Martes, 27 de septiembre de 2016Actualizado a las 10:41

Unas copas de más: la verdadera razón tras la salida del director del Injuv

por 31 enero 2016

Unas copas de más: la verdadera razón tras la salida del director del Injuv
La verdad es que en el gobierno aseguran y así coinciden todas las versiones, que hay otro motivo que explica lo sucedido: Nicolás Preuss fue despedido por llegar, además de atrasado, en evidente estado de ebriedad a una actividad en la que debía participar en la Región de Valdivia, escena de la cual habrían incluso un par de videos registrados por algunos asistentes.

Se han esgrimido todo tipo de razones durante el fin de semana. Desde la clásica frase de las “desavenencias” con la autoridad respectiva, una forma elegante en el mundo político para referirse a un despido, hasta aprovechar la contingencia de la tensión que ha imperado en el seno de la Nueva Mayoría entre la DC y el PC las últimas semanas. Pero la verdad es que la abrupta salida de su cargo del hasta el viernes director del Injuv, Nicolás Preuss, no responde realmente a ninguno de los motivos esgrimidos públicamente en diversos medios de comunicación, sino a un error garrafal que cometió la ex autoridad vinculada a la falange.

Desde el mismo viernes 29 de enero, comenzaron los llamados telefónicos entre asesores del gobierno para comentar la salida de Preuss. Al día siguiente, se difundió una carta que el funcionario publicó en su facebook explicando las razones de su salida en la que habló de sus “desavenencias” con el ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza (PC), de quien depende el instituto juvenil. Ahí decía que lamentaba “profundamente que no hayamos logrado consensuar nuestras diferentes visiones sobre la política juvenil, sin embargo tengo la tranquilidad de haber realizado mi mandato enfocado en el cumplimiento del programa de gobierno de la Presidenta, siempre manteniendo la inspiración humanista cristiana, sello de mi partido, la Democracia Cristiana”.

Pero la verdad es que en el gobierno aseguran y así coinciden todas las versiones, que hay otro motivo que explica lo sucedido: Preuss fue despedido por llegar, además de atrasado, en evidente estado de ebriedad a una actividad en la que debía participar en la Región de Valdivia, escena de la cual habrían incluso un par de videos registrados por algunos asistentes.

Ante esta situación, molesta por lo sucedido, la gobernadora de Valdivía, Patricia Morano, también militante DC al igual que Preuss, llamó a La Moneda -puntualmente al Ministerio del Interior- acusando la impropia conducta de la autoridad. Acto seguido, se le solicitó al Ministro de Desarrollo Social que le pidiera la renuncia a Preuss de forma inmediata.

No es casual que a pesar de lo abrupto de la salida de Preuss y de los argumentos que públicamente ha esgrimido estos días en los medios de comunicación, apelando a la tensión entre DC y el PC, nadie de la Democracia Cristiana haya salido hasta ahora públicamente a respaldarlo, defenderlo o cuestionar la medida. No lo hizo ningún parlamentario, nadie de la mesa directiva, ni tampoco el timonel de la falange, Jorge Pizarro.

Ello respondería a que la decisión de sacar a Preuss fue informada previamente a Pizarro, con la explicación de los verdaderos motivos del despido, lo que habría contado con la venia del timonel DC. Preuss es bastante cercano a la ex senadora DC, Soledad Alverar y nadie de ese mundo tampoco ha levantado la voz en su defensa.

Todos en el Injuv saben la verdadera razón de la salida de su director y el silencio que impera sobre el tema, sin contar a Preuss, responde a que se habrían acordado en el gobierno no revelar el bochornoso accidente y tomar medidas disciplinarias en forma inmediata, en este caso, la salida del cargo.

La decisión sobre su reemplazante debe ser tomada en los próximos días, aunque desde Palacio ya habrían dado señales a la DC que el partido mantendría el cupo.

 

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Más Noticias

Blogs y Opinión

Encuesta

Mercados

TV

Cultura + Ciudad

Deportes