sábado, 19 de septiembre de 2020 Actualizado a las 21:32

Yo Opino

Mujeres matemáticas en el día de la Matemática

por 16 marzo, 2020

Mujeres matemáticas en el día de la Matemática
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El hecho de que exista un día internacional muestra a la comunidad que hay un día también para reconocer a la matemática y de esa manera se valida su importancia social, al igual que otras fechas significativas como el día escolar de la matemática en España (12 de mayo). 14.3 no es un día puesto al azar. Viene de los países anglosajones que usan la fecha la revés que nosotros. Primero el mes y después el día, es decir, 3.14. Si lo miras bien, 3,14 corresponde a una de las aproximaciones de π (Pi) el número que rige bastante a nuestro alrederor (aunque hay otros números lindos que la rigen). Mucha de nuestra arquitectura antigua y moderna, entre otras alegres realidades de la humanidad están relacionadas con π. Para dar un ejemplo,  Vitruvio ingeniero romano calculó π como el valor fraccionario 25/8 midiendo la distancia recorrida en una revolución por una rueda de diámetro conocido. Esto lo hizo para fines profesionales obvio.

Se habla de “resignificar la matemática”, no obstante, la matemática siempre ha tenido un significado. Otra cosa es que por falta de conocimiento las personas la piensen solamente como fórmulas. Lo que se ha resignificado es la manera de popularizarla. Antes, la única divulgación válida, incluso para las universidades, era un artículo científico cuyo significado está al alcance de un selecto grupo de personas.

Durante mi formación doctoral en didáctica de la matemática pude aprender que la matemática era muy popular en Europa. De hecho, existen diversas instancias ya por décadas, en las cuales la matemática tiene un espacio de divulgación muy asimilado por los profesores y los escolares. En escuelas y liceos, celebran el día escolar de la matemática en España y disfrutan de él alumnos con sus profesores sin tener que invitar a científicos del área. También hay museos muy importantes en Europa de divulgación de la matemática que dan cuenta de la necesidad de ocio y espacio pedagógico diferente al aula en el cual se puede aprender matemática. El Museo de Matemática de Cataluña nace de la inquietud de profesores de liceo, por ejemplo, y se dedica a la comunidad. Siento gran orgullo de ser parte de esa hermosa y apasionante iniciativa (www.mmaca.cat) De hecho, el interés genuino de aportar a una mejor formación de profesores se puede ver reflejado en el Museo Laboratorio de Didáctica de la Matemática, http://www.mat.usach.cl/museo-laboratorio/ que se sustenta en bases teóricas y conceptuales que se enriquecen con la socialización, participación, reflexión y colaboración permanente de estudiantes de Pedagogía en Matemática y Computación y profesores de matemática con la participación de escolares.

La dificultad es el espacio físico que se necesita para avanzar en esta obra. Porque no es lo mismo ser una mujer matemática que un hombre matemático. En el mundo de la ciencia la desigualdad para la mujer es algo que persiste. Lo he visto en mi carrera pero también en la carrera de muchas científicas. En espacios académicos se encuentran todo tipo de obstáculos, ocultamientos de talentosas mujeres y mordazas puestas en nuestras bocas: te dejan hablar y luego se cambia de tema en medio de una reunión para evidenciar que tu punto no es interesante. Sobre esto último, referido a comunicación “el mansplaining” que emerge en la prensa con fuerza este 8M. El mansplaining significa que los hombres explican lo que las mujeres supuestamente no saben explicar. Esto da para bastante. Uno que otro varon se adjudica el derecho de robar ideas, y luego pseudoexplicarlas mejor que su colega, par o discipula. A veces están validados por hombres o bien se fabrican una atmósfera de sabiduría.

La dificultad es el espacio físico que se necesita para avanzar en esta obra. Porque no es lo mismo ser una mujer matemática que un hombre matemático. En el mundo de la ciencia la desigualdad para la mujer es algo que persiste. Lo he visto en mi carrera pero también en la carrera de muchas científicas.  

Como ya las mujeres lo tenemos clarísismo, la máquina androcéntrica se construye desde tiempos demasiado pretéritos. En el séptimo arte, tenemos un ejemplo magnífico de opresión femenina en la ciencia: la película Ágora estrenada en España en 2009 que no llegó a ser exhibida en países católicos tales como Chile por motivos religiosos. En pleno siglo XXI no pasó la censura de la iglesia católica. El filme narra la vida de la matemática griega cuyos últimos minutos de vida fueron arrebatados por fanáticos cristianos contrarios a la científica y líder política, quienes la reconocían como una enemiga por ser mujer y pensadora.

Transcurrían los días de enero de 2009 en España y mis deseos de ver la película se veían aplazados hasta el siguiente año cuando la película apareció en otro formato. Magistralmente en manos del realizador Amenábar, la película muestra cómo Hipatía de Alejandría desarrolla su pasión por la matemática a la vez que es una talentosa profesora universitaria. Su belleza y su acabado raciocinio filosófico además de cautivar a las mentes en busca de conocimiento, cautivó el corazón de uno de sus alumnos que a su vez se convirtió en su protector de forma incondicional.

Hipatía debió luchar contra la ignorancia de los hombres científicos de la época que concebían a la tierra como el centro del sistema planetario. Ella pudo demostrar que la tierra giraba en torno al sol en una órbita elíptica a través de experimentos bastante avanzados. Su tenacidad y entusiasmo la llevaron a concretar varios de sus proyectos antes de perder la vida.

Las experiencias de Hipatía y su fin explican las complicaciones que sufre una mujer en la academia. Por una parte, el fanatismo político y religioso que se comparan con la máquina patriarcal que en la actualidad impiden el desarrollo de las mujeres en los ámbitos en los que somos competentes. Por otra parte, la injusticia con la que los fanáticos la asesinaron como han sido asesinadas tantas mujeres, solamente por el hecho de ser mujeres.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Braga Multimedia

 Ver más

Noticias

Noticias del día