viernes, 10 de julio de 2020 Actualizado a las 04:53

Agenda País

Salud

Oftalmólogo alerta que incluso utilizando anteojos especiales, niños y adolescentes corren riesgo al mirar eclipse

por 24 junio, 2019

Oftalmólogo alerta que incluso utilizando anteojos especiales, niños y adolescentes corren riesgo al mirar eclipse
Martin Hoehmann, oftalmólogo de la Escuela de Medicina de la Universidad de Valparaíso, advierte que debido a que ellos tienen un cristalino más delgado o trasparente que el de los adultos, la luz solar es capaz de penetrar más profundamente y afectar su retina.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El próximo martes 2 de julio se espera el eclipse total de sol. Sin embargo, según explica el jefe de la cátedra de Oftalmología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Valparaíso, Martin Hoehmann, las personas más jóvenes corren mayor riesgo de sufrir daños en su vista debido a las características de sus ojos, por lo que hay que tratar de evitar que los menores miren el eclipse en forma directa, aun cuando utilicen anteojos con la protección adecuada.

“Los niños y los adolescentes son más susceptibles de sufrir daños al mirar el eclipse no solo porque suelen sacarse los anteojos especiales -al no estar conscientes del daño, y por eso hay que vigilarlos-, sino por el hecho de que en los jóvenes el cristalino, que es el lente natural del ojo que enfoca la luz hacia la retina, es más transparente y deja pasar más luz que el cristalino de personas de mayor edad”, asegura el especialista de la UV, quien además es el subjefe del servicio de Oftalmología del Hospital Carlos van Buren de Valparaíso.

En efecto, este último sostiene que la acción de mirar el sol no es natural y por eso hay que protegerse. “Por eso, y aun cuando dispongan de anteojos certificados con la norma ISO 12312-2, yo les recomendaría a los padres de niños pequeños que ojalá lo hagan en forma indirecta, mediante métodos de proyección simples. Por ejemplo, a través de una cartulina u otro material que permita ver la sombra o el efecto que el eclipse genera en el suelo o en un papel. Y si les permiten ver el eclipse, que se aseguren de que sus hijos lo hagan utilizando los lentes de protección con el filtro solar que dicta la norma y por períodos muy cortos, para evitar daño”, sostiene el doctor Hoehmann.

Otros casos

El oftalmólogo también advierte sobre el daño que igualmente pueden producir otros fenómenos naturales o acciones similares.

“Antiguamente, este tipo de daño en la retina se daba solamente por mirar el sol, pero en la actualidad también se ha diagnosticado por ver relámpagos, realizar soldadura al arco sin protección -lo que pueden además afectar la córnea, que es algo muy doloroso- y por el mal uso de los punteros láser, de los que también hay casos con daño irreversible en la retina”, asegura Martin Hoehmann.

También advirtió sobre los efectos que tiene la técnica de mirar al sol para curar cuerpo y mente –Sungazing o sun yoga-, que cada día practica un número mayor de personas.

“Si se va a mirar con la protección recomendada igualmente hay que hacerlo por períodos cortos de observación (no más de un minuto y medio), con pausas entre una observación y otra, y ojalá hacerlo en forma indirecta. Además, no se debe olvidar que exponerse al sol de esta manera podría generar, a futuro, daños en piel de los parpados (cáncer) e incluso cataratas”, concluye el especialista.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV