viernes, 27 de noviembre de 2020 Actualizado a las 09:14

Chávez logra convencer al electorado que el cáncer no sea tema en las elecciones

por 5 octubre, 2012

Chávez logra convencer al electorado que el cáncer no sea tema en las elecciones
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En 14 años, el presidente venezolano Hugo Chávez ha sobrevivido a un golpe, nacionalizado 1.000 compañías, fortalecido los vínculos con Irán y calificado a George W. Bush de “demonio”. Ni siquiera el cáncer lo ha llevado a desistir de presentarse como candidato a un cuarto mandato presidencial.

Luego de tres cirugías en Cuba que desaceleraron su campaña contra Enrique Capriles Radonski, Chávez, que tiene 58 años, redobló el ritmo en las dos últimas semanas y visitó siete estados que constituyen alrededor de la tercera parte del país. Hoy cierra su campaña para las elecciones del 7 de octubre con un acto en Caracas.

Si bien el cáncer ya no preocupa tanto a los votantes, persisten los temores a que la salud de Chávez no se mantendrá durante otros seis años de gestión y a que estalle una lucha por la sucesión, dijo Moisés Naim, un ex ministro de Comercio venezolano que en la actualidad se desempeña en la Fundación Carnegie para la Paz Internacional en Washington.

“Hay varios grupos que tienen dirigentes en el gobierno que se sienten con derecho a y en el deber de sucederlo”, dijo Naim, que también integró la junta de directores del banco central entre 1989 y 1990. “Chávez sabe que si elige a uno los otros se rebelarán”.

Los inversores impulsaron la demanda de deuda venezolana este año conforme Chávez se sometía a tratamiento para el cáncer, dijo Alfredo Viegas, director gerente para mercados emergentes de Knight Capital en Greenwich, Connecticut. Los bonos en dólares del país han retornado 30 por ciento este año hasta septiembre, el segundo mayor retorno de mercados emergentes después de Costa de Marfil, según el índice EMBIG de JPMorgan Chase Co.

Campaña reñida

Chávez no tiene asegurada la victoria en momentos en que enfrenta la batalla electoral más reñida desde que asumió. Capriles, el ex gobernador del estado de Miranda, que tiene 40 años, ha hecho hincapié en su juventud y su buena salud en comparación con Chávez. Ha visitado más de 260 comunidades en ocho meses y movilizó decenas de miles de personas en Caracas el 30 de septiembre.

“Antes, Chávez estaba constantemente en las calles y hacía lo que ahora le vemos hacer a Capriles: visitar varios estados el mismo día”, dijo Andrés Canizalez, un profesor de medios de la Universidad Católica Andrés Bello en Caracas. “Así era Chávez en 2006”.

Las encuestas han experimentado grandes variaciones, si bien la mayor parte de los analistas da la ventaja a Chávez, que trató de compensar su falta de campaña pública exigiendo que las radios y los canales de televisión cubran sus discursos oficiales, incluso cuando Capriles está hablando.

‘Otro país’

Según las leyes venezolanas, si Chávez gana y la enfermedad le impide desempeñar la presidencia en los primeros cuatro años de su mandato, el vicepresidente asume la primera magistratura durante 30 días mientras se convoca a elecciones. Si no puede ejercer su mandato en los dos últimos años, el vicepresidente puede completar el período.

Si bien los analistas políticos dicen que el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, y el ministro de Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro, son posibles reemplazantes, no se conoce una línea sucesoria para el hombre que domina la política venezolana desde 1998. Chávez ha minimizado la necesidad de un plan de sucesión porque afirma que ya no tiene cáncer.

“Pensar el país sin Chávez en este momento es como pensar en otro país”, dijo el venezolano Alberto Barrera, uno de los autores de la biografía en español “Hugo Chávez sin uniforme”, en un correo electrónico. “Ha creado un inmenso culto a la personalidad. Es evidente que domina la sociedad”.

Campaña errática

Si bien la imagen del mandatario es omnipresente, la enfermedad de Chávez se ha hecho sentir. El presidente, que alguna vez dio discursos de seis horas, a fines de septiembre habló un promedio de 24 minutos diarios, escribió Barclays Plc en un informe del 26 de septiembre en el que citó al grupo de análisis venezolano ODH.

Por momentos, sin embargo, canta y baila con músicos en escalas de la campaña y boxea de forma amistosa con jóvenes atletas en actos.

“Estamos en medio de la avalancha final del pueblo camino a una victoria aplastante el domingo”, dijo Chávez el 2 de octubre por la televisión estatal.

Al no contarse con más detalles sobre su cáncer, es imposible determinar la gravedad de Chávez, dijo por teléfono Sunil Daryanani, un oncólogo de Caracas. Su errático estilo de campaña podría demostrar que un año de tratamiento empieza a tener consecuencias en el plano físico, dijo.

Incluso si Chávez se ve obligado a hacerse a un lado después de una victoria, es improbable que su influencia desaparezca a corto plazo, dijo el ex ministro de Relaciones Exteriores brasileño, Luiz Felipe Lampreia, que dirigió las relaciones con Venezuela cuando asumió Chávez en 1999.

“Las políticas de Chávez están tan arraigadas, que revertirlas llevará una o dos generaciones”, dijo.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV