jueves, 12 de diciembre de 2019 Actualizado a las 04:43

Agenda Sustentable

Presentado por:

Medioambiente

Globos que matan: plásticos ligeros son los mayores responsables de la muerte de aves marinas

por 3 marzo, 2019

Globos que matan: plásticos ligeros son los mayores responsables de la muerte de aves marinas
Los resultados del estudio demuestran que mientras la contaminación oceánica está conformada por plásticos de características duras, como el polietiléno tereftalato -utilizado para los envases de bebida-, el minúsculo aporte de los plásticos ligeros, como globos y bolsas, cobran cerca del 40% de las muertes de aves costeras.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

A pesar de ser una cantidad ínfima comparada a los plásticos duros, los plásticos ligeros -como envoltorios, bolsas y principalmente globos- son más propensos a matar aves marinas. Ese fue el resultado de la investigación liderada por el investigador de la Organización de Investigación Científica e Industrial del Commonwealth -CSIRO en inglés-, Lauren Roman.

Tras la investigación, que revisó la muerte de 1.733 aves marinas de 51 especies distintas, los resultaron arrojaron que la principal causa de muertes de los casos estudiados se debía al bloqueo del tracto gastrointestinal. Las causas secundarias fueron infecciones y otras complicaciones debido al bloqueo.

"La ingestión de residuos marinos es ahora una amenaza reconocida mundialmente", declaró Roman. "Sin embargo, la relación entre el tipo de residuos ingeridos por las aves marinas y el nivel de mortalidad provocado aún se encuentra pobremente entendido".

A pesar de que los plásticos ligeros sólo componen cerca del 5% de los materiales ingeridos, son responsables por más del 40% de la mortandad. Globos o sus fragmentos fueron el residuo marino que más posibilidades tiene de causar mortandad, y mataron cerca del 20% de las aves que las ingirieron. Tan nocivos resulta que un ave que trague el fragmento de un globo es un 32% más vulnerable a morir por complicaciones derivadas, comparándolo a un fragmento de otros tipos de materiales plásticos.

De la misma manera que demostraron las investigaciones de plástico por parte de las tortugas marinas, pareciera que mientras los fragmentos plásticos duros pueden pasar rápidamente a través de los intestinos, los plásticos suaves son más probables de volverse compactor y causar obstrucciones fatales.

Plástico con aves

Tanto plástico llega a los mares que el 99% de todas las aves marinas -y el 95% de individuos de distintas especias- terminarán tragando de alguna u otra manera para el año 2050. En 1960, los estudios científicos encontraron plástico en el estómago del 5% de las aves marinas. Esta cifra creció al 80% en el año 2010.

Los efectos plásticos en las aves marinas pueden ser varios. El más grave es la ingesta de desechos que, por acumulación en el estómago, pueden acabar obstruyendo el tracto digestivo, hasta ocasionar la muerte del animal por inanición -ya que genera una sensación de saciedad en el animal- o directamente por asfixia.

Los plásticos también pueden degradarse en el estómago, aportando toxinas a su organismo. Sin tener que ver con la ingesta, pero aún así de riesgo, los materiales plásticos pueden engancharse en las aves, impidiendoles el vuelo o su alimentación. Esto sucede principalmente en las costas portuarias y pesqueras, al enredarse las aves con los implementos de pesca.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV