Publicidad
Realizan programa de convivencia educativa en niños y niñas de La Araucanía Niñez

Realizan programa de convivencia educativa en niños y niñas de La Araucanía

Publicidad

Ocho son las comunas con las que está trabajando el programa A Convivir Se Aprende.


Según información entregada por la Superintendencia de Educación durante el primer trimestre de 2024 en La Araucanía se ingresaron 72 denuncias por hechos de violencia escolar, 29 menos que se registraron en comparación al primer trimestre de 2023, donde se notificaron un total de 101 casos.

A nivel nacional el organismo estatal informó que se registró una disminución de un 8,1% de denuncias recibidas durante esta primera parte del año, lo que quiebra las alzas notificadas tanto en 2022 como en 2023. Ante este
panorama que parece mejorar, el llamado es no relajarse.

Es así que la Universidad Católica de Temuco, a través del programa “A Convivir Se Aprende” continúa con sus jornadas de redes en terreno, beneficiando a directivos, profesionales de equipos de convivencia escolar y
docentes de establecimientos educacionales de ocho comunas de la región.

Gorbea, Loncoche, Freire, Angol, Lautaro y Cunco, son las seis comunas que se integraron al programa durante el presente año, que se sumaron a Temuco y Curacautín que están en la Fase de Continuidad del programa.

Carmen Paz Tapia, coordinadora regional de A Convivir Se Aprende, adelantó parte del trabajo que se ha estado desarrollando durante este año. De manera especial, queremos aportar a los y las estudiantes de nuestra
región estableciendo una alianza estratégica con las carreras de Educación Diferencial y Oficios Creativos de la Universidad Católica de Temuco.

“Desde los cursos estamos trabajando en comprometer a los profesionales en formación con el programa A Convivir se Aprende, queremos llegar a las niñas, niños, jóvenes de diferentes establecimientos para poder fortalecer los valores inclusivos y competencias socio-emocionales, ellos son el centro y norte de nuestro trabajo. A través de estas actividades queremos aportar al trabajo desarrollado en las instituciones”, comentó.

El caso de Loncoche

En el Liceo Bicentenario Padre Hurtado de la comuna de Loncoche el programa trabajó con una treintena de profesionales de convivencia escolar y docentes de establecimientos educacionales de la zona, donde se realizaron
diversas actividades que buscan entregar herramientas para potenciar las metodologías de trabajo para el fortalecimiento la convivencia escolar y la prevención de la violencia.

Natalia Bernales, coordinadora ACSA comunal de Loncoche destacó el trabajo en red ejecutado por el proyecto.

“El programa A Convivir Se Aprende se encuentra en diversas comunas, en este caso nosotros venimos a la comuna de Loncoche a trabajar con las escuelas municipales y particulares subvencionados que han aceptado esta invitación a formar parte del programa. Actualmente nosotros llevamos dos encuentros, donde hemos focalizado un diagnóstico de necesidades y desarrollo de capacidades, habilidades y enfoques con los cuales queremos abordar la convivencia educativa”.

En cuanto a los profesionales beneficiados, el director del establecimiento Liceo Padre Hurtado de Loncoche, Carlos Seguel, señaló que “esta iniciativa que se enmarca dentro de la política de reactivación educativa es un aporte para todos los establecimientos de nuestra comuna, ya que permite comprender la nueva política nacional de convivencia educativa y nos va a permitir también conocer las necesidades que tenemos cada una de las
instituciones en nuestro sector. Estamos siendo acompañados por distintos asesores territoriales que nos ayudan a dar respuesta a nuestras problemáticas”.

Por su parte Ruth Delgado, directora del establecimiento Cedi We Nepen, agradeció el trabajo de la Universidad en disminuir los índices de violencia escolar en la comuna. “La conversación sobre este tema es fundamental, básica, necesaria y urgente. Creo que es importante que todos los equipos de alguna forma dialoguen y estén de acuerdo, para compartir experiencias y ayudarnos para esta dimensión que es tan importante para los aprendizajes y me parece relevante que la Universidad Católica de Temuco se haga cargo de esto”, cerró.

“A Convivir se Aprende” está considerado durante los años 2023 – ejecutado -2024 – en ejecución – y 2025, período en el que se ejecutará el proyecto en colaboración con la Seremi de Educación en constante diálogo con los municipios y sostenedores, además de las comunidades educativas respectivas.

Publicidad

Tendencias