jueves, 28 de octubre de 2021 Actualizado a las 03:44

Agenda Sustentable

Presentado por:

Sustentabilidad

¿Cómo enfrentar la escasez hídrica en las zonas rurales?

por 30 junio, 2021

¿Cómo enfrentar la escasez hídrica en las zonas rurales?
En Chile, según la última encuesta Casen 2017, 1.431.162 chilenos no cuentan con servicios sanitarios básicos, como agua potable y/o baño en sus viviendas. Sin embargo, no se debe solo a problemas de suministros e iniciativas como el Programa Agua Rural de Anglo American están trabajando para cambiar la situación.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En Chile, cerca del 10% de la población vive en sectores rurales y para lograr el desarrollo de estas comunidades es fundamental el acceso al agua potable. Por eso existen cooperativas y comités de Agua Potable Rural, comúnmente llamados APR, que son organizaciones sociales que abastecen de este recurso a casi la totalidad de la población rural, la cual equivale a más de 2 millones de personas.

Según la última encuesta CASEN 2017, 1.431.162 chilenos no cuentan con servicios sanitarios básicos, como agua potable y/o baño en sus viviendas, y los expertos coinciden en que esta carencia no se debe principalmente a una menor disponibilidad del recurso hídrico, sino a una carencia en el ámbito de la gestión, en el ámbito de la infraestructura para la provisión de agua potable y que está muy vinculado a zonas rurales.

Actualmente en nuestro país existen alrededor de 1.500 APR, organizaciones sin fines de lucro donde trabajan miembros de la misma comunidad. Mediante un equipo administrativo y un equipo técnico, se hacen cargo del proceso y mantenimiento de la infraestructura, asegurando el acceso continuo de agua de calidad para sus vecinos. Y es que el objetivo principal de los APR es buscar el bienestar de sus localidades tanto en materia de salubridad como en desarrollo social y económico.

Ante la relevancia de este tema y para conocer esta realidad e iniciativas que buscan mejorarla, se desarrolló la conferencia web “Agua Potable Rural: Colaboración para una gestión hídrica eficiente”, convocada por Compromiso País, que contó con la participación del ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno; el vicepresidente de Asuntos Corporativos, Permisos y Medio Ambiente de Anglo American, René Muga; el director del Programa Agua Rural de Anglo American, Gonzalo Jaramillo; el director ejecutivo de Fundación Huella Local, Gonzalo Vial; la miembro del Centro UC Derecho y Gestión de Aguas, María Molinos, y el subdirector de Servicios Sanitarios Rurales MOP, Álvaro Sola.

Compromiso País es un programa del actual gobierno que busca superar la pobreza multidimensional a través de la colaboración y la articulación de actores públicos y privados, solventando el diálogo y el trabajo conjunto.

Uno de sus impulsores es el ministro Alfredo Moreno, cuando hace unos años estaba a cargo del Ministerio de Desarrollo Social.
"Teníamos que ponernos a trabajar decididamente en los problemas sociales que eran urgentes y que había muchos y no podían esperar. Eran problemas que de alguna forma no los veíamos. (...) Muchas personas tenían realidades muy distintas y sufrían problemas muy serios que no podían resolver por sí solos, que necesitaban que les tendieran una mano, y que, sin embargo, no estaban suficientemente realzados sobre la mesa como para que hubiera una acción decidida, técnica, con todos los recursos para poderlos resolver", recordó.

Con el trabajo de expertos, la sociedad civil y diversos representantes privados se detectó que uno de los grandes problemas era el de las personas que residen en viviendas sin servicios sanitarios básicos y la falta de agua potable.

"Para las personas que tenemos agua todos los días, el agua está a la vuelta de la llave y nunca nos ha faltado. Nos parece que es una cosa evidente que uno abre la llave y sale el agua, nunca pensamos de dónde viene ni cómo se hace. Pero para las personas que no la tienen, cambia la vida radicalmente: hay que ocupar una gran cantidad de esfuerzo para contar con el agua, hay que usarla de manera muy diferente porque es extremadamente escasa, no se puede tener ni jardín ni otras cosas porque no existe el agua. La condición sanitaria de esas personas y de sus hijos es muy diferente", planteó Moreno.

"El problema del agua potable rural es un problema social extraordinariamente importante, y extraordinariamente grave para las personas que trabajan en resolver todo tipo de problemas sociales", recalcó.

Rol del Estado

A diferencia de las zonas urbanas, en Chile el abastecimiento de agua y también de los sistemas sanitarios en las zonas rurales está reservado exclusivamente al Estado, que luego entrega a los vecinos la responsabilidad de autogestionarse.

"Y si tomamos lo que vemos, la acción del Estado ha sido mala en carencia de agua potable. Así como en las ciudades que tenemos 100% de cobertura que abastecimos con las empresas sanitarias y con un sistema completamente distinto, en las zonas rurales tenemos un tremendo atraso y tenemos todavía grandes cantidades de personas que no tienen acceso ni al agua potable, ni menos todavía a los sistemas de tratamiento de aguas servidas", sostuvo el ministro de Obras Públicas.

El panorama actual además se ve afectado con la sequía que se ha prolongado por más de una década, que ha llevado a que personas que incluso contaban con agua potable la perdieran.

Por eso para Moreno son sumamente importante "los aportes que puede hacer el sector privado para colaborar con el Estado, las fundaciones, la academia, lo que se está realizando con varios pilotos interesantes de nuevas tecnologías".

Además, destacó como "un buen ejemplo de lo que el sector privado está haciendo en esta materia es la iniciativa de Anglo American", que ha implementado importantes sistemas y mejoramiento en la Región de Valparaíso y otras zonas del país.

Gestión de Programa Agua Rural de Anglo American.

Programa Agua Rural

Gonzalo Jaramillo, director del Programa Agua Rural de Anglo American, explicó en el webinar que la iniciativa es la respuesta a un estudio de disponibilidad hídrica que se realizó los años 2016 y 2017.

“Ese estudio nos permitió entender qué estaba pasando realmente. Lo primero que nos indicó fue cuál era la disponibilidad de los subacuíferos, en este caso, cruzamos la subcuenca de la provincia de Chacabuco. Luego nos tocó comprender cómo era la infraestructura asociada", explicó.

A eso le agregaron la demanda hídrica, "lo que confirmó lo que todos sabíamos: efectivamente hay una crisis hídrica en estos territorios de la zona central y a lo largo de Chile, pero también arrojó otras cosas que no estaban muy a simple vista, por ejemplo, que la infraestructura en general estaba bastante buena, hablamos de estanques, pozos, etc., y que en muchos casos se podría optimizar la utilización de esa infraestructura ya existente”.

Colina fue el primer sector de la Región Metropolitana donde la minera diseñó un mecanismo de diagnóstico, automatización y monitoreo en línea para los sistemas de APR, que incorpora mejoras tecnológicas, equipamiento, infraestructura y acompañamiento durante la implementación del programa. Destaca el uso de un software que permite al operador controlar y automatizar su sistema en forma remota.

Jaramillo relató en el webinar lo importante que es estar en aquella realidad, y entender cómo operaban los APR, los que toman un rol principal. “Tuve la experiencia de meterme durante meses a trabajar en conjunto, 6 de la mañana, 5 de la mañana, sea invierno sea verano, con nieve, con lluvia, dependiendo de donde esté el APR, caminaba hacia un estanque, entender si tiene o no tiene agua, preocupándose que efectivamente el estanque llegue lleno o con suficiente agua en horario punta para que la comunidad tenga agua. Es un trabajo de mucho esfuerzo y que no mucha gente entiende o lo desconoce en verdad”.

A partir de ahí empezó un desarrollo al interior de la compañía para trabajar en algunas tecnologías con empresas como We-Techs. "Entonces, fue decir veamos cómo opera esto y cómo puede funcionar, y ahí se integró no solamente We-Techs con sus ingenieros, también ingenieros de Anglo American, gente de la comunidad vecina a nuestras operaciones y, sobre todo, quienes administran y operan los APR. Fue un trabajo colaborativo y mancomunado”, explica el ejecutivo.

Con toda la información recopilada se armó un plan piloto a modo local que tomó todas las preocupaciones y problemas que se habían levantado. "Nos dimos cuenta, una vez que implementamos este piloto, que los resultados fueron casi inmediatos: de operar en ciego, empezamos a dar gestión automatizada a los APR", por lo que decidieron llevarlo a la provincia para entender si definitivamente entregaba "una solución real y lograba responder a la necesidad del resto de los APR”.

Hasta ahora, el Programa Agua Rural de Anglo American se ha implementado en 62 APR de cuatro provincias de las regiones Metropolitana y de Valparaíso: Chacabuco, Los Andes, Quillota y San Felipe, beneficiando a más de 100 mil personas.

Desarrollo local

En las áreas no concesionadas se ha estimado que 752.758 personas carecen de acceso a agua potable mientras que 830.738 personas no cuentan con un sistema de eliminación de excretas. En estas áreas, los programas de acceso son, en general, de bajo alcance y de alto costo, especialmente para aquellas comunidades rurales de menor número de familias ubicadas en zonas dispersas o semiconcentradas.

¿Cómo los municipios, comités y comunidades pueden optar a este tipo de proyectos acorde a la realidad local?

Fundación Huella Local tiene una alta experiencia en todo Chile acompañando y potenciando a municipios y a comunidades. Su director ejecutivo y también miembro del Consejo Ejecutivo de Compromiso País, Gonzalo Vial, contó en el marco de la conferencia sobre los desafíos que existen en el trabajo conjunto a los gobiernos locales.

“Creemos que todos los territorios del país deben desarrollarse equitativamente, explotando plenamente su potencial”, dijo en su presentación, por lo que se debe "potenciar los gobiernos locales de manera que sean más fuertes y autónomos en sus capacidades para desarrollar un ámbito colaborativo de acción en los territorios".

Pero reconoció que en el país se da la paradoja de que "precisamente las comunas que presentan mayores necesidades cuentan con plantas profesionales insuficientes y el Estado condiciona el 85% de los recursos que llegan a los territorios a esa capacidad".

Es decir, a pesar de los fondos disponibles, los municipios de esos territorios tienen menores capacidades para captar esos recursos. Es ahí donde Huella Local apoya a los equipos municipales de esas comunas, generando alianzas público-privadas que permiten la consecución de fondos públicos a través de proyectos de desarrollo de infraestructura y de equipamiento de alto impacto social.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV