lunes, 25 de enero de 2021 Actualizado a las 13:57

Opinión

Autor Imagen

Cómo fue la experiencia de recibir un Emmy

por 8 diciembre, 2017

Cómo fue la experiencia de recibir un Emmy
En el siguiente texto, el cineasta Roberto Pino cuenta en primera persona cómo fue su experiencia en Nueva York tras ser invitado a la ceremonia de los Emmy. Fue uno de los ganadores de la primera competencia de cortometrajes para jóvenes directores Emmys Young Creatives Awards, con su film "Nosotras". 
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El día viernes 17 de noviembre arribé al aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York. Allí me recogió gente de los Emmy y nos dirigimos hacia lo que sería mi hotel por estos cinco agitados días. El Four Points Sheraton Hotel, ubicado en la W440, al centro de la ciudad. Muy amable los trabajadores del lugar. La verdad, no pensé que Nueva York fuera una ciudad tan helada -el clima- y tan bonita. Había visto un par de fotos de ellas, pero me sorprendió.

* * *

A las 11:00 horas me dirigí a mi primera reunión con el equipo de la Academia de los Emmy y el equipo de JCS. Ambos organizaron esta primera competencia, en la cual resulté ser uno de los tres ganadores.

Desde el comienzo todos fueron muy amables y muy interesados en conocer acerca de mí. Charlamos junto a Michael Gravinsky (JCS) y Nathaniel Brendel (jefe del jurado de los Emmy) acerca de mi vida en Chile, y alguna futura proyección en el área cinematográfica.

Les comenté que mi idea era ir paso a paso, y que si bien este premio me ayuda bastante en futuros proyectos, no es tiempo de pensar tanto en el futuro, sino de seguir escribiendo y perfeccionándome, pues solo este año comencé a grabar short-films. Antes sólo trabajaba en música y breves guiones.

Se manifestaron muy conformes con mi trabajo, y me insistieron en que continuara este camino.

* * *

Fuimos a comer a un restaurante cerca de Central Park, y volví al hotel a prepararme para mi primera cena con parte del jurado. Una instancia muy entretenida y bonita en el centro de la Gran Manzana. Aún algo en shock con la inmensidad de la ciudad, salí a recorrer mucho en busca de lentes para mi Canon y tiendas de películas y artículos musicales.

* * *

El sábado 18 comenzó el festival, a celebrarse en un hotel bastante lujoso en la ciudad, el Sofitel. Cerca de las 11:00 se dio inicio a la ceremonia de entrega de medallas a los nominados. Una ceremonia larga y muy agitada, pues eran cerca de 60 nominados en las distintas categorías.

Antes de comenzar, sin embargo, se presentaron los dos nuevos premios de la academia: El Young Creatives Awards y el Scriptwriting Award. Ambos son el nuevo paso que han dado los Emmy para premiar a jóvenes directores y escritores del mundo. Aún sigo sorprendido de haber sido uno de los elegidos. Como dice mi abuelo “frutos del trabajo y la perseverancia”.

Fue un momento bastante emotivo, pues la ovación de los presentes fue tremenda. Tuve que dar un par de entrevistas para la televisión de Estados Unidos y Europa.

Al principio me daban un poco de risa, pues mi inglés aún no es perfecto, pero resultó bien: todos los periodistas muy profesionales y respetuosos. Sin preguntas disparatadas, sólo respecto a mi trabajo, a una futura proyección.

Muchas preguntas como "¿por qué estudias derecho, y no cine?". Sólo respondía que fue una decisión guiada por mi contexto local y porque mis posibilidades de estudiar cine eran muy lejanas.

Me sorprendió el trato de los directores de la Academia, todos los cuales se me acercaron a darme las felicitaciones, y a instarme a seguir escribiendo. La verdad, se mostraron muy interesados en mis futuros planes.

Se sorprendían de mi edad, y del que haya escrito el texto y la música del cortometraje. Sólo respondí dando las gracias por la oportunidad.

Luego de la ceremonia, me dirigí a presenciar los diversos paneles de las distintas categorías. Excelentes paneles llenos de experiencia y dedicación. Me gustó bastante el ligado a los documentales y a las series de televisión. Un día muy agitado, y una noche llena de cámaras y luces. Finalmente fuimos a un restaurante. Cerramos la jornada con mucho jazz y un buen vino.

* * *

El domingo 19 continuaron las celebraciones, y a las 18:00 horas HBO dio un cocktail para los ganadores de los nuevos premios y los nominados. Un evento buenísimo.

Allí conocí gente importante de la industria, y también productores y directores de primera. Mucho talento y mucha humildad en ese gran salón. Dejé mi numero y email de contacto a muchos de ellos, pues muchos se acercaron a conocerme. A muchos les llamó la atención que fuera de Chile, pues saben que hacer cine allá cuesta más que en Estados Unidos; en Norteamérica las posibilidades son tremendas.

Esos dos días conocí a muchos latinoamericanos nominados en diversas categorías. Argentinos, colombianos, brasileños, peruanos y mexicanos. También gente de la televisión en Europa y Canadá.

Me llamó la atención un proyecto argentino nominado a mejor serie corta, cuyo nombre es “Ahí afuera”. Conocí a los productores, actores y a los directores. Gente muy amable y muy profesional. Aún estoy sorprendido de la calidad de la fotografía de la serie. Tuvo mucho revuelo en Francia.

Ese mismo día tuvimos una cena con el presidente y CEO Bruce Paisner.

* * *

Ya lunes 20 de noviembre llegó el día de la alfombra roja. Mucha televisión y muchas luces reunidas en torno a nosotros. Mucho revuelo en la ciudad por el evento. Muchos países y muchos periodistas intentando tomar lo mejor de cada segundo.

Di algunas entrevistas y nos sacaron algunas fotos para diarios y la academia. Un buen momento.

Luego comenzó el gran evento. Mucha gente reunida en el gran salón. Allí compartí mesa con algunos CEO y directores, y distintos nominados de diversos países. Toda gente muy simpática, y reitero, muy profesional.

Fue una ceremonia entretenida y agitada, pues los nominados estaban muy nerviosos. La ceremonia estuvo muy bien dirigida, y fue transmitida por el mundo. Increíble. Una vez terminada la sesión, todos contentos, y otros no tanto, pues la estatuilla no va para todos. Sin embargo, hubo un espíritu de satisfacción en el ambiente, pues todos saben que una nominación no es menor, sino que es algo muy importante. Así son las cosas.

* * *

Ya vuelo de vuelta a Chile.

Fueron unos días maravillosos. No sólo por la ciudad -ya que fue mi primera vez en Nueva York-, o por el premio, que claramente me enorgullece y me ayuda bastante. También por las personas que conocí. Muchos de ellos gente muy importante en la industria (dueños de productoras, CEOs, jurado de los Emmys, directores de los Emmys, directores de JCS y de HBO), como también muchos directores de fotografía, directores de arte, de cine, productores, y gente ligada al área de lo que más amo, que es el cine y la televisión.

Muchos actores, de primer nivel, y en general, toda esa gente que puede vivir trabajando en lo que muchos soñamos.

Ahora solo espero que se abran nuevas posibilidades en Chile, o en el mundo. Pero en fin, en el peor de los casos vuelvo a mi ciudad y a seguir grabando, muchas veces solo, pero amando esas horas de dedicación como nada más en el mundo.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV