miércoles, 30 de septiembre de 2020 Actualizado a las 21:52

Agenda Municipal

Presentado por:

Zapallar

Labores de rescate y reinserción de fauna marina se mantienen durante la pandemia

por 27 agosto, 2020

Labores de rescate y reinserción de fauna marina se mantienen durante la pandemia
Desde hace tres años la municipalidad ha trabajado en conjunto con Sernapesca y la Fundación Ñamku en el rescate, transporte, rehabilitación y reinserción de fauna marina en la comuna. Afirman que durante la pandemia se han podido ver más animales silvestres en las costas y zonas urbanas, en el último mes rescataron dos pingüinos de Humboldt que estaban perdidos. A pesar de todo, valoran la concientización sobre la protección de animales dañados que se ha visto en la comunidad.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El departamento de Emergencias y Protección Civil de la Municipalidad de Zapallar, en conjunto con la Fundación Ñamku y el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) llevan desde el 2017 trabajando en la protección del borde costero de la comuna y de la fauna que lo habita.

La cooperación entre estas instituciones ha permitido el rescate, transporte, rehabilitación y, en caso de que sea posible, la reinserción de fauna marina. En el último mes se rescataron dos pingüinos de Humboldt que se perdieron en las cercanías del islote de Cachagua. Ambos fueron diagnosticados con ceguera y, tras su recuperación, fueron llevados al Buin Zoo, en donde hay una colonia de pingüinos ciegos.

Las dificultades físicas en el caso de estos animales fueron un impedimento para que se vuelvan a insertar en la Isla Los Pinguinos Cachagua. Pero el objetivo principal del programa es que una vez recuperadas, las especies puedan sean devueltas a su hábitat natural, lo cual se logra en muchos casos.

La unidad municipal a cargo de este trabajo fue capacitada por médicos especialistas de Sernapesca y de Ñamku. Esto es especialmente importante, ya que muchos de estos animales son especies salvajes que no están acostumbradas al encuentro con humanos, por lo que se pueden ver muy alterados cuando una persona intenta acercarse.

“El trabajo específico que se hace con ellos ha funcionado muy bien. Hemos logrado hacer una coordinación muy rápida. Siempre cuando nos dan una alerta de un animal (...) inmediatamente lo primero que hacemos es coordinar el rescate de la especie, llamamos primero a Sernapesca y ellos se comunican con Ñamku, también informamos a la Conaf”, explicó Aldo Figueroa, encargado del departamento de Emergencia y Protección Civil de la comuna de Zapallar. “Así obviamente llevamos el registro de todas las especies que se están rescatando, aparte de eso se hace una georreferenciación del lugar en el caso que sean pingüinos que se han muerto y así se llevan las estadísticas (de Conaf y Sernapesca)”.

Además de las capacitaciones por parte de los veterinarios, el trabajo cooperativo implica la comunicación constante con Sernapesca, institución que también revisa la parte más legal en la afectación de fauna. Esta institución y Conaf se encargan de llevar censos y estadísticas sobre los animales rescatados y los fallecidos.

Luego de ser rescatados son llevados a las instalaciones de la fundación, en donde se inicia un proceso de rehabilitación. En caso de que el animal puede ser reinsertado, se hace la liberación en conjunto con la municipalidad. Otras veces deben ser enviados a otros lugares, como en el caso de los pingüinos con ceguera que se trasladaron al Buin Zoo.

“Hemos tenido capacitaciones con el equipo de rescate de la municipalidad, atención de fauna que se afecta y tenemos comunicación permanente. (...) En todo esto de fauna, estamos todos aprendiendo. No somos un país que tengamos todo ya listo, firmado y establecido de cómo trabajar con la fauna, por el contrario, recién estamos aprendiendo cómo se debe hacer esto. Entonces yo creo que como fundación somos unos pioneros en poder trabajar con municipalidades y con empresas en lo que es la atención y el rescate de la fauna”, afirmó Pablo Salah, médico veterinario UST y director de la Fundación Ñamku.

Hay una atención especial en el Monumento Natural Isla Cachagua, lugar en el que no se permite el ingreso de visitantes ya que presenta una gran diversidad de especies marinas, como pingüinos de Humboldt, pelícanos, pilpilenes y lobos marinos. El municipio dispone a este sector tecnología innovadora para la protección de especies silvestre, como drones industriales.

El encargado del departamento de la Municipalidad de Zapallar asegura la efectividad del trabajo de rescate en la isla se demuestra en la reproducción de las especies, lo cual se plasma en “el aumento que han tenido los censos que han realizado en Conaf, esta isla está totalmente activa y con colonias de pingüinos que van en aumento. Eso es lo que queremos cuidar y resguardar, y que se transmita a la comunidad para que ellos también sean partícipes de esto”.

Principales amenazas

Los efectos de la presencia humana en la fauna marina son notorios. Las principales amenazas son producto de la actividad pesquera, debido a que los animales se acercan a las redes para alimentarse de los peces que están atrapados; o por la captura masiva de mariscos en la isla, especialmente de locos.

También hay peligro en la costa misma, sobre todo por la presencia de perros en las playas, ya sean mascotas de visitantes o animales abandonados que atacan a las especies marinas.

Otro daño constante es el que se produce con el choque de los pelícanos con cables de electricidad. A pesar de las dificultades, los expertos destacan la concientización que se ha percibido en la comunidad, e incluso en el sindicato pesquero del lugar. El equipo de trabajo de esta iniciativa coincide en que la educación es el pilar principal para la efectividad de la protección a la fauna.

“Uno de los logros más importante que se logra con esto es la sensibilización de la comunidad. (...) Se empieza a entender que un pingüino solo en la playa o en las rocas no está ahí porque quiere ser tu amigo, es porque efectivamente le pasa algo, ya que los pingüinos viven en colonia. Eso también lo vamos transmitiendo a la gente, ahora si ven un pingüino, si bien quizás le van a sacar la foto, por lo menos después te avisan y podemos llegar a hacer el rescate”, destacó Figueroa.

Desde la Fundación Ñamku aseguran que esto se ha podido notar en los llamados que tienen de la población y en una mayor preocupación de las empresas. “Cada día se ve más fauna afectada, ahora yo no creo que porque se afecte más, yo creo que porque hay más preocupación por la fauna, entonces esta llega más a los lugares de atención. Antes del 2014
pensar en que alguien estacionara el auto y rescatara a un animal que estaba enfermo en la carretera no pasaba, en cambio desde ese año en adelante, la conciencia con respecto a los animales es más”, indicó Pablo Salah.

Covid-19

Ambos expertos coinciden en que durante la pandemia los animales se han presentado con mayor libertad en las playas y en las zonas urbanas, esto principalmente porque al haber poco tránsito de personas en los lugares, se relajan y recorren mayores distancias.

“La cantidad de animales que se pueden divisar a diario en las playas es mucho mayor, debido a que en realidad están mucho más desocupadas y eso incide directamente a que los animales en el borde costero se sientan mucho más cómodos. Se han acercado mucho más y los pingüinos andan más libremente”, mencionó Figueroa.

En el último tiempo han sido pocos los animales que llegan a la fundación para su rescate. Pero también creen que pueden aumentar los problemas cuando las personas vuelvan a recorrer estos lugares, debido a que se va a producir un encuentro animal-humano que va a alterar a las especies, y por ende, va a haber más necesidad de concientización por parte de las personas.

“Tu te das cuenta ahora en la pandemia que claro ha disminuido, pero porque la gente no puede salir. Pero esperemos que salgan para ver que va a pasar, ya que andan todos los animales en la calle. Porque claro hay menos tránsito, entonces andan más tranquilos, por esto han tenido más contacto con lugares donde habitan gente. Eso va a llevar a que en algún minuto ese encuentro humano-animal va a traer problemas y eso lo vamos a ver reflejado acá pronto”, expresó el médico veterinario.

Por esta razón es necesario que la visibilización y educación sobre la conservación del borde costero y la fauna marina se expanda a otras regiones del país, aportando a que el retorno a las actividades sea lo más amigable posible con estas especies y con el medio ambiente en su totalidad.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV