miércoles, 23 de enero de 2019 Actualizado a las 13:42

Agenda Vida

Presentado por:

Salud

Osteoporosis y Artrosis: enfermedades crónicas que afectan a mujeres mayores de 50 años y ya no son invalidantes

por 27 octubre, 2017

Osteoporosis y Artrosis: enfermedades crónicas que afectan a mujeres mayores de 50 años y ya no son invalidantes
Con el fin de conmemorar los días de la artrosis y osteoporosis, este mes J&J Medical Devices y especialistas de las patologías de referencia hacen un llamado a la población: “Actívate a buscar las soluciones para un envejecimiento activo”. Chile es el tercer país de Latinoamérica con más artrosis y se estima que más del 50% de la población mayor a 50 años presenta la patología en alguna articulación relevante. La artrosis de rodilla es la principal causa de deterioro en la movilidad, especialmente en mujeres.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Chile es un país donde el envejecimiento de su población ya es una realidad y enfermedades crónicas como la osteoporosis y artrosis afectan un alto porcentaje de mujeres en edad adulta. Se debe tener en cuenta, que los primeros indicios de ambas patologías pueden ocurrir a partir de los 50 años de edad, una etapa en que las mujeres buscan seguir manteniéndose activas tanto en el ámbito laboral como social.

En el marco del Día Mundial de la Osteoporosis, Johnson & Johnson Medical Devices lanza la campaña informativa denominada “Actívate” que busca concientizar acerca de estas patologías y la posibilidad de acceder a tratamientos innovadores para continuar con las actividades y tener una mejor calidad de vida: “Actívate a buscar las soluciones para un envejecimiento activo”.

Los especialistas coinciden en que en el caso de la osteoporosis el llamado es a su prevención y la detección oportuna a través del examen denominado densitometría ósea y así actuar a tiempo en la búsqueda de soluciones. El doctor Pedro Pablo Amenábar, traumatólogo del Hospital Clínico de la Pontificia Universidad Católica, plantea que “se debe generar conciencia que la osteoporosis es una enfermedad silente y si no se detecta a tiempo pueden haber consecuencias graves del punto de vista de la funcionalidad de los pacientes, económicas y sociales, por eso, debe haber una pesquisa activa de los pacientes en cuanto a su diagnóstico y del tratamiento más adecuado para cada caso”.

El especialista afirma que “es fundamental en este contexto asociado a una mayor esperanza de vida de las chilenas, tomar conciencia que la osteoporosis y artrosis son enfermedades muy frecuentes y la prevalencia aumenta con la edad.  Lo relevante es que existen tratamientos y los avances e innovación en dispositivos médicos permiten un envejecimiento activo de los pacientes, continuar con su vida productiva y seguir siendo autovalentes”.

De acuerdo a la encuesta Casen 2015, los adultos mayores de 60 años representan el 17,5% de la población chilena (3,076 millones de personas) lo que da cuenta de un sostenido aumento de los adultos mayores en el país, puesto que en el año 2000 la cifra llegaba al 10,9%. Del total del grupo, el 57,3% son mujeres, quienes buscan seguir manteniéndose activas ya que su expectativa de vida es mayor.

¿Qué es la osteoporosis?

Se trata de una enfermedad metabólica crónica, que no produce dolor ni síntomas, si no un debilitamiento progresivo del hueso, por lo que es muy factible que frente a una caída o golpe se produzca una fractura. La condición más importante que gatilla la osteoporosis en la mujer es la menopausia, pues durante este período se producen diversos cambios hormonales como la disminución en los niveles de estrógenos, lo cual influye directamente en la densidad mineral ósea, en términos simples, la calidad del hueso.

El Dr. Amenábar afirma que las lesiones más comúnmente asociadas a la osteoporosis son las fracturas de cadera que tienen como tratamiento la intervención quirúrgica en beneficio de un envejecimiento activo. “El paciente fracturado de cadera se opera sin importar la edad, es deber nuestro como especialistas compensar todas las enfermedades que puedan tener para minimizar el riesgo y se deben operar para evitar la postración. El reposo en la cama puede implicar complicaciones como infecciones respiratorias y urinarias; escaras y trombosis, además del dolor que provoca la fractura”, explicó.

También son frecuentes las fracturas de columna y muñeca, cuya operación debe ser analizada en cada caso.

Respecto a la prevalencia en Chile, el especialista subraya que “las cifras de osteopenia (condición previa a la osteoporosis) llegan al 50% y la osteoporosis en población mayor a 80 años es de 22%. Si sumamos ambos datos vemos que sólo un 28% de la población mayor a 80 años tiene una densidad mineral ósea normal, es decir, la cifra es muy baja. Hay que considerar que es una patología que tiene una evolución progresiva en el tiempo, se va agravando a medida que pasan los años”.

Para prevenir la patología se recomienda a las mujeres tomar calcio y vitamina D en forma regular después de la menopausia; consultar al especialista para realizar en forma periódica el examen que mide la densidad mineral del hueso y evaluar una eventual terapia hormonal de reemplazo; además de hacer actividad física y evitar el tabaco.

¿Cuál es la principal diferencia de la osteoporosis con la artrosis?

Si bien los especialistas coinciden en que la mayoría de las personas confunde ambas enfermedades, son patologías absolutamente diferentes. La artrosis es una enfermedad degenerativa que provoca el desgaste del cartílago de las articulaciones, afecta principalmente la rodilla, manos y cadera, produce dolor, rigidez y es usual la deformidad de la articulación.

Chile es el tercer país de Latinoamérica con más artrosis y se estima que más del 50% de la población mayor a 50 años presenta la patología en alguna articulación relevante. La artrosis de rodilla es la principal causa de deterioro en la movilidad, especialmente en mujeres.

El doctor Cristián Barrientos, traumatólogo y cirujano ortopédico del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, planteó que “se puede hablar de artrosis cuando desaparece el cartílago de las articulaciones, generando un contacto directo entre los huesos, lo que genera principalmente dolor y rigidez”. Este deterioro es habitualmente progresivo, por lo que se espera agravamiento con los años.

A diferencia de la osteoporosis, la prevención es menos específica, ya que las causas son multifactoriales. Algunas no son modificables como el “backround” genético y alineación mecánica de extremidades. No obstante, existen factores modificables donde el sobrepeso y obesidad se establecen como causa directa en la aparición artrosis de rodilla, haciendo relevante tener un estilo de vida saludable”.

Hoy existen soluciones que permiten mantener la calidad de vida

El Dr. Barrientos aseveró que la artrosis en general no tiene tratamiento específico ya que no se puede recuperar el cartílago perdido. Por ello, indica que en fases avanzadas de artrosis el tratamiento preferido corresponde a una intervención quirúrgica para implantar endoprótesis articulares. Siendo las más comunes son de cadera y rodilla.

Dichos implantes permiten manejar la discapacidad que la artrosis produce en el paciente.  Tanto en el caso del reemplazo de cadera como de rodilla por una prótesis los resultados son buenos ya que la satisfacción del paciente llega a cerca del 100% en el primer caso, y del 85% en el segundo, lo cual contribuye al envejecimiento activo.

En la ley GES, la prótesis total de cadera tiene cobertura en personas de 65 años y más con artrosis de cadera con limitación funcional severa. Para prótesis de rodilla, en tanto, no se tiene acceso garantizado al día de hoy. Respecto de este tema de salud pública, el especialista advierte que, si en Chile se mantiene el aumento en las cifras de obesidad y la tendencia de comportamiento del sobrepeso, lo más probable es que se requiera una mayor cantidad de cirugías de prótesis de rodilla que de cadera, fenómeno que ha sido visto en países desarrollados como USA.

Agregó que se debe evaluar disminuir la edad para la cobertura de la prótesis de cadera en el GES ya que hay pacientes menores de 65 años que requieren la cirugía, pero al quedar fuera de la garantía legal, quedan en largas listas de espera, con dolor, discapacidad y habitualmente con licencia médica, en circunstancias que están muy activos laboral y socialmente.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV