuntar. Las mayorías que el PS debiera construir, debiesen apuntar a reconstruir la casa de la izquierda chilena, dejar atrás al “partido del orden” que crea mayorías inútiles, y optar por construir una mayoría de izquierda que realmente represente a la ciudadanía y, así, superar el distanciamiento que hoy existe entre política y sociedad.

-Camila Vallejo dijo que si ella fuese Presidenta de la República habría sacado al ministro Burgos. ¿Tú qué habrías hecho?
-La actuación del ministro Burgos durante todo el tiempo que ha estado como ministro del Interior me ha parecido absolutamente reprochable y lamentable. Es impresentable que un ministro tenga una agenda propia y paralela a la que el Gobierno quiere impulsar. Burgos entró al Gobierno diciendo que él estaba en contra de la asamblea constituyente cuando aún ni siquiera la Presidenta hablaba de cómo se haría el proceso constituyente. Él mediante una agenda paralela ha hecho y deshecho lo que ha querido. Si yo hubiese estado en la posición de la Presidenta, no seguiría tolerando un ministro que prácticamente se manda solo.

-¿Qué les dirías a los militantes socialistas y, en general, también a la gente que cree que el PS hace rato que ya no es socialista y ni siquiera socialdemócrata, sino que cualquier cosa?
-Me gustaría hacer un llamado a la base militante del partido que está inactiva. Tenemos un padrón muy grande pero pocos participan en las instancias partidarias, debido a la decepción con las dirigencias de los últimos años. Este es un momento histórico, no solo para la política chilena, sino que también para el partido. Este es el momento para reconstruir el partido de los líderes que hace unos años fueron incluso capaces de dar la vida por las transformaciones que creían necesarias para Chile. Hoy existe dentro del partido una nueva alternativa, un grupo de jóvenes que, sin ser liderados por un caudillo y sin recibir órdenes de un alto líder del partido, está intentando hacer las cosas de forma distinta.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes