viernes, 24 de mayo de 2019 Actualizado a las 20:36

Agenda Vida

Presentado por:

Emprendedores destacados

Valor Empresario: Francisco McClure y las barreras que hoy harían "imposible" emprender los helados San Francisco

por 26 julio, 2016

Valor Empresario: Francisco McClure y las barreras que hoy harían
Entró a este mercado en 1992, cuando no existían las estrictas regulaciones que rigen actualmente a este rubro. Pero su trayectoria empresarial comenzó mucho antes, cuando a mediados de los 70' puso en marcha una lechería que sucumbió con la recesión de 1982. Se reinventó exportando lana de conejos angora y después con la elaboración de queso fresco, donde surgió la idea de aprovechar la crema de leche sobrante para elaborar postres y helados.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Cuando mira hacia atrás, Francisco McClure ve con satisfacción el crecimiento de la Lechería San Francisco de Loncomilla, una empresa que mantiene vivo su espíritu de emprendimiento familiar con sello artesanal y que debe gran parte de su éxito a la elaboración de helados premium.

Hace 24 años partió con un pequeño punto de venta a la orilla de la carretera y actualmente produce más de cinco millones de litros de helados al año, los que están presentes prácticamente en todos los supermercados y que próximamente constituirán el producto estrella de una cadena de gelaterías que se encuentra en pleno período de expansión.

Pero este ingeniero agrónomo de la Universidad Católica, cuyo testimonio de emprendimiento fue seleccionado este año por el programa Valor Empresario "Una mirada diferente", de Bci, considera que en la actualidad sería prácticamente imposible sacar adelante el negocio que ideó en 1992. Esto, porque si bien ahora es mucho más fácil constituir una empresa y los emprendedores cuentan con múltiples facilidades, también ha surgido un sinnúmero de regulaciones y “barreras” que a comienzos de los ’90 no existían.

“Entiendo que ahora es un poco más sencillo constituir una empresa, una sociedad. Pero, por otro lado, la cantidad de barreras que hay, sobre todo reglamentarias, de controles de productos, sanitarias, de rotulación, son de otro mundo. Hoy día yo declaro que habría sido imposible emprender la empresa que yo constituí en ese momento... habría sido imposible”, expresó.

Eso sin contar la competencia que existe en un mercado de gran crecimiento. Basta con comparar los tres litros de helado que consumían los chilenos al año hace dos décadas con los nueve que consumen en la actualidad.

mcclure2

“Bailar con la música que toca”

La historia de McClure no empezó con los helados, sino mucho antes, cuando en 1974 se hizo cargo de 150 hectáreas que heredó de su padre para instalar una lechería que llegó a tener más de 370 vacas y que sucumbió ocho años más tarde, durante la recesión de 1982. Para él fue la etapa más dura que le ha tocado vivir como empresario.

“Estábamos recién empezando con la lechería y al final de mes no teníamos plata ni siquiera para pagar los sueldos. Era una cosa generalizada que ocurría en todas partes, porque tampoco los trabajadores podían irse a otro lado. Entonces alentamos a la gente a conformarse con lo que podíamos lograr, porque ya vendrían momentos mejores y pagaríamos todo”.

Yo creo que la persistencia ha sido una de las cosas que a nosotros más nos ha caracterizado, porque hemos tenido momentos difíciles pero hemos vuelto a insistir y hemos sacado el tema adelante. Así lo hemos hecho varias veces".

Y esos momentos mejores llegaron, cuando hizo una alianza con una cooperativa de Chillán y se embarcó en la producción y exportación a Europa y Asia de lana de conejos angora. “Pudimos salir de momentos muy difíciles porque eran productos de exportación. Estábamos trayendo dólares, había avidez por ellos, podíamos liquidarlos a buen precio”, recordó.

Fueron nuevos tiempos de bonanza que duraron hasta que China ingresó al mercado y se acabó la demanda, y por tanto el negocio. Se vio entonces obligado a regalar los conejos y a volver a reinventarse. Esta vez, con la producción de queso fresco… y los helados. Empezó con alrededor de 20 personas, la gran mayoría mujeres de la zona que venían del trabajo con los conejos.

“Tuvimos que cambiar a lo que venía después. En ese tiempo estábamos empezando la producción de queso fresco y nos encontramos con que teníamos un remanente de crema porque estábamos bajándole el tenor graso a los quesos. Y ahí, buscándole y buscándole, se nos ocurrió esto de hacer helados premium, que son helados con harto contenido de materia grasa, y que son los que se prestan más que nada para hacer postres. Así nació nuestra línea de postres y helados”.

McClure1Ahora en la fábrica en San Javier trabajan más de 60 personas sólo en el área de producción. Ha debido contratar también personal especializado para encargarse de los nuevos requerimientos del mercado y varios de sus hijos se han hecho cargo de diversas funciones ejecutivas.

