lunes, 23 de septiembre de 2019 Actualizado a las 17:57

No solo en las materias primas aumentan los defaults de bonos

por 24 mayo, 2016

No solo en las materias primas aumentan los defaults de bonos
Deutsche Bank AG advierte que ya hay signos de contagio en deudas calificadas como basura fuera del espacio de las materias primas.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Los inversores en bonos parecen confiar en la excepcionalidad de las materias primas y en que el reciente repunte de las tasas de impagos en los Estados Unidos va a desafiar las tendencias históricas y se limitará a ese sector. Pero una nueva investigación del Deutsche Bank AG vierte agua fría sobre esa idea, argumentando que ya hay signos de contagio en deudas calificadas como basura fuera del espacio de las materias primas.

Una mirada a los picos registrados anteriormente en las tasas de impagos muestra el potencial que tienen de generalizarse. Si bien las tasas de impagos fueron más altas en determinados sectores –como por ejemplo en las empresas de telecomunicaciones a principios del 2000 o en las financieras durante la crisis del 2008-, la tasa de incumplimiento de los bonos basura no pertenecientes a esos sectores también se incrementó significativamente.

“Los ciclos de los impagos en el pasado nunca han sido en un solo sector o de un pequeño grupo de sectores”, dicen en la nota Oleg Melentyev y Daniel Sorid, estrategas de crédito del Deutsche. “Es cierto que los ciclos siempre estuvieron impulsados ​​por perturbaciones concentradas, pero siempre hallaron la forma de afectar a otras áreas del mercado”.

Los estrategas ponen de relieve la reciente presión en el sector de ventas al por menor, incluyendo las tribulaciones de Quicksilver Inc., American Apparel LLC y Aeropostale Inc., como prueba de que se han producido incumplimientos fuera del ámbito de las materias primas.

En tanto que la generalización de las bajas tasas de interés en todo el mundo ofrece cierta esperanza a los excepcionalistas, al ayudarlos a aliviar potencialmente las presiones de financiación y permitir a las empresas refinanciar su deuda, el programa planificado por el Banco Central Europeo de adquirir deuda corporativa ha ayudado a impulsar la considerable demanda de títulos corporativos.

Aún así, Deutsche reconoce que esta vez el ciclo de la deuda no es tan diferente.“Un argumento frecuente que surge aquí es cómo es que todos los problemas se van a limitar al sector de las materias primas”, concluyeron los analistas. “Evidencia como ésta, unida a las emergentes presiones crediticias emergentes en los sectores de las ventas al por menor y bienes de capital, sugieren que la premisa de un ciclo contenido es débil”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV