miércoles, 21 de octubre de 2020 Actualizado a las 08:17

Gastronomía

Joan Roca: "El Celler de Can Roca renacerá renovado tras la pandemia"

por 19 abril, 2020

Joan Roca:
Español dice que no tiene duda de que el emblemático restaurante saldrá de la crisis sanitaria con un "espíritu diferente" y cambios sustanciales que serán evidentes "desde muchos puntos de vista".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El Celler de Can Roca, con tres estrellas Michelin en Girona y dos veces mejor restaurante del mundo, "renacerá renovado tras la pandemia", asegurasu cocinero y copropietario, Joan Roca, quien afronta el cierre del restaurante con "incertidumbre" pero con tiempo para planificar el futuro con sus hermanos.

A Joan, Josep y Jordi Roca, el confinamiento les sirve para ordenar ideas para "la guinda" de sus negocios, pero también para replantear el resto de sus establecimientos con el objetivo de mantener la plantilla y adaptarse al futuro que prevén cuando se recupere algo de normalidad, momento que nadie se atreve a fechar aún.

En una entrevista con Efe, Joan Roca recuerda que les respalda la "ventaja de haber diversificado la inversión y haber puesto los huevos en varias cestas".

Esta diversidad, que incluye también el local de eventos Mas Marroch, las heladerías Rocambolesc y el hotel-chocolatería Casa Cacao, les permite ahora diseñar fórmulas con las que adaptarse a los diferentes escenarios que se pueden producir en el futuro tras la pandemia del coronavirus.

Del Celler de Can Roca dice que no tiene duda de que saldrá de la crisis sanitaria con un "espíritu diferente" y cambios sustanciales que serán evidentes "desde muchos puntos de vista".

El mayor de los hermanos Roca tiene claro que los eventos con numeroso personal, como son los que alberga Mas Marroch, un espacio de enormes dimensiones rodeado de campos en el municipio de Vilablareix (Girona), no tendrán cabida a medio plazo, de forma estos negocios serán los que más tiempo necesiten para salir a flote.

Por ello se plantean nuevos contenidos para esta instalación, que ha acogido desde una jornada de la Fundación Princesa de Girona a una gala de la Guía Michelin. En vez de abrir sólo para celebraciones y banquetes en fechas concretas, proyectan hacerlo a diario en formato de restaurante que revise los platos clásicos del Celler de Can Roca, y utilizar las amplias zonas al aire libre ante la previsible reducción del aforo.

Joan Roca también ha apuntado que, pese a la aplicación de un Expediente de Regulación de Empleo (ERTE) que afecta a sus 150 empleados y que confirmaba hace más de una semana, han garantizado que todos cobrarán sus sueldos íntegramente durante este periodo de cierre obligatorio.

Para ello, él y sus dos hermanos asumirán el 30 por ciento de los salarios para complementar la ayuda del Estado, porque cuentan con esos empleados cualificados para sacar adelante esa reestructuración que planean.

"El personal también se podrá mover de un sitio a otro en función de qué es lo que va mejor en cada instante", subraya el cocinero.

"Puede ser una manera de recolocar a la gente y no dejar a nadie tirado", recalca Joan Roca, a quien le preocupa que el equipo que ha forjado durante tanto tiempo se mantenga, por lo que define el trabajo que él y sus hermanos hacen en la actualidad como "creatividad logística".

"La empresa recuperará la salud, aunque nunca la ha perdido, y, de todo esto, saldrán cosas muy chulas que permitirán seguir con la alta cocina en el eje de todo, que es el Celler", manifiesta el cocinero, quien reconoce por último que la dificultad es saber "cuándo y cómo" se superará la situación actual, como debate a diario en conversaciones con compañeros del sector.

Más información sobre El Mostrador