A  la hora de resumir su trayectoria, Francisco McClure dice que “ha sido como bailar con la música que están tocando, y eso yo creo que, en el plazo de los años ’80 hasta ahora,  a cualquiera  le puede tocar. La cosa es que uno se entusiasme y salga a la pista a bailar”.

Ley de Etiquetados: “No es de mi gusto”

Francisco McClure es muy crítico de la forma cómo se implementó la Ley de Etiquetados y los discos negros que informan en los envases cuando los productos son altos en azúcar, en grasas saturadas, en sodio y calorías. Esto, porque si bien comparte la necesidad de mejorar la alimentación de los chilenos, cree que la clave está en la educación.

“Hay empresarios y empresarios. Ha habido excesos, no cabe la menor duda. No puedo negar que hay empresas a las que se les ha pasado la mano y han tenido yayitas más o menos grandes y eso no es nada de  bueno”.

“Podría haberse hecho en forma más amigable, haber corregido algunos nutrientes que obviamente se pueden corregir por el bien de la ciudadanía, por ejemplo bajar los contenidos de sales, el sodio. Hay un montón de población hipertensa, con eso estoy totalmente de acuerdo. También con reducir el consumo de azúcar. Pero si usted me lo hubiera pedido a mí, yo lo hubiera hecho de otra forma. Aquí lo más importante es no andar cortándole las manos a la gente, lo más importante es educar, enseñarle a los niños chicos a tener preferencia por alimentos que no tengan alto contenido de azúcar, tratar de reducir el consumo de bebidas, ese tipo de educación  me parece mucho más adecuada”.

En este sentido, sus helados también se han puesto a tono con los nuevos tiempos. “Tenemos una línea de helados light que incluso están adaptados para gente con diabetes que no puede consumir azúcar e incluso también sin gluten para personas celiacas. También tenemos helados de fruta que son muy moderados en todos los diferentes aspectos y como alimentos son estupendos, sobre todo en verano,  porque es fruta con agua refrescante y un poco de leche”.

Sin embargo, reconoce que los helados de crema de leche siguen siendo insuperables, por lo que la clave debe ser la moderación. “Todavía no se ha inventado un helado de primera calidad que no use crema de leche o alguna materia grasa. Nosotros hacemos los helados con crema de leche como se hacían desde que se inventaron y a ese helado no le va a ganar nadie, porque es el que   tiene la mayor suavidad, la mayor calidez y la mejor textura. Por eso son imbatibles”.

mcclure3

Insistir y persistir

McClure cree que su historia y la de la Lechería San Francisco ha sobresalido principalmente por su arraigo a la Región del Maule. “Somos regionales, nunca hemos perdido nuestro color regional, siempre hemos sido grandes propulsores de seguir aquí en provincia, de dar empleo en provincia, de pagar los empleos en provincia, hemos sido muy apegados a ese principio”.

Y a la hora de describir al empresario chileno, destaca principalmente a aquellos de más esfuerzo. “Yo tengo un gran concepto de los empresarios de esfuerzo, el gallo que empieza con su negocio. El empresario chileno es un empresario muy bueno, es cumplidor, tiene palabra, tiene una educación media de muy buen nivel. Respeto salvajemente a la gente que es capaz de emprender, de asumir los desafíos”.

mcclure4Su tono cambia sin embargo a la hora de referirse a quienes se han visto involucrados en irregularidades. “Hay empresarios y empresarios. Ha habido excesos, no cabe la menor duda. No puedo negar que hay empresas a las que se les ha pasado la mano y han tenido yayitas más o menos grandes y eso no es nada de  bueno”.

La clave, subraya, es no generalizar. “Los medios muchas veces generalizan y lo que hacen es hacer creer que lo que hace un empresario lo hacen todos los empresarios. En eso hay una labor bien importante de los medios de dejar bien claro que no porque alguien mata, todos son asesinos”.

lo más importante es no andar cortándole las manos a la gente, lo más importante es educar, enseñarle a los niños chicos a tener preferencia por alimentos que no tengan alto contenido de azúcar, tratar de reducir el consumo de bebidas, ese tipo de educación  me parece mucho más adecuada”.

Finalmente, dijo que si tuviera que aconsejar a un nuevo emprendedor, le diría que “trate de estar lo más informado que pueda en la materia, del punto de vista de tecnología y mercado en el que está tratando de emprender; y lo otro es no tenerle miedo al fracaso, ya que cuando viene hay que seguir insistiendo. Yo creo que la persistencia ha sido una de las cosas que a nosotros más nos ha caracterizado, porque hemos tenido momentos difíciles pero hemos vuelto a insistir y hemos sacado el tema adelante. Así lo hemos hecho varias veces".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV