domingo, 25 de octubre de 2020 Actualizado a las 08:04

OPINIÓN

Autor Imagen

Chile y el mundo ante la eventual contracción en 9% de la economía de China durante 2020 por la pandemia

por 10 mayo, 2020

Chile y el mundo ante la eventual contracción en 9% de la economía de China durante 2020 por la pandemia
Científicos chinos, que integran además investigadores de Inglaterra, Estados Unidos y Brasil, conformaron el "Decision Sciences Coronavirus Multidisciplinary Group", un grupo que está ampliando y profundizando investigaciones sobre el impacto de la pandemia en la gestión de empresas y sus efectos en las economías locales. En el caso de Chile, con la caída interna del consumo en el gigante asiático, sumado a la de otros socios comerciales importantes como Estados Unidos y la Unión Europea, el empleo podría resentirse fuertemente en sectores de exportación de cerezas, vinos y productos forestales.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Un reciente estudio realizado por un equipo de economistas, cientistas de datos y de gestión de negocios de diversas universidades de China, agrupados en Decision Sciences Coronavirus Multidisciplinary Group, concluyó que el PIB del gigante asiático podría llegar a contraerse en el peor caso hasta un 15% durante 2020. Y en pleno desarrollo de la pandemia en China, se aprovechó de profundizar sobre los eventuales impactos de COVID-19 en los negocios y la economía mundial.

El estudio se basa en complejos modelos matemáticos que consideran simultáneamente la interrelación de las cadenas productivas de los diversos sectores de la economía de China, y no están basados en el uso de modelos econométricos, ya que estos no permiten manejar apropiadamente la proyección del PIB cuando existen eventos inesperados de shock como es el caso de COVID-19.

Por eso, con base en modelos matemáticos similares a los usados para la evaluación del impacto de epidemias como la influenza en USA, en el peor caso analizado, las pérdidas para la economía de China serían enormes, por sobre los 2,3 trillones de USD. Y aún en el escenario más favorable, la economía de China podría contraerse hasta en un 9,5%.

De los múltiples sectores analizados simultáneamente por el modelo, lejos el más perjudicado es el sector de la manufactura, concentrando más del 65% del total de las pérdidas, seguido de salud, servicios públicos ligados al Estado, y educación. El menos afectado es el sector de la construcción, con pérdidas valoradas en poco más de 60 billones de USD y representando un 0,3% de la pérdida total, seguido de hotelería y servicios ligados a informática.

El análisis considera que la pandemia será superada en el tercer trimestre de 2020, por lo tanto, de prolongarse la situación, por ejemplo por un rebrote del virus, de no existir medidas que lo contrarresten, su impacto podría ser aún peor.

Pero los investigadores continúan avanzando en la evaluación del impacto potencial que esta frenada de la economía China puede tener en el resto del mundo. El efecto en cadena que produciría esta caída aún está por verse y tiene complejas consecuencias debido a la importante interdependencia que las cadenas de abastecimiento del mundo tienen con China, en artículos tales como vestuario, telefonía celular, vehículos, commodities, y más recientemente ventiladores mecánicos, máscaras y artículos médicos por mencionar algunos.

¿Cómo afecta esta caída a Chile?

En el caso de Chile, basta señalar como ejemplo que China es lejos el principal socio comercial de nuestro país, totalizando alrededor de 50 billones de dólares anuales en intercambio comercial, acaparando poco más del 30% del comercio total de Chile con el mundo, seguido de lejos por USA. Más de 500 empresas exportan a China, y el cobre constituye alrededor del 75% de nuestras exportaciones a ese país, siendo el principal destino también para cerezas, vinos y productos forestales.

Con la caída interna del consumo en el gigante asiático, sumado a la de otros socios comerciales importantes como Estados Unidos y la Unión Europea, el empleo se resentirá fuertemente en esos sectores que, a su vez, se propagará a otros  por la estrecha relación de las cadenas de abastecimiento domésticas y globales.

El grupo de científicos chinos, que ahora integra investigadores de Inglaterra, Estados Unidos y Brasil, conformando el Decision Sciences Coronavirus Multidisciplinary Group, está ampliando y profundizando su investigación sobre el impacto de la pandemia en la gestión de empresas, y cómo apoyar a los gobiernos en el combate al COVID-19 y sus efectos en las economías locales.  Para ello, una de las líneas de acción es replicar el estudio en algunos países que están siendo fuertemente afectados por el coronavirus, de manera que permita orientar las estrategias y políticas que, tanto a nivel empresarial como gubernamental, se puedan adoptar para mitigar el impacto en la actividad económica de los países.

En la gráfica se puede ver el comportamiento del PIB en el período 2000-2019 para los tres principales socios comerciales de Chile, en orden de importancia: China, Estados Unidos y Unión Europea.

Puede observarse que la pasada crisis financiera del 2008-2009 no impactó fuertemente a China, disminuyendo levemente su crecimiento en 0,3 puntos porcentuales en 2009 respecto del año 2008. Sin embargo, el crecimiento de Chile disminuyó fuertemente, pasando de un crecimiento de 3,5% en el PIB de 2008 a un decrecimiento en 1,6% en 2009.  El PIB de Estados Unidos, que ya venía con una contracción de 0,14% en 2008, profundizó su caída en 2009 hasta alcanzar un decrecimiento de 2,5%. Por su parte, la Unión Europea también se resintió durante esa crisis, pasando de un crecimiento de 0,5% en su PIB en 2008, muy por debajo del 3,0% mostrado en 2007, a un decrecimiento de 4,3% en 2009.

Respecto del crecimiento esperado de China, el estudio realizado sitúa el PIB, en el mejor de los casos, en un -9,5% para 2020 si el gobierno no implementa contramedidas para combatir el COVID-19.

Esta proyección del PIB 2020 realizada por el estudio se ha visto recientemente respaldada por datos entregados por diversas fuentes. Una de ellas, señala que durante el primer trimestre ene-mar de 2020, en plena crisis COVID-19, el PIB de China se contrajo 6,8%, el peor resultado para China desde 1990. En el mismo periodo, las ventas al exterior, un motor importante para la economía de China, han caído estrepitosamente. Ese periodo considera el inicio de los efectos de la propagación del coronavirus en algunos de los socios comerciales de China, pero muchos de ellos aún están en pleno desarrollo, como son importantes países de la Unión Europea (Inglaterra, Alemania, Italia, España, Francia por mencionar algunos), además de Estados Unidos, cuya recuperación aún está por verse. Internamente China, como también el resto de los países afectados por el coronavirus, enfrenta un aumento del desempleo con más de 500 mil pequeñas y medianas empresas que cerraron, empujando en caída libre la demanda doméstica.

Sumados el escenario externo (con países aun enfrentando el coronavirus) y un complejo panorama interno, no será rápida la retomada de crecimiento de China.

¿Cuál sería entonces el efecto en nuestra economía dada esta contracción en China y el resto del mundo? Es una pregunta difícil de responder considerando que aún el mundo está viviendo los efectos de la pandemia. Sin duda existen algunas consideraciones adicionales para el caso de Chile, ya que la economía del país viene golpeada por el negativo efecto del estallido social del 18 de octubre de 2019 en el crecimiento, lo que se dejó ver, pasando de una proyección de crecimiento de 3%, para un 1,1% en 2019.

Pero es claro que el escenario que afecta a China, el principal socio comercial de Chile, sumado a la crisis que enfrenta Estados Unidos y la UE, el sector exportador chileno, que mueve un tercio de la economía del país, se resentirá.

Los minerales exportados a China, principalmente cobre, y por la tanto la minería y mano de obra del sector podrían sufrir grandes cambios. Ya el precio del cobre venía en mínimos históricos; un ajuste en la cadena de abastecimiento del cobre será necesario, en la cual los proveedores de la minería, pequeñas, medianas y grandes empresas también se resentirán, aportando menos al PIB del país. Sin embargo, en términos de empleo, su impacto será mucho menor comparado con otros sectores.

Desde el punto de vista del empleo, los sectores más afectados serán comercio, hoteles, restaurantes, servicios personales, transporte y actividades inmobiliarias, que antes del coronavirus y el estallido social llegaron a concentrar un 50% del empleo. Si a esos sectores sumamos el impacto estacional y de menor demanda de la construcción y agricultura y ganadería, ciertamente podemos llegar a un impacto en el 70% del empleo. Por lo tanto, no es de extrañarse que, de manera similar a lo ocurrido en China y Estados Unidos, tengamos un aumento del desempleo a cifras cercanas al 10-15%.

Respecto del PIB 2020, el Banco Central de Chile sitúa una contracción de entre 1,5 y 2,5%. En un escenario de contracción mundial del PIB en 3,0%, el Fondo Monetario Internacional estima que la caída de la economía de Chile será mucho mayor, cercana al 4,5%.

Es probable que si las medidas adoptadas por el gobierno de China consiguen reducir la caída estimada de 9,5% del PIB y continúa su lenta recuperación durante lo que resta del año, y en el mejor de los casos Europa reinicia su recuperación hacia fines de 2020 al igual que Estados Unidos, el PIB de Chile se contraiga bien más allá del 5%.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV