viernes, 15 de noviembre de 2019 Actualizado a las 13:41

MERCADOS

¿Y ahora qué?: nuevo acuerdo de May para el “brexit” es rechazado por aplastante mayoría

por 12 marzo, 2019

¿Y ahora qué?: nuevo acuerdo de May para el “brexit” es rechazado por aplastante mayoría

Crédito: EFE

Tras la demoledora votación, el Gobierno determinó agendar dos votaciones adicionales el miércoles y el jueves, en que los parlamentarios podrán decidir si quieren un “brexit” sin acuerdo y si quieren extender la fecha de salida de la Unión Europea, respectivamente.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El Parlamento del Reino Unido rechazó este martes el nuevo acuerdo para salir de la Unión Europea (UE) propuesto por la primera ministra, Theresa May, por 391 votos contra 242, una diferencia de 149 votos.

Tras una ardua jornada en la Cámara de los Comunes, que culminó con la demoledora votación, Theresa May tomó la palabra y, con una voz ligeramente afónica, declaró que el Gobierno ha determinado extender una segunda votación el miércoles, en que los parlamentarios podrán votar a favor o en contra de salir sin acuerdo el día 29 de marzo.

Si la salida sin acuerdo es rechazada, May presentará el jueves una moción que abrirá la posibilidad de extender el artículo 50 del brexit, lo cual sería el primer paso para posponer la fecha de salida automática sin acuerdo de la UE, que actualmente está fijada para el 29 de marzo.

Sin embargo, según May, votar en contra de una salida sin acuerdo y luego en favor de extender el artículo 50 “no resolverá los problemas que tenemos ahora. (...) La UE querrá saber cuál es el uso que queremos dar a esa extensión. El Parlamento tendrá que responder a esa pregunta”.

Jeremy Corbyn, el líder laborista, tomó la palabra en segundo lugar y estableció que su partido volverá a ofrecer a votación sus propuestas, que ya fueron rechazadas por el cuerpo legislativo en una ocasión anterior.

Corbyn se negó, como muchos miembros de su partido esperaban, a proponer la convotoria de un nuevo referéndum que pueda revertir el brexit. Además, el parlamentario laborista emplazó a May a llamar a elecciones tras una derrota de tal magnitud.

El debate, que estuvo particularmente lleno de tensión, interrupciones y gritos por parte de ambos sectores, giró en torno a las nuevas cláusulas agregadas al acuerdo, las cuales ofrecen compromisos de parte de la UE de evitar que la salvaguarda irlandesa se extienda indefinidamente en el tiempo.

Sin embargo, opositores a la nueva propuesta señalaron que estas cláusulas corresponden a afirmaciones de compromiso no vinculantes, pues no están atadas a mecanismos de control obligatorios. Por eso, muchos conservadores probrexit se opusieron al acuerdo, opinando que las adiciones conseguidas por May no son garantía suficiente, ya que el Reino Unido no tendría un control legal directo para alterar la situación fronteriza en Irlanda sin someterse al arbitraje de la UE.

En este escenario, Reino Unido quedaría indefinidamente atado a las normas del mercado único, siendo que separarse de esas normas era una de las razones principales que citan quienes apoyan el brexit para llevarlo a cabo.

La puja conservadora por un brexit sin acuerdo

Además, en el transcurso de las intervenciones un grupo importante de conservadores abrió una nueva arista de la discusión: el intento de pintar la salida sin acuerdo de la UE como algo bueno, iniciativa que lideró uno de los principales ideólogos del brexit, el columnista y excanciller Boris Johnson.

Defendiendo la posibilidad de una salida sin acuerdo, Johnson articuló en su intervención una manera de mantener el mercado único por tres años durante un período de transición hasta que se pueda negociar un nuevo acuerdo de libre comercio con la UE.

Sin embargo, el político francés Michael Barnier, quien ha liderado las negociaciones por parte de la UE, cuestionó la postura de Johnson, señalando en Twitter que “parece existir la peligrosa ilusión de que el Reino Unido podría beneficiarse de una transición sin que exista un acuerdo de salida con la UE. Quiero ser claro: la única base legal para una transición [de tres años] sería un acuerdo. Salir sin acuerdo sería salir sin posibilidad de transición”.

Parlamentario Steve Double: el nuevo acuerdo de May es “una cagada”

La discusión incluyó también duros emplazamientos desde ambos sectores políticos para la primera ministra y su manejo del acuerdo. Muchos de los representantes recalcaron que la opción que ahora enfrenta Gran Bretaña entre el acuerdo presentado por May y un brexit sin acuerdo es “una decisión que no me gusta tener que tomar”, según palabras del parlamentario conservador Steve Double.

En medio de la discusión, ante todos los miembros honorables de ambos partidos, Double caracterizó la nueva propuesta como “una cagada [a turd]”, agregando, sin embargo, que “puede ser la mejor cagada que recibamos”, comentario que levantó ruidos de indignación en la sala.

Los próximos pasos

En respuesta a estos nuevos acontecimientos, el Gobierno ha determinado agendar dos votaciones adicionales el miércoles y el jueves, en que los parlamentarios podrán decidir si quieren un brexit sin acuerdo y si quieren extender la fecha de salida de la Unión Europea, respectivamente.

Si ambas iniciativas fueran rechazadas y todo continúa normalmente, el Reino Unido iniciará automáticamente el proceso de salida sin acuerdo el día 29 de marzo, proceso que muchos analistas, empresarios y políticos han caracterizado como potencialmente catastrófico. Dominic Grieve, ex fiscal general del Reino Unido, comentó que una salida de estas características “nos llevaría a un escenario bastante apocalíptico”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV