miércoles, 23 de septiembre de 2020 Actualizado a las 09:24

OPINIÓN

Autor Imagen

La doble moral

por 9 junio, 2020

La doble moral
Hoy la misoginia ha alcanzado sus niveles más aberrantes, publicando, con ánimos de denigrar, una foto que aparentemente pertenece a un espacio privado, de dispersión y con años de desfase. ¿Es real? No lo sabemos y no debe importar. Y es que jugar con la doble moral del ciudadano o ciudadana es una movida magistral, cuando las amenazas, las descalificaciones políticas, las relaciones amorosas inventadas, las declaraciones antiguas y los recortes de entrevistas, nos sirven para enlodar la imagen de alguien por ocupar un cargo de representatividad de la manera más destacada en los últimos años.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Por 24 horas durante el pasado fin de semana, los hashtags “#Izkia” e “#IzkiaChallenge” se convirtieron en trending topic nacional. Es que la imagen de nuestra actual presidenta del Colegio Médico, Izkia Siches, se ha transformado en tema de gran interés en nuestro país, no solo por su discurso claro y potente, sino por todo lo que representa como profesional de salud pública, "San Juanina", sus orígenes políticos y sociales, sus rasgos étnicos y, sin lugar a dudas, por su condición de mujer.

Hoy la misoginia ha alcanzado sus niveles más aberrantes, publicando, con ánimos de denigrar, una foto que aparentemente pertenece a su espacio privado, de dispersión y con años de desfase. ¿Es real? No lo sabemos y no debe importar, porque no es una foto que ella haya decidido publicar. Y es que jugar con la doble moral del ciudadano o ciudadana es una movida magistral, cuando las amenazas, las descalificaciones políticas, las relaciones amorosas inventadas, las declaraciones antiguas y los recortes de entrevistas, nos sirven para enlodar la imagen de alguien por ocupar un cargo de representatividad de la manera más destacada en los últimos años.

Es por esto que hoy esta viralización parece tan agresiva. ¿Nos importa como colegiados y colegiadas que la doctora tome alcohol y le tomen una foto en una fiesta? No. Nos importa que ha sabido poner límites a otras actitudes y actividades que sí nos parecen preocupantes.  Lo que cada uno o una quiera llevar en su vida privada, sin cuestionamientos ni dobles morales, es decisión de cada cual, por lo demás en una foto que no expone el traspaso de ningún tipo de límite.

Es conocido en el ambiente médico cómo los congresos y asambleas gremiales se convierten en un espacio de relajación, donde en muchas ocasiones se exceden los límites de lo que un o una profesional especialista en salud, el cuidado y conocimientos de salud mental, se “esperaría” debiese cumplir. Y es que esos héroes y heroínas que aplauden todos los días, somos personas, criados en la misma cultura que todas las chilenas y todos los chilenos y que no solo estudiamos y trabajamos, sino que también disfrutamos y compartimos, algunos y algunas de manera natural y sana, pero en otras ocasiones sobrepasando algunos límites, como reflejo de esta sociedad.

Es por esto que nuestra actual presidenta, siendo una mujer joven y cercana, fue la primera en los 70 años de historia del Colmed que, en su primer año de mandato, puso en la palestra esta problemática: podemos divertirnos, no vamos a llevar una doble moral, pero no se van a utilizar recursos del Colegio con estos fines. Por primera vez, el Colegio Médico establece como cláusula que no se utilizará 1 peso en consumo de alcohol, porque no es la línea de una Asociación Gremial y porque juntos debemos aprender a llevar la probidad en todos los aspectos de nuestra vida.

Asimismo, durante el año 2018, se estableció una campaña de vida sana, por parte del Club Médico, donde por torpeza se incluyó como auspiciador a una empresa de vinos. La primera en dar la cara y corregir este error, fue nuevamente ella.

Es por esto que hoy esta viralización parece tan agresiva. ¿Nos importa como colegiados y colegiadas que la doctora tome alcohol y le tomen una foto en una fiesta? No. Nos importa que ha sabido poner límites a otras actitudes y actividades que sí nos parecen preocupantes.  Lo que cada uno o una quiera llevar en su vida privada, sin cuestionamientos ni dobles morales, es decisión de cada cual, por lo demás en una foto que no expone el traspaso de ningún tipo de límite.

Lo que se desea proyectar y exponer como mensaje social, lo que en hechos se ha determinado con acciones gremiales claras, es lo que nos debiese importar y no puede estar determinado de manera agresiva por terceros.

Eso es abuso, es bullying, es claramente misoginia. No existen dobles discursos, existen roles que se deciden llevar con entereza y fuerza, la que hoy la presidenta de nuestro gremio ha sabido endilgar con una prestancia digna de admiración.

Gracias, Dra. Siches, por tanto, las médicas sororas sabemos que la historia hará justicia.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV