sábado, 25 de junio de 2022 Actualizado a las 20:53

Un obstáculo menos para que la Fed aumente las tasa de interés: China volvió de la zona de peligro

por 12 noviembre, 2015

Un obstáculo menos para que la Fed aumente las tasa de interés: China volvió de la zona de peligro
No sólo los mercados de China se están estabilizando. El consumidor está desafiando la desaceleración de la parte industrial de la economía. Datos publicados este miércoles mostraron que las ventas minoristas crecieron al mayor ritmo del año en octubre. La promoción anual del Día de los Solteros, una vuelta de tuerca comercial del Día de San Valentín organizada por Alibaba Group Holding Ltd., superó el nivel de 57.100 millones de yuanes (US$9.000 millones) alcanzado en 2014 antes del mediodía.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

China podría salir de la lista de preocupaciones de Janet Yellen.

En septiembre, cuando la Reserva Federal se abstuvo de aumentar las tasas de interés por primera vez desde 2006, Yellen mencionó la preocupación cada vez mayor por la turbulencia en los mercados chinos como uno de los motivos. “Gran parte de nuestra atención se ha puesto sobre los riesgos relacionados a China”, dijo ella en una conferencia de prensa tras la decisión.

En aquel momento, los líderes chinos tenían problemas para contener los efectos adversos de un derrumbe de US$5 billones del mercado accionario y la decisión abrupta de devaluar el yuan, que liberaron una fuga torrencial de capitales del país. La turbulencia asustó a inversores globales y mercados emergentes debido a la preocupación por que China desatase otra caída del crecimiento mundial.

Así eran las cosas entonces.

Ahora, aunque los indicadores económicos de China sean ambiguos, sus mercados se calmaron. El mercado accionario de Shanghái pasó de bajista a alcista. Hay menos preocupación por el flujo de capital y el yuan avanzó más de 1 por ciento desde que alcanzó su cotización más baja en cuatro años en agosto.

Los aumentos del tipo de cambio ayudaron a aliviar la preocupación de que China estuviese entrando en una devaluación competitiva para impulsar sus decaídas exportaciones, como parte de una iniciativa más amplia para cumplir una meta de crecimiento de cerca de 7 por ciento para el año.

Menos riesgos

No sólo los mercados de China se están estabilizando. El consumidor está desafiando la desaceleración de la parte industrial de la economía. Datos publicados este miércoles mostraron que las ventas minoristas crecieron al mayor ritmo del año en octubre. La promoción anual del Día de los Solteros, una vuelta de tuerca comercial del Día de San Valentín organizada por Alibaba Group Holding Ltd., superó el nivel de 57.100 millones de yuanes (US$9.000 millones) alcanzado en 2014 antes del mediodía.

No cabe duda de que la preocupación por China no desapareció. Si bien el crecimiento económico fue del 6,9 por ciento en el tercer trimestre, los indicadores subyacentes sugieren un escenario más lento. Datos publicados el miércoles mostraron que la producción industrial igualó su alza más pequeña desde la crisis global del crédito y en lo que va del año las inversiones en activos tangibles aumentaron al ritmo más lento desde 2000.

Sin embargo, al menos por ahora, esa debilidad podría resultar insuficiente para preocupar a la presidenta de la Fed, dado el tono diferente de los mercados. Si bien China es importante para Estados Unidos desde un punto de vista económico —el país superará a Canadá y se transformará en su mayor socio comercial—, las exportaciones a China representan sólo el 1 por ciento del PIB anual de Estados Unidos.



Y los diseñadores de las políticas chinos están dando señas de su determinación a garantizar que la segunda economía más grande del mundo continúe expandiéndose a un ritmo relativamente rápido. El 3 de noviembre, el presidente Xi Jinping dijo que el crecimiento anual promedio no debería ser inferior a 6,5 por ciento durante los próximos cinco años. Aunque para algunos economistas sean ambiciosas, las observaciones enfatizaron las intenciones de los líderes.

Para la economía mundial, esto significa que quizás las preocupaciones por un aterrizaje forzoso de China en el corto plazo sean exageradas, dijo Leon Berkelmans, director del Lowy Institute for International Policy en Sídney y execonomista de la Fed y del Banco de la Reserva de Australia.

“Incluso aunque China esté muy enferma ahora mismo, la falta de efectos colaterales podría ser un caso positivo”, dijo él.

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV