viernes, 21 de febrero de 2020 Actualizado a las 18:57

MUNDO

“Lanzó un cartucho de dinamita en un polvorín”: las duras críticas de los demócratas a la orden de Trump de matar a general iraní

por 3 enero, 2020

“Lanzó un cartucho de dinamita en un polvorín”: las duras críticas de los demócratas a la orden de Trump de matar a general iraní
Hasta ahora, el Presidente estadounidense solo se ha referido al ataque por Twitter. Primero, apeló al patriotismo, fijando una bandera en su cuenta. Y luego escribió el mensaje: "Irán nunca ganó una guerra, pero jamás perdió una negociación". Sin embargo, la operación que dio muerte al influyente Qasem Soleimani, ha sido repudiada por la oposición demócrata. Según el ex vicepresidente de Obama y hoy precandidato, Joe Biden, “Trump le debe al pueblo estadounidense una explicación”. Mientras, Bernie Sanders advirtió que “la peligrosa escalada de Trump nos acerca a otra guerra desastrosa en Medio Oriente”. La interrogante ahora queda abierta sobre lo que vendrá y todo apunta a una escalada. Irán prometió “venganza” y Estados Unidos advirtió que “continuará tomando todas las medidas necesarias para proteger a nuestra gente y nuestros intereses en cualquier parte del mundo”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

"Trump ha arrojado un cartucho de dinamita en un polvorín”. Las palabras del ex vicepresidente Joe Biden, favorito entre los demócratas que batallan para convertirse en candidato a las presidenciales de este año, revelan el sentimiento de gran parte de los estadounidenses –y del mundo- luego del ataque estadounidense que mató en Irak al poderoso Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución iraníes.

El Pentágono justificó la operación con drones ordenada por Trump bajo el argumento de que Soleimani desarrollaba "planes para atacar a los diplomáticos y miembros del servicio estadounidenses en Irak y en toda la región". Teherán prometió “venganza” y decenas de miles de iraníes salieron a las calles a manifestarse contra los "crímenes" de EE.UU., en las primeras reacciones de un conflicto que nuevamente tiene como epicentro el Medio Oriente, y que ha sacudido a los mercados.

Hasta ahora, Trump solo se ha referido al ataque por Twitter. Primero, apeló al patriotismo, fijando una bandera estadounidense en su cuenta. Y luego escribió el mensaje: "Irán nunca ganó una guerra, pero jamás perdió una negociación".

La operación fue autorizada en medio de la escalada de tensión entre Washington y Bagdad después de que seguidores y miembros de Multitud Popular asaltaran la embajada estadounidense en Irak el 31 de diciembre.

En ese contexto, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, subió un video a Twitter en el que, según él, se ven iraquíes "bailando en la calle" después de que Washington matara a Soleimani, quien estaba presente sobre el terreno en Siria y en Irak, supervisando a las milicias respaldadas por Teherán en ambos países árabes. "Iraquíes bailando en las calles por la libertad; agradecidos de que el general Soleimani ya no está más", escribió.

Exigen una explicación

Sin embargo, pese a las celebraciones de la administración Trump, la operación ha sido censurada por la oposición demócrata. Según el ex vicepresidente Joe Biden, "Trump le debe al pueblo estadounidense una explicación de la estrategia y el plan para mantener a salvo a nuestras tropas y al personal de la embajada, a nuestros ciudadanos y nuestros intereses, tanto aquí como en el extranjero, y a nuestros socios en toda la región y más allá”.

En tanto, el también precandidato demócrata Bernie Sanders advirtió que “la peligrosa escalada de Trump nos acerca a otra guerra desastrosa en Medio Oriente que podría costar innumerables vidas y miles de millones de dólares más”.

Según señala un reportaje de BBC Mundo, el excoordinador de la Casa Blanca para Medio Oriente y el golfo Pérsico durante el gobierno de Barack Obama, Philip Gordon, describió la muerte de Soleimani como poco menos que una "declaración de guerra" por parte de los estadounidenses hacia Irán.

Para Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, esta muerte es una "escalada peligrosa en la violencia". Pero también puso foco en que el ataque se haya producido sin haber informado previamente al Congreso y sin la autorización de este órgano legislativo, un punto que también molestó al jefe del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, Eliot Engel: “Tomar medidas tan serias sin involucrar al Congreso plantea serios problemas legales y constituye una afrenta a los poderes del Congreso”.

Lo que viene

La interrogante ahora queda abierta sobre lo que vendrá. “Se esperan represalias. De hecho, se podría desencadenar una serie de acciones y venganzas, acercando a los dos países a una confrontación directa”, señala la BBC Mundo.

Por el lado del Pentágono, ya hay señales de que no habrá marcha atrás. "Estados Unidos continuará tomando todas las medidas necesarias para proteger a nuestra gente y nuestros intereses en cualquier parte del mundo", agregó el comunicado, que precisa que este golpe "tenía como objetivo disuadir futuros planes de ataques iraníes".

Por el lado de Teherán, BBC Mundo apunta que “es casi inconcebible que no haya una respuesta dura por parte de Irán, incluso aunque no sea inmediata. Los 5.000 soldados estadounidenses desplegados en Irak son un objetivo potencial obvio. Y también lo son otros representantes que ya han sido el blanco de Irán en el pasado. Las tensiones aumentarán en el Golfo”.

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV