domingo, 24 de enero de 2021 Actualizado a las 18:42

MUNDO

Nueva jornada de violencia en Hong Kong deja 15 detenidos

por 28 diciembre, 2019

DW
Nueva jornada de violencia en Hong Kong deja 15 detenidos
Grupos prodemocracia y policías se enfrentaron en distintos centros comerciales de la ciudad, donde los manifestantes gritaban contra turistas chinos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Una nueva jornada de violencia se vivió en Hong Kong este sábado (28.12.2019), cuando grupos de manifestantes y policías se enfrentaron en un centro comercial cerca de la frontera con la ciudad china de Shenzhen. Según los reportes de las fuerzas de seguridad, al menos 15 personas resultaron detenidas, entre ellas una adolescente de 14 años.

Los agentes, muchos de ellos vestidos de civil, usaron bastones y gas pimienta para controlar a los manifestantes dentro del Landmark North Plaza, ubicado en el barrio de Sheung Shui, según pudo verse en distintas grabaciones que circulaban en redes sociales. Muchos locales comerciales se vieron forzados a cerrar sus puertas, como medida de seguridad.

En Twitter, la policía hongkonesa aseguró que "manifestantes enmascarados” estaban causando disturbios y habían lanzado clavos dentro de las tiendas. En otro centro comercial cercano, el Metropolis Plaza, los manifestantes gritaban a quienes se encontraban comprando que "retornaran a China”. Ambos malls son muy populares entre los chinos, que llegan a ellos para comprar distintos bienes, como alimentos para bebés y medicinas.

Violencia policial

Según distintas fuentes presentes en el lugar, la policía antidisturbios se hizo presente en los centros comerciales, ubicados en zonas densamente pobladas, y usaron gases para dispersar a los residentes que reclamaban contra las detenciones y la violencia utilizada por los agentes. Tras retirarse la policía, algunos exaltados retornaron al lugar y atacaron a transeúntes presuntamente chinos.

Las protestas comenzaron en Hong Kong hace seis meses contra un proyecto de ley impulsado por el Ejecutivo de Carrie Lam que buscaba simplificar la extradición a China, pero pronto se volvió un movimiento masivo contra la violencia policial, el gobierno local y la creciente sensación de que Beijing cada vez cobra más fuerza en las decisiones que se toman en Hong Kong.

DW

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV