Domingo, 4 de diciembre de 2016Actualizado a las 12:51

Se complica situación de Ricardo Brodsky

Testigo asegura que director del Museo de la Memoria le pidió falsear testimonio ante la Fiscalía sobre facturas truchas

por 18 febrero 2016

Testigo asegura que director del Museo de la Memoria le pidió falsear testimonio ante la Fiscalía sobre facturas truchas
Claudio Canales, que trabajó para el PPD y Carolina Tohá, relató ante el Ministerio Público que Brodsky fue el encargado de coordinar los pagos que se le realizaban por sus servicios, lo que repetidamente se efectuó por medio de distintas empresas. Según su relato, como consecuencia de una cuenta impaga, este lo contactó y le dijo que Alejandro Bahamondes le pagaría a través de Kybalion. Tres años después, y luego de que el actual vicepresidente del PPD renunciara a su cargo como embajador en medio de la investigación impulsada por la Fiscalía a dicha empresa, Brodsky citó al periodista a un café y le pidió que dijera que sí había prestado servicios a la consultora.

Un momento complicado vive el director ejecutivo del Museo de la Memoria y los Derechos Humanos, Ricardo Brodsky, luego de que este medio publicara que había sido citado como imputado en el caso SQM.

Inmediatamente después, Daniel Platovsky, miembro del directorio de la fundación de la que depende el museo, le pidió al militante PPD –que se encontraba de viaje en Berlín en un seminario– entregar su versión al respecto.

Brodsky, que lidera el museo desde mayo de 2012, apareció vinculado al caso a raíz del testimonio ante la Fiscalía del periodista Claudio Canales, que trabajó para la colectividad y para la actual alcaldesa Carolina Tohá, mientras esta se postulaba a la presidencia del partido. Tohá también es parte del directorio de la Fundación de la que depende el museo.

Su primera declaración la entregó en mayo de 2015 –a la que fue citado como imputado–, donde relató que a principios de 2010 y mientras prestaba servicios a Tohá para su candidatura como presidenta del partido, esta le señaló que no tenía dinero para pagarle como “persona natural”, por lo que “el tema operativo lo viera con Ricardo Brodsky”. Según Canales, el ex jefe de la División de Coordinación Interministerial de la Segpres le pidió contactar al dirigente PPD, David Flores, que le señaló que debía facturar a Asesores en Gestión Integral (Agesin), perteneciente a la contadora DC Clara Bensan, querellada por el Servicio de Impuestos Internos (SII) en mayo, debido a posibles delitos tributarios a través de facturas falsas emitidas a SQM.

El lunes 4 de enero pasado, Brodsky prestó su declaración como imputado ante la fiscal Carmen Gloria Segura, donde aseguró que “no conversamos con Carolina acerca de si se iba a pagar y cómo se iba a pagar el servicio a Claudio Canales (…). Recuerdo que David Flores dijo que él podía ver quién podía pagar el servicio de Claudio Canales, y yo le escribí un mail a Canales diciéndole que se pusiera en contacto con David Flores, para ver si por ahí se le podría pagar. Nunca supe ni cómo ni quién le iba a pagar hasta que esto salió en la prensa a mediados del año pasado”.

Al día siguiente, el martes 5 de enero, Claudio Canales entregó un nuevo testimonio ante el Ministerio Público –esta vez como testigo–, al que tuvo acceso El Mostrador, donde entregó antecedentes nuevos que vinculaban al ex director ejecutivo de ProyectAmérica, detallando que el modus operandi de pago por servicios al PPD a través de un tercero se repitió con otras empresas.

Ese fue el caso respecto de un sitio web del PPD creado el 2011, que tuvo una parte de desarrollo y otra de mantención. Como en todas las ocasiones, Canales habló con Tohá, que organizó reuniones donde se le presentó una propuesta. “Carolina aceptó la propuesta y delegó en Brodsky la parte operativa y financiera”, señaló.

El profesional aseguró que en la parte de desarrollo se usó “la misma fórmula que ya he relatado”.

“Sí, Brodsky me llamó en septiembre del año 2015 y me dijo que nos juntáramos a tomar un café. Yo supuse que era por esta causa. Nos juntamos y me planteó que había hablado con Alejandro Bahamondes y que me pedía nos coordináramos por el asunto de las facturas que había emitido a Kybalion, y que lo mejor sería decir que había prestado un servicio a Kybalion. Yo le dije que me complicaba bastante la situación pues era una invitación a no decir la verdad, a falsear un testimonio, y le dije que no iba a hacer eso. Luego pedimos la cuenta y yo me fui”, señaló el periodista ante la Fiscalía.

Quien pagó en esta ocasión fue Imaginacción, de Enrique Correa, a la que facturó 10 millones de pesos. Luego de que Brodsky “me dijo que Imaginacción iba a pagar los $ 10.000.000, se daba por entendido que yo tenía que emitir las facturas a Imaginacción como había ocurrido en las otras oportunidades y me dio un correo y el teléfono de una persona, y me dijo que me comunicara con Jaime que era el secretario de Enrique Correa (…) y me dijo que ellos se iban a encargar del pago”, detalló.

El café

Otra empresa pagadora que menciona Canales es la sociedad Kybalion Consultores, cuyo director ejecutivo era el militante PPD Alejandro Bahamondes, que renunció a su cargo como embajador en Paraguay en agosto de 2015, esto en medio de la investigación impulsada por la Fiscalía que indagaba justamente pagos a dicha empresa.

El vínculo y pagos a tal empresa es una hebra que –según la declaración de Canales– pone la pista aún más compleja a Brodsky, ya que el dueño de Creátika Comunicaciones Digital asegura que este le pidió coordinarse en lo que dirían con respecto a estos pagos.

“Brodsky en marzo o abril de 2012 me pidió que me contactara con Alejandro Bahamondes. Me dijo que él se iba a hacer cargo de una deuda del PPD por servicios que yo le había prestado. Esto me pareció muy similar a lo que había propuesto él mismo con David Flores y la empresa Agesin el año 2010. Estas facturas correspondían a un servicio que yo le prestaba al PPD que consistía en mantención de los contenidos de la página PPD.cl, por un servicio que se comenzó a prestar desde 2011 y que se terminó el 2012. Se prestaba mensualmente. El contrato era con el PPD pero con quien nos entendíamos era con Brodsky, con él fijamos los términos del contrato en su cabalidad. Con Carolina Tohá también, ella sabía que esto iba a ser continuidad pero ella no se metió porque delegó la operatividad en Brodsky”, sostuvo.

Asimismo, Claudio Canales aclaró que la mantención de la página web la pagó el PPD, “excepto los meses que se atrasaron que pagó Bahamondes con la empresa Kybalion”.

Además, le relató a la fiscal Carmen Gloria Segura, que en septiembre de 2015 se encontró con el director del Museo de la Memoria a tomar un café, donde éste le planteó que había hablado con Bahamondes y que le pedía se coordinaran por el asunto de las facturas que había emitido a Kybalion.

“Sí, Brodsky me llamó en septiembre del año 2015 y me dijo que nos juntáramos a tomar un café. Yo supuse que era por esta causa. Nos juntamos y me planteó que había hablado con Alejandro Bahamondes y que me pedía nos coordináramos por el asunto de las facturas que había emitido a Kybalion, y que lo mejor sería decir que había prestado un servicio a Kybalion. Yo le dije que me complicaba bastante la situación pues era una invitación a no decir la verdad, a falsear un testimonio, y le dije que no iba a hacer eso. Luego pedimos la cuenta y yo me fui”, señaló el periodista ante la Fiscalía.

Agesin

El relato de Canales detalla que, mientras prestó servicios para la candidatura de Tohá a presidenta de la colectividad, tuvo problemas con la segunda factura emitida a Agesin, la que no se pagó.

“Empezamos a insistir con Flores pidiéndole una fecha de pago, le insistimos muchas veces y luego no nos contestó el teléfono, lo mismo pasó con Brodsky, lo llamamos y él nos contestaba excusándose. Él sabía que esto no era gratuito, él se comprometió a buscar una solución, pero luego dejó de contestarnos el teléfono. Tuve que anular la factura 114 de junio de 2010”.

En su declaración, explica que le copió a Carolina Tohá algunos correos con las dificultades que estaba teniendo con el pago de las facturas.

Además, aclara que el miembro de la G-90 y ex jefe de gabinete del ex ministro de Educación, Harold Correa, “nunca participó en las conversaciones sobre el financiamiento de mi contrato, creo que escuché que él llegaría a reemplazar a Brodsky, y yo copié a Correa para mantener informados a todos para que alguien se preocupara que me pagaran por la pega que había hecho, pero yo jamás hablé de esto con Correa y él nunca intervino en lo que he relatado, ni siquiera tuve reunión con él ni nada”.

Por otra parte, explica que luego de esta situación apareció el hoy cuarto vicepresidente del PPD, René Jofré, “ofreciéndonos solucionar el pago de la segunda factura por $ 2.500.000”, que había sido anulada.

En este tema Canales hace una corrección a su primera declaración, señalando que luego de revisar correos electrónicos y hacer memoria, recordó que quien le indicó que la glosa de la factura para Agesin debía decir “power point y secretaria cinco meses proyecto Soquimich” fue René Jofré, y no David Flores.

“Yo nunca había hablado con René Jofré sobre el pago de estos servicios ya señalados. Fue con Ricardo Brodsky y con David Flores, y cuando no me hacían caso copiaba a Carolina Tohá”, detalla.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes