domingo, 24 de octubre de 2021 Actualizado a las 15:11

Recuento 2017

Los casos de violencia de género que marcaron el 2017 y las lecciones que dejaron

por 1 enero, 2018

Los casos de violencia de género que marcaron el 2017 y las lecciones que dejaron
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El 2017 dejó una serie de reflexiones en la sociedad producto de casos emblemáticos que debieron enfrentar algunas mujeres, mostrando las falencia o los avances en el día a día de cada una de nosotras.

Violencia por orientación sexual: Nicole Saavedra es secuestrada, torturada y asesinada por ser lesbiana

Aunque el crimen de Nicole Saavedra fue el 2016, fue en el año que recién terminó cuando dio que hablar, pero no precisamente porque fuera de conocimiento público si no justamente porque a pesar de que fue secuestrada y que cuando fue encontrado su cuerpo evidenciaba casos de tortura, se ha mantenido desapercibido.

Lo peor es que el hecho de que Nicole fuera lesbiana y parte de la evidencia que han enconotrado sus familiares da cuenta de que tanto ella como otros crímenes en la zona del interior de la región de Valparaíso, son por su orientación sexual, en un territorio conservador, rural, donde el machismo impera tanto como las actividades mineras y agrícolas.

Pero ni los medios ni la justicia ni la opinión pública se han horrorizado por lo ocurrido como cuando pasó el trágico homicidio de Daniel Zamudio.

Nicole sufrió insultos y golpizas hasta su desaparición del sábado 18 de junio de 2016, mientras esperaba transporte público para volver a tomar desayuno con su madre después de una fiesta en Quillota.

Nicole fue encontrada amarrada, torturada y muerta una semana después de su desaparición, pero aún no hay algún imputado. Es por eso que la familia pidió el cambio de fiscal para ver si durante este 2018 la justicia puede encontrar a el o los culpables.

Violencia Intrafamiliar: La justicia le creyó a Nabila Rifo

El brutal ataque de Nabila Rifo no ocurrió el 2017, pero fue este año que acaba de terminar cuando la justicia condenó a Mauricio Ortega, su ex pareja y único imputado, como el autor del macabro acto ocurrido 14 de mayo de 2016.

En fallo dividido, el Tribunal Oral en lo Penal de Coyhaique escuchó a Nabila: “Abro, dejo todo colgado en el clavo y dejo el portón abierto. Ahí sale Mauricio, yo iba por Lautaro hacia arriba y Mauricio me decía ‘vuelve’, y empieza a seguirme. Después yo lo espero un poco, me decía ‘no peleemos’, íbamos caminando, cruzamos Monreal y quedamos frente a frente”.

“Ahí se puso a alegar, le dije que al otro día me iba a ir, que era insolente, insoportable, y en eso me doy vuelta y siento que me pega con una piedra en la cabeza. La primera que sentí, me llegó a retumbar, me bajó todo lo que había tomado, la segunda igual, era una piedra muy grande y con la tercera yo quedo inconsciente. Con el primer golpe me botó al pasto y de ahí ya no doy más, quedo mirando para arriba, me hice como la muerta para que no me siga pegando”, relató.

Rifo tuvo que explicar y enfrentar los cuestionamientos por haber exculpado a su ex pareja luego del ataque, tuvo que aguantar que los medios dieran diversas teorías y mostraran parte de su intimidad, como el informe ginecológico que mostró Canal 13 y por lo que ella decidió demandar y tuvo que aceptar como se juzgaba su manera de actuar y vivir como si esa fuera la justificación para haberla atacado.

Pero también sirvió para que los medios de comunicación se replantearan la manera de informar los casos de violencia contra las mujeres y se ayudara a (comenzar a) entender cómo se revictimiza a quienes sufren de violencia de pareja y cómo se normaliza esta situación.

Originalmente la condena fue de 12 años y 180 días por el delito de femicidio frustrado, 12 años y 180 días por el delito de lesiones graves gravísimas y 540 días por el delito de violación de morada violenta en contexto de violencia intrafamiliar.

Sin embargo, luego la Corte Suprema le rebajó 8 años la condena, pues desestimó la figura del femicidio frustrado en lo referido a la agresión previa a la mutilación de los ojos.

Violencia racial: Joane Florvil muere culpada de un crimen que no cometió

El 30 de septiembre, la haitiana Joane Florvil murió en la Posta Central un paro cardiorrespiratorio producido por una falla hepática fulminante.

Pero su caso se haría conocido porque su muerte se produjo por una serie de malos entendidos que demostraron cómo los prejuicios y la falta de ayuda terminaron provocando el trágico deceso.

Treinta días antes, sin entender por qué, su hija le fue arrebatada y Joane fue arrestada y acusada de haberla abandonado, mientras su imagen apareció tanto en los medios nacionales como haitianos.

Lo peor es que ella murió pensando que la pequeña estaba muerta o había sido secuestrada, porque nunca pudo comunicarse con las personas involucradas en esta serie de eventos desafortunados.

Todo por que ella confió en alguien que les ofreció trabajo y que después terminó robándole sus documentos, mientras ella buscaba ayuda y dejó su hija encargada al cuidado de un guardia, que finalmente la denunció por abandono de menores.

La muerte de Florvil “es la mala mezcla de muchas discriminaciones. Se parte del hecho de que es mujer. Tengo mis dudas de que si hubiese sido hombre, el caso hubiese llegado al punto que llegó. La habrían escuchado más o quizá ese hombre, no hubiese ido con una bebé”, dijo Virginia Palma, directora de la ONG Acción Mujer y Madre.

Los artistas y famosos también son violentos: Valentina Henríquez denuncia al vocalista de Los Tetas

Fue una denuncia en redes sociales la que remecería el mundo de la música nacional: Valentina Henríquez, ex pareja de Camilo Castaldi, más conocido como Tea Time, enumerada las contantes agresiones y violencia verbal, síquica y física que había sufrido en su pololeo.

"Hace mucho tiempo vengo callando una situación que está presente en mi vida, pero como se hizo muy reiterativo, con episodios cada vez más fuertes y una o dos veces por semana desde hace un tiempo, me decidí a poner una denuncia para conseguir que Camilo Castaldi Lira (cantante de Los Tetas) se aleje totalmente de mí (...) no quiero formar parte de la lista de mujeres que han sido víctimas de femicidio y creo que si no hubiera reaccionado a tiempo, yo sí podría ser una", escribió en Facebook.

El relato estaba acompañado de crudas fotos de su rostro y cuerpo donde se podían ver diversos las heridas por los golpes.

"El motivo por el que ayer decidí hacer la denuncia es porque ya le aguanté demasiadas, muchas golpizas y nunca dije nada ni siquiera a mis amigas, me comí el dolor, nunca quise hacerle daño, siempre quise ayudarlo y protegerlo pero ya entendí que él que no se quiere dejar ayudar (...) él es muy peligroso por su nivel de violencia con las mujeres, él a los hombres no les pega, les tiene miedo y por eso es chupamedias con todos para que nadie le toque un pelo (...) me dijo que sus amigos le decían que 'pololeo sin moretones no es pololeo' toda su misoginia y machismo siempre lo normalizaba y yo le decía que estaba mal y por eso siempre se enojaba conmigo, o porque yo me ponía triste y lloraba cada vez que jalaba porque de verdad me dolía, fui muy tonta", escribió Henríquez.

El cantante terminó fuera de la banda y las mujeres solidarizaron con Valentina organizando una marcha que exigió, una vez más, el fin de la violencia contra las mujeres.

Violencia en el pololeo y la falta de legislación: Antonia Garros se suicida tras constantes agresiones de su pareja

Conmoción causó la muerte de la joven Antonia Garros, quien tras discutir con su pololo se lanzó desde un piso 13 el martes 7 de febrero.

La joven que mantuvo una tormentosa relación con su pareja, Andrés Larraín, evidenció como la ley vigente no ampara a las víctimas de violencia en la pareja que no viven juntos o tienen hijos en común. Es decir, bajo la ley actual esa dinámica de violencia en la relación no encaja en lo definido como violencia intrafamiliar, por lo que no se consideran las mismas penas.

La familia de Antonia ha luchado desde entonces que se modifique la normativa. Por ahora, ya logró que los diputados aprobaran declarar el 7 de febrero como el día que promueve la no violencia en el pololeo.

Hace un tiempo, Consuelo Hermosilla, madre de Antonia Garros, explicó a El Mostrador Braga: “Los otros proyectos que incluyen la violencia en el pololeo que vienen desde 2011, aún duermen en el Congreso. Entonces consideramos que antes de seguir con lo de la Ley Antonia, sería un buen paso que este día, el 7 de febrero, se marque como el Día Nacional Contra la Violencia en el Pololeo, lo que sería un buen mensaje para la opinión pública y para las mujeres que llevamos tanto tiempo desprotegidas en esta relación que el Estado considera que no es una relación formal, es decir, el pololeo”.

Quienes han ejercido violencia deben estar fuera de los cargos públicos

El diputado Ricardo rincón no pudo postular a la reelección luego de las condena pública que se hiciera al conocerse el caso donde fue procesado por violencia intrafamiliar tras la denuncia hecha el 2002.

Incluso Carolina Goic criticó la repostulación lo que generó un debate interno en la Democracia Cristiana y las críticas a Alejandro Guillier tras una foto donde aparecía cordialmente con el parlamentario.

Pero ese no fue el único caso. Mario Gierke, alcalde de Cabrero, fue denunciado por su esposa Diana Vidal. Sin embargo, el tribunal decidió absolverlo tras un juicio simplificado.

 

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día