jueves, 23 de mayo de 2019 Actualizado a las 14:05

Los desafíos de la Indicación Sustitutiva que crea el Ministerio de las Culturas

Autor Imagen

Opinión: Nuevo ministro de cultura sin ministerio

por 14 mayo, 2015

Opinión: Nuevo ministro de cultura sin ministerio
Dr. Héctor Morales Morgado, Antropólogo de la Universidad de Chile
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Laboriosa tarea es la que deberá enfrentar el nuevo ministro de cultura Ernesto Ottone, con el envío de las indicaciones sustitutivas de la Ley de Ministerio de la Cultura y las Artes y el Patrimonio al Congreso Nacional.  Si bien, la saliente ministra Claudia Barattini desarrolló procesos de participación y consulta con organismos ciudadanos e indígenas, el proyecto sustitutivo no vio la luz, debido a problemas no resueltos políticamente respecto al alcance de la acción y regulación estatal sobre el fenómeno  "cultural” y  “patrimonial", por ende, tampoco se resolvieron la estructura orgánica que sostendrían las acciones del Estado al respecto.

Cabe mencionar que la ministra saliente, en marzo 2015 en su cuenta pública dijo; “Tenemos el compromiso de presentarlo antes del 21 de mayo. Es un proyecto que llegará con una fuerte discusión prelegislativa, lo que significará, esperamos, un debate rápido en el Congreso, que nos permita aprobar la ley del Ministerio durante 2015”.

Quizás esta declaración le costó el puesto a la ministra, pues existe un gran acuerdo respecto a la necesidad de elevar a rango ministerial la labor estatal en el ámbito de la cultura, las artes y el patrimonio, puesto que de esa forma se le otorga un mayor peso político a la acción del Estado en estas materias tan significativas de la vida ciudadana y cultural.

Sin embargo, las enmiendas sustitutivas, deben mejorar un proyecto de Ministerio de cultura, arte y patrimonio, emanado en el gobierno de Piñera, actualmente en trámite en el Congreso, que refleja un concepto de cultura unívoco, homogéneo, hegemónico, asociado a las prácticas artísticas o gestión cultural y a lo que se entiende como las bellas artes, obviando que la noción de cultura alude a la diversidad de prácticas y costumbres socio-culturales que dan cuenta de múltiples y heterogéneas identidades nacionales, étnicas y locales.

Por lo anterior se debe consignar que el patrimonio va cambiando con el tiempo y, en razón de lo anterior, la participación de las comunidades locales, la academia, profesionales y de la ciudadanía en general resulta vital a la hora de definir lo que se entiende por patrimonio y de cómo aprehender su dinamismo. Para capturar esta participación la ley que cree el Ministerio debería contemplar la existencia, a nivel nacional y regional de órganos colegiados con atribuciones relevantes a la hora de definir y resguardar el patrimonio con mecanismos de designación representativos.

En lo institucional se deberá resolver el actual déficit presupuestario y la dispersión orgánica-funcional.  En lo relativo específicamente al ámbito patrimonial se debería constituir una institucionalidad que tenga capacidades reales y recursos propios para abordar la carga de trabajo que hoy sostiene de manera dispersa el Consejo de Monumentos Nacionales, la sección de Patrimonio Cultural del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes y otras entidades del Estado. En particular, en lo relativo al carácter de órgano con competencia ambiental del Consejo de Monumentos Nacionales, debiera crearse una entidad especifica, descentralizada y desconcentrada,con personalidad jurídica y patrimonio propio, y con facultades fiscalizadoras y sancionatorias, iniciativa que podría implicar dar certeza jurídica y robustecer la Secretaría Ejecutiva de Monumentos Nacionales, así como una Superintendencia de Patrimonio, como entidad encargada de fiscalizar el cumplimiento de la normativa relativa a este ámbito. Los atributos institucionales descritos permitirían a estas entidades contar con la capacidad técnica adecuada para el desarrollo sus actividades con la debida independencia.

De no enfrentar estas situaciones, se mantendrá una raquítica institucionalidad cultural y patrimonial que no es capaz de salvaguardar el patrimonio artístico, prehispánico, histórico y étnico.

 

 

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV