miércoles, 27 de enero de 2021 Actualizado a las 20:09

Gastronomía

Desarrollan investigaciones sobre vino espumante único en el país

por 22 diciembre, 2020

Desarrollan investigaciones sobre vino espumante único en el país
Investigadores en la Universidad de Los Lagos y Viña Casa Klocker Prambs están analizando el desarrollo del primer espumante producido en la región, y las posibilidades que abre para emprendedores locales en el contexto de cambio climático.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

A 30 minutos de Frutillar, en el sector de Pedernal Bajo, se encuentra la Viña Casa Klocker Prambs, viña chilena especializada en producir vinos espumantes orgánicos de las más australes del mundo.

Hasta allí llegaron investigadores de la carrera de Agronomía de la Universidad de Los Lagos, en el marco del trabajo realizado por el programa Ciencia ULagos Redes Territoriales de Investigación (RTI), para comenzar investigaciones relacionadas a los cambios en la agricultura de la región y apoyarlos a través de una producción orgánica, biodinámica y respetuosa con el medio ambiente.

Las primeras pruebas de adaptación de plantas comenzaron en 2012, mientras que en 2017 se invirtió en media hectárea de las variedades Pinot Noir y Gewürztraminer. En marzo de 2021 proyectan hacer su primera vinificación e iniciar la producción de vino de la historia en la Provincia de Llanquihue.

Así lo destaca Claudio López Klocker, viticultor y propietario de Viña Casa Klocker Prambs, quien conoció el rubro vitivinícola en viñas de Europa, en lugares con características geográficas muy similares con la región de Los Lagos.

“Recorrí muchas zonas vitivinícolas del norte de Italia, España y Francia, y decidí que al retornar a Chile iba a trabajar para tener mi propio proyecto. Nuestra viña está enfocada para producir vinos espumantes, y por las condiciones climáticas, considero que la región de Los Lagos puede transformarse en la capital chilena de producción de este tipo de vinos. Debemos hacer un trabajo entre empresarios y con la universidad para generar sinergias y solucionar problemas para el desarrollo de un vino con su propia identidad”, detalló.

Identidad local

Para la casa de estudios este es un proyecto emblemático por el arraigo territorial e identidad con la zona, principalmente porque López es hijo y nieto de agricultores del territorio, y tras su regreso Chile se propuso trabajar y preservar las tierras de su familia con un cultivo innovador como la vitivinicultura.

La directora de Investigación de la Universidad de Los Lagos, Sandra Ríos, explicó que el proyecto "tiene relación con una investigación pertinente realizada a partir de los problemas reales de los actores en nuestro territorio. Es así como promovemos una ciencia abierta, donde actores locales, que en el día a día tienen muchísimo aprendizaje producto de su propia labor, se puedan incorporar en el proceso de creación de conocimiento".

La investigación se realiza en el marco del “Sistema Agroalimentario Sustentable, Cambio Climático y Biodiversidad”, una de las cuatro Áreas Prioritarias de Investigación (API), definidas por la Universidad, donde aseguran que abordar hoy el cambio climático, la sustentabilidad, la mitigación y la producción amigable con el entorno natural, es clave para proyectar sistemas agroalimentarios sostenibles a nivel local y global.

Uno de los aspectos que investigarán es cómo afecta el cambio climático en las distintas comunidades microbianas en el suelo, ya que en los últimos años ha ido disminuyendo la pluviosidad y aumentando la temperatura, generando condiciones precisas para cultivar frutales. Así lo detalló Paulina Pradel, coinvestigadora del Laboratorio de Microbiología Ambiental y Extremófilos, quien explicó que la iniciativa “consiste en el aislamiento de levaduras nativas para producir espumante, el cual tiene como objetivo obtener una tipificación de vino con características propias de la región de Los Lagos. A su vez también estamos desarrollando un proyecto sobre la confección de cajas mediante micelios de hongos, utilizando los residuos de las parras. La llegada de viñas a la región es nueva y se vincula a las condiciones del cambio climático, como el aumento de la temperatura para que se puedan desarrollar correctamente. Es un trabajo inédito, porque sería la primera viña que produce vino espumante utilizando levaduras nativas del mismo terreno”.

Por su parte, Patricio Mejías, jefe de carrera de Agronomía, señaló que van “a hacer un seguimiento del desarrollo de la viña, porque como es un rubro inédito en la zona, no tenemos antecedentes previos de cómo se comporta esta especie plantada en los suelos con este clima, por lo tanto recolectaremos datos preliminares para después desarrollar proyectos más avanzados”.

Espumante único

Para Alex González, académico y director del Laboratorio de Microbiología Ambiental y Extremófilos, “esta es la primera viña que va producir espumante en la región y la proyección es apuntar a vinos de alta gama, a través de una producción orgánica, biodinámica, respetuosa con el medio ambiente (...) Las condiciones dafo climáticas de la región son particulares, lo que permitiría que todos los microorganismos presentes en la fermentación del vino aporten distintos sabores y olores, con una calidad superior y un manejo respetuoso con el medio ambiente”.

Para Claudio López esta iniciativa puede servir para que otros pequeños agricultores de la región vean en los vinos una nueva oportunidad de desarrollo y emprendimiento. “Trabajar en la investigación de levaduras nativas nos permitiría tener un vino con tipicidad, una característica muy buscada en el mercado. Con la Universidad también realizaremos una caracterización climática y de los suelos, además de entrar en la lógica de la economía circular”.

En Viña Casa Klocker Prambs ya están preparados para vinificar y aseguran trabajar año a año para mejorar los procesos enológicos y entregar un vino de alta calidad, que sea reconocido en todo el país.

Más información sobre El Mostrador