domingo, 23 de septiembre de 2018 Actualizado a las 17:03

Boric: "Es contradictorio que en el Parlamento hagamos discursos para mejorar la desigualdad y seamos parte del 1% ó 2% más rico"

por 1 junio, 2016

Boric:
Por su parte, el diputado Jackson señaló que la fórmula para establecer la dieta es debatible y manifestó que están abiertos a que esto se discuta. Indicó que es necesario separar los conceptos de dieta y asignaciones, ya que en este último caso son necesarias para el desempeño de la función parlamentaria y que incluso, considerando los nuevos distritajes tras la reforma electoral, en algunos casos podrían ser insuficientes.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La Comisión de Constitución de la Cámara dio inicio a la revisión del proyecto de reforma constitucional que plantea modificar el artículo 62 de la Carta Fundamental para establecer por ley el monto de la dieta parlamentaria.

La instancia escuchó a los diputados Gabriel Boric (ind), Cristina Girardi (PPD), Giorgio Jackson (ind) y Vlado Mirosevic (PL), autores de la propuesta legislativa, quienes explicaron los fundamentos de esta propuesta.

Al respecto, el diputado Jackson señaló que es necesario discutir con altura de miras sobre la justa retribución al trabajo parlamentario, considerando la realidad social y política del país. Recordó que la norma constitucional que estableció que la dieta parlamentaria era similar al sueldo de un ministro de Estado llevó, por ejemplo, a que en el año 2002, tras el caso de los sobresueldos, se sincerara el sueldo de los ministros con el efecto no esperado del aumento de la dieta de los legisladores, aumentando la brecha nominal y absoluta de esos sueldos.

También insistió en que actualmente Chile tiene uno de los sueldos parlamentarios más alto entre los países de la OCDE y que incluso con la modificación propuesta (que sería situar la dieta en 20 veces el sueldo mínimo) mantendría a Chile entre los cuatro países con más alta remuneración.

El diputado Jackson señaló que la fórmula para establecer la dieta es debatible y manifestó que están abiertos a que esto se discuta. Indicó que es necesario separar los conceptos de dieta y asignaciones, ya que en este último caso son necesarias para el desempeño de la función parlamentaria y que incluso, considerando los nuevos distritajes tras la reforma electoral, en algunos casos podrían ser insuficientes.

Tras la sesión, planteó que la actividad que realizan los parlamentarios tiene mucho que ver con "la legitimidad de esta misma. Un parlamento que carece de legitimidad o que va perdiendo legitimidad, por diversas razones, es un parlamento que va perdiendo su poder, porque somos quienes legislamos y quienes, por tanto, debemos tener también un estándar, esperaríamos, ético, de probidad, de transparencia, que muchas veces hoy día está puesto en tela de juicio".

La diputada Girardi, por su parte, valoró discutir este tema ante el país porque es un sano ejercicio y que debiese además, también discutirse un trato más equitativo entre los cargos de elección popular, buscando acercar las remuneraciones.

El diputado Vlado Mirosevic también argumentó en favor de esta iniciativa que una de las características que ha distinguido al sistema republicano chileno ha sido la austeridad de sus autoridades y la vocación de servicio público de las mismas.

El diputado Gabriel Boric abordó la desigualdad del país y como el Congreso Nacional hace constantes esfuerzos para avanzar en disminuir esas desigualdades, pero contradictoriamente, la dieta ubica a los parlamentarios en el 2% de la población más rica del país.

"Resulta contradictorio e incoherente que nosotros en el Parlamento estemos haciendo grandes discursos para mejorar la desigualdad, y por el otro lado considerando solo la dieta parlamentaria, pasemos a ser parte del 1% ó 2% más rico de Chile. Es una contradicción en sí mismo", dijo a La Tercera.

Por otro lado, Boric indicó que "uno de los problemas grandes es que por el sólo hecho de ser parlamentario uno se convierte en una elite económica, y ser parte de ella genera una disociación con la realidad de una mayoría del país que al largo plazo distorsiona el trabajo parlamentario, o la función parlamentaria que es la representación".

Respecto del proyecto mismo, precisó que para poder discutir el monto de la dieta es necesario "desanclar que la dieta parlamentaria esté consagrada en la Constitución" y por ello se ha empezado a discutir una primera iniciativa que tiene que ver con la reforma constitucional, para revisar una segunda iniciativa, también presentada por ellos, sobre la disminución sustantiva del monto de la dieta.

Finalmente manifestó estar de acuerdo con ampliar el debate de los sueldos a más autoridades, pero que eso no puede ser una excusa "para no discutirlo sobre nosotros".

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV