miércoles, 11 de diciembre de 2019 Actualizado a las 22:30

CCR da nuevo golpe a La Araucana y bancos de inversión muestran interés por su cartera de crédito

por 13 agosto, 2015

CCR da nuevo golpe a La Araucana y bancos de inversión muestran interés por su cartera de crédito
Luego de haber pedido en julio una tercera clasificación, la CCR ayer rechazó sus bonos y efectos de comercio por las salvedades que PWC les hizo a sus estados financieros, dados los efectos del cambio de plataforma tecnológica de administración de créditos. En la empresa analizan distintas vías de financiamiento, como emitir bonos securitizados y contratos con fondos interesados en su cartera.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Desde abril que la Caja de Compensación y Asignación Familiar (CCAF) La Araucana está en la lupa de las clasificadoras de riesgo y de la propia Comisión Clasificadora de Riesgo (CCR). Los primeros recortes en su clasificación repercutieron, finalmente, en el rechazo de sus bonos y efectos de comercio, luego de que así lo resolviera, ayer y de modo extraordinario, la CCR.

El argumento de la Comisión fue “en atención a las debilidades en controles internos detectadas por el auditor externo, y que lo llevó a establecer salvedades sobre cuentas que resultan relevantes en determinar la posición financiera del emisor”.

Las salvedades a las que se refirió la CCR fueron las que efectuó la auditora PWC en el reporte financiero correspondiente a 2014 de La Araucana. Esta sostuvo que “no nos fue posible obtener los antecedentes de una porción significativa de las muestras seleccionadas para revisar el otorgamiento de créditos, así como de las recaudaciones de cobranza”, entre otras.

Básicamente, la auditora planteó sus dudas respecto de la información sobre créditos que maneja La Araucana, una caja que maneja más de $450 mil millones en operaciones de este tipo y que se gestaron tras el cambio de sistema de administración de colocación que comenzó a implementarse en 2012, finalizando el año pasado.

Un sistema “world class” difícil de implementar

En junio de 2012, La Araucana inició el ambicioso proceso de cambiar su plataforma de administración de créditos. Optó por migrar desde el antiguo sistema AS 400 al SAP Banking, con el fin de mejorar sus eficiencias en la gestión, colocación y cobranzas, un paso que además la dejaría como pionera en la importación de este sistema en Chile.

Sin embargo, el llamado Proyecto SAP Banking ha traído varios dolores de cabeza a la compañía. Según dice PWC, “los sistemas utilizados durante el 2014 presentan debilidades a nivel de los controles sobre la integridad de cambios y roles y perfiles de los usuarios. Como parte de los procedimientos sustantivos de auditoría, utilizados para mitigar los efectos de dichas debilidades sobre nuestro trabajo, no nos fue posible obtener la documentación que sustenta la integridad y exactitud de los saldos registrados en los sistemas auxiliares, ni de los datos en ellos contenidos. En particular, no nos fue posible obtener los antecedentes de una porción significativa de las muestras seleccionadas para revisar el otorgamiento de créditos, así como de las recaudaciones de cobranzas”.

Explicitando esas salvedades, la auditora llegó a la conclusión de que no pudo satisfacerse de la razonabilidad de los saldos por cobrar ni de los ingresos por intereses, entre otros aspectos.

El efecto de lo anterior no fue otro que el recorte de su clasificación de riesgo. El 30 de junio Feller Rate mantuvo su nota en A, asignando una perspectiva negativa a La Araucana, mientras que Fitch redujo la nota a BBB+ con el mismo outlook. Fue ahí cuando la CCR tomó cartas en el asunto.

En julio, la CCR le pidió una tercera clasificación a La Araucana, la cual llegó de la mano de Humphreys con un BBB+, sin embargo, su perspectiva fue “en observación”. Esto, porque tuvo acceso a las mejoras en las que está La Araucana por revertir su situación. “Se ha considerado el hecho que CCAF La Araucana ha formulado un plan de trabajo para mejorar las salvedades y, por otro lado, ha estado realizando gestiones para abrir nuevas fuentes de financiamiento que permitan contrarrestar eventuales reducciones de sus actuales líneas de créditos y/o la imposibilidad de emitir en el corto plazo nuevos bonos o efectos de comercio”, dijo la agencia.

No obstante, habiendo dos clasificaciones en BBB+, la CCR por estatutos optó ayer por rechazar sus bonos y efectos de comercio, luego de una reunión extraordinaria celebrada el lunes de esta semana.

Los papeles en BBB se refieren a aquellos con suficiente capacidad de pago del capital e intereses en los términos y plazos pactados, pero susceptibles de debilitarse ante posibles cambios en el emisor, en la industria a que pertenece o en la economía.

Nuevas vías de financiamiento

En La Araucana compartieron las salvedades de PWC, pero discreparon de su materialidad. En la compañía explican que PWC analizó una muestra de 1.150 carpetas, de las cuales se les entregó el 99%, sólo faltaron 11, producto del proceso de migración de sistemas.

Sin embargo, pese a los efectos que han generado estas salvedades en sus balances, están tranquilos porque sus mayores inversionistas no son las AFP ni la AFC, que son las entidades impedidas de comprar estos papeles al ser rechazados por la CCR, a pesar de que igualmente han participado de sus últimas colocaciones. En marzo, La Araucana colocó $50 mil millones, y justo ese mes las AFP pasaron de cerca de US$3,5 millones de inversiones a US$17 millones. En la actualidad tiene US$13,7 millones y es probable que los números de agosto evidencien una cifra menor, dada la resolución de la CCR.

De todos modos, hoy para La Araucana no están las mejores condiciones para salir a financiarse en el mercado. Ese bono de marzo se colocó a una tasa de 6,19% (con plazo a 2022), pero la clasificación de Fitch los golpeó elevando su tasa hasta el 14%. Hoy, sin embargo, se cotizan en torno al 8,5% gracias a las gestiones que ha hecho la sociedad por demostrar que el cambio de sistemas es un tema que hoy está Bajo control.

De todas formas, en la actualidad La Araucana se encuentra evaluando distintos mecanismos de financiamiento. Si bien es difícil salir hoy a colocar un bono corporativo, puede emitir bonos securitizados. Lo hizo hace seis años al emitir $40 mil millones, con plazo a diciembre, los cuales se han ido pagando sin problemas.

No es la única forma. Esta caja tiene líneas de crédito con 11 bancos y el 50% de su financiamiento proviene de esta vía. Sin embargo, lo más interesante es que actualmente hay distintos bancos de inversión interesados en la cartera de La Araucana.

La sociedad lo está evaluando, pero hay ofertas no necesariamente por comprar sus colocaciones, sino por armar fondos de inversión que tengan como garantía la cartera de La Araucana. El mecanismo es crear un fondo para que le preste capital a la caja de compensación, con la garantía de sus colocaciones, y de esa manera La Araucana puede seguir entregando beneficios a sus empleados.

Son todos temas que están bajo estricto análisis. Son varios los bancos de inversión interesados, explican en la empresa. Sin embargo, puede que todo sea una situación transitoria, pues la perspectiva “negativa” de Feller y Fitch haría que prontamente ambas clasificadoras revisen el riesgo de La Araucana, pudiendo dar cuenta de que el tema de los sistemas es una cosa del pasado.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV