viernes, 18 de septiembre de 2020 Actualizado a las 10:36

CULTURA

Cultura - El Mostrador

Cuestionan procedimiento a proyecto inmobiliario junto a cementerio indígena Topater

por 10 junio, 2020

Cuestionan procedimiento a proyecto inmobiliario junto a cementerio indígena Topater
Tiene más de 2.500 años de antigüedad y fue declarado como Patrimonio Arqueológico de la nación por el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN). El Consejo Autónomo Ayllus sin Fronteras, que protege la zona, se ha enfrentado con anterioridad a la empresa constructora y a las autoridades responsables de otorgar los permisos para la ejecución de este proyecto, por estar a sólo treinta metros del límite de las obras el cementerio, lugar de culto para las comunidades Lickanantay, Aymara y Quechua.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) ha abierto un proceso para el ingreso del proyecto inmobiliario “Cumbres de Alto Lomas Huasi”, en las afueras de Calama, al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) por no contar con la Resolución de Calificación Ambiental (RCA), señala un comunicado del Consejo Autónomo Ayllus sin Fronteras.

Según esta observación, la empresa eludió el estudio de impacto ambiental que avale que no están construyendo en una zona saturada de material particulado. Lo anterior, sumado a que la construcción se encuentra emplazada junto al Cementerio Topater, con más de 2.500 años de antigüedad y declarado como Patrimonio Arqueológico de la nación por el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN).

El Consejo Autónomo Ayllus sin Fronteras, que protege la zona, se ha enfrentado con anterioridad a la empresa constructora y a las autoridades responsables de otorgar los permisos para la ejecución de este proyecto, por estar a sólo treinta metros del límite de las obras el cementerio, lugar de culto para las comunidades Lickanantay, Aymara y Quechua.

Mapa del cementerio Topater.

En septiembre del 2013, la Corte Suprema revocó el fallo de la Segunda Corte de Apelaciones de Antofagasta para dar la razón a miembros del Consejo Autónomo porque la empresa no cumplió con realizar la consulta indígena ni contar con un estudio de impacto ambiental. Esta determinación permitió mantener las obras en suspenso hasta que la empresa cumpliera con estas normativas.

El año 2016, luego de antecedentes presentados por la empresa constructora, el propio CNM dejó sin efecto la paralización de las obras dando la razón a la empresa con respecto a que, independiente del Cementerio Topater, en el área de construcción del proyecto no se hallaron restos arqueológicos.

Finalmente, las obras de urbanización, que contemplan pavimentación, red de electricidad y agua potable, se reanudaron en el mes de enero del presente año.

El cementerio Topater.

Nueva denuncia

Gracias a una denuncia de un miembro del Consejo Autónomo Ayllus Sin Fronteras, la SMA realizó indagaciones en el lugar en enero, cuando la construcción se había reanudado.

A raíz de estos antecedentes, según comentó la jefa de la Oficina Regional de Antofagasta, Sandra Cortez, "se desarrolló una actividad de fiscalización donde se constató que se estaban realizando obras de urbanización dentro del sector con movimientos de tierra y maquinaria pesada, y que la superficie donde está emplazado dicho proyecto se encontraba emplazado dentro de la zona declarada como saturada por material particulado".

La empresa Cumbres de Altos Calama SpA tiene un plazo de 15 días hábiles para presentar ante la SMA los antecedentes para demostrar que no incurrió en la elusión del estudio de impacto ambiental para zonas saturadas de material particulado.

Si bien esta resolución de la SMA abre una luz de esperanza para el Consejo Autónomo en su defensa al legado ancestral, dicha investigación establece que la elusión del estudio de impacto ambiental yace en la normativa para zonas saturadas de material particulado y no así en lo que respecta al daño del patrimonio arqueológico.

Las comunidades indígenas de la zona llevan años solicitando, además de la respectiva consulta indígena, que el CNM declare el área de Topater como un Bien Nacional Protegido (BNP), pues, además, el cementerio se encuentra en medio de cerros ceremoniales y rutas caravaneras, es decir, sobre un territorio cuyo vasto legado ancestral no está siendo reconocido ni protegido por el Estado de Chile.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV