viernes, 26 de febrero de 2021 Actualizado a las 01:23

El peor primer semestre desde 2008 deja a Wall Street pidiendo paciencia

por 21 julio, 2012

El peor primer semestre desde 2008 deja a Wall Street pidiendo paciencia
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Los cinco mayores bancos de Wall Street informaron el peor comienzo de año desde 2008, y siguen pidiendo paciencia a los inversores.

JPMorgan Chase Co., Bank of America Corp., Citigroup Inc., Goldman Sachs Group Inc. y Morgan Stanley en conjunto tuvieron ingresos de US$161.000 millones en la primera mitad del año, un 4,5 por ciento menos que en 2011 y la suma más baja desde los US$135.000 de hace cuatro años. Las firmas atribuyeron la caída a las bajas tasas de interés y una reducción de la negociación y las operaciones debido a la preocupación por las finanzas de los gobiernos europeos y la desaceleración del crecimiento en Estados Unidos y China.

Desde 2009, la mayoría de los bancos no ha logrado obtener un retorno que supere su costo de capital, dijo Roy Smith, profesor de finanzas de la Escuela de Negocios Stern de la Universidad de Nueva York y ex socio de Goldman Sachs. El impacto de los nuevos requisitos de capital y las nuevas normas legales como la Ley Dodd-Frank de 2010 están teniendo un efecto más profundo en la rentabilidad que el que las direcciones empresariales están dispuestas a reconocer, destacó.

“Me preguntaba cuánto tiempo tenía que prolongarse esto antes de que lo tomaran en serio”, señaló Smith en una entrevista telefónica. “Esto ha continuado demasiado tiempo y está empeorando”.

Desde 2005, los bancos registran ingresos más bajos en la segunda mitad del año que en la primera, muestran los informes de las compañías, lo que indica que algo peor está por venir.

Dilema de Blankfein

Aunque Goldman Sachs este año dijo que tratará de implementar recortes de gastos por valor de US$500 millones centrados en los costos de personal después de registrar una caída de 11 por ciento en las ganancias del segundo trimestre, la firma con sede en Nueva York, al igual que sus competidores, ha desoído los pedidos de que efectuara cambios más radicales en su modelo de negocios.

El día siguiente a que el banco informara los ingresos de primer semestre más bajos en siete años, el máximo responsable ejecutivo Lloyd C. Blankfein explicó el dilema a que se enfrenta al pedir a los accionistas que esperen el repunte que prevé.

“Hay ciertas cosas que son ciclos y no es bueno que en esos casos reaccionemos exageradamente”, explicó Blankfein de 57 años en un almuerzo del 18 de julio en el Club Económico de Washington. Sin embargo, “los ciclos pueden ser inclementes y durar mucho tiempo y, si nos matan en la parte mala de un ciclo porque no administramos nuestra empresa con rigor, cuando el ciclo cambie, seguiremos muertos”.

Aunque las ganancias de US$2.460 millones de Bank of America en el segundo trimestre mostraron una mejora respecto de las pérdidas por US$8.830 millones del mismo período del año pasado, a los accionistas los asustó un salto en las demandas de recompra de bonos hipotecarios que puso en duda si la recuperación del banco puede durar. El prestamista, el segundo más grande de los EE.UU. por activos, planea recortar US$3.000 millones de gastos anuales de las divisiones de banca de inversión, negociación y administración de patrimonio.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV