martes, 27 de octubre de 2020 Actualizado a las 13:00

CULTURA|CIENCIA

Cultura - El Mostrador

"Estrellas desde el San Cristóbal": libro reconstruye singular historia de un observatorio pionero en Chile

por 23 julio, 2019

“Estrellas desde el San Cristóbal”: libro reconstruye singular historia de un observatorio pionero en Chile
Construido por la obsesión y esfuerzos del astrónomo norteamericano William H. Wright, este observatorio funcionó por casi un siglo en el emblemático cerro de nuestra capital. Fue a principios del 1900 cuando Wright zarpó desde California con un enorme telescopio y todas sus piezas para cumplir su sueño de instalarlo en Chile. 
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Hasta fines de los años veinte estuvo en manos de científicos estadounidenses y luego fue traspasado a la Universidad Católica de Chile. Fue cerrado en 1995. Hoy el edificio y su cúpula se esconden bajo una tupida vegetación.

En este libro la historiadora Bárbara Silva reconstruye con rigor y de manera muy amena los cientos de descubrimientos, aventuras y personajes asociados a este observatorio, hechos tan singulares que pueden servir de inspiración para una novela o una serie televisión.

“Esta historia que comenzó como la Estación Austral del Observatorio Lick multiplica su interés y su atractivo, tal como los espejos del espectrógrafo multiplicaban los reflejos de esa ciencia. Entre gringos, latinos, científicos y políticos, entre modernidad y ciencia, entre tradiciones y patrimonios, se ilumina la historia de un pequeño observatorio en el hemisferio sur”, explica Bárbara Silva.

William H. Wright, el pionero

Un día de otoño de 1903, el astrónomo norteamericano William H. Wright llegaba al puerto de Valparaíso. Había cruzado los océanos con un enorme telescopio y todas sus piezas, un espectrógrafo, múltiples espejos incluso el domo que recubriría esta tecnología de vanguardia de la época. Buscaban replicar el Lick Observatory, ubicado en California y así indagar los astros que no eran visibles desde sus latitudes. El distante Chile sería su hogar en los próximos años.

Difícil le resultaba imaginar que la astronomía llegaría a ser, un siglo más tarde, una actividad de fundamental importancia en el pequeño país del fin del mundo. Menos, que su propio trabajo sería una pieza clave en el desarrollo científico de los chilenos. Se iniciaba así la construcción de un pequeño observatorio en Santiago, en lo alto del cerro San Cristóbal. Más de cien años después, en 2010, el Observatorio Manuel Foster, como se llamaba entonces, adquiría la categoría de monumento histórico y consolidaba su carácter patrimonial en un país que se había levantado como un polo astronómico mundial.

Los detalles que alinean la historia que destina a Chile a estos astrónomos pioneros podría formar parte de la mejor novela de aventuras. En ese mismo registro de amenidad la autora nos presenta esta sólida investigación histórica que ilumina los orígenes de nuestra astronomía.

Estrellas desde el San Cristóbal es parte de la Colección Ciencia & Vida, que coedita la Fundación del mismo nombre y Catalonia, que busca difundir el conocimiento científico desde sus más diversas especialidades a nivel masivo como un aporte a la comprensión, reflexión y acercamiento a las ciencias.

Disponible en librerías de todo Chile, en nuestro sitio web www.catalonia.cl y en formato eBook en www.amazon.com

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV