viernes, 21 de enero de 2022 Actualizado a las 15:10

Opinión

Autor Imagen

Qué habría pasado con Facebook si Mark Zuckerberg hubiese sido chileno

por 3 noviembre, 2016

Qué habría pasado con Facebook si Mark Zuckerberg hubiese sido chileno
"Los fondos de inversión en América Latina trabajan basados en la desconfianza hacia el emprendedor, lamentablemente. Todo tiene que ser con el menor riesgo y con todas las garantías necesarias. Y entre más innovador sea, es más difícil compararlo con un negocio referente, por lo cual sube el riesgo y baja la valorización y, por ende, la capacidad de que el emprendedor pueda obtener fondos sin prácticamente perder la empresa en dos rondas".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Corría 2004 cuando Marcos Zapata, un talentoso estudiante de Ingeniería en Informática de la Universidad de Chile, creó una aplicación llamada “MiRedSocial”.

En pocas semanas, esta aplicación se tornó popular entre el estudiantado de la calle Beauchef, pasando al poco rato a ser reconocida en otras facultades de la universidad. Luego, y muy rápidamente, estudiantes de otras universidades de Chile empiezan también a habilitar su perfil.

La aplicación crece exponencialmente en cantidad de usuarios y Marcos se da cuenta de que este experimento tiene un verdadero potencial de negocios más allá de Chile (incluso se gana un Concurso Semilla, donde Corfo cofinanció el proyecto de expansión colocando US$ 200.000). Sin embargo, en el camino algo pasó que esta idea tan buena se fue diluyendo en el camino. ¿Qué fue?

Vámonos a la historia de Facebook. Cinco meses después de su lanzamiento, recibió la primera ronda de inversión por un monto de US$ 500.000 y no fue sino hasta cinco años después y luego de recibir más de US$ 400 millones en inversión, que por primera vez tuvo un flujo de caja positivo.

¿Cuál habría sido el panorama de Marcos Zapata? El primer problema con el que se hubiera topado sería la capacidad de recibir inversión, pues muy probablemente solo la primera ronda le habría quitado un alto porcentaje de su empresa. Ni hablar del monto, ya que no habría sido capaz de solventar una expansión tan agresiva como se hubiese requerido, pues acceder a millones de dólares con una empresa nueva, con flujo de caja negativo y sin un modelo de negocios claramente definido, habría sido prácticamente inviable.

Los fondos de inversión en América Latina trabajan basados en la desconfianza hacia el emprendedor, lamentablemente.

Todo tiene que ser con el menor riesgo y con todas las garantías necesarias. Y entre más innovador sea, es más difícil compararlo con un negocio referente, por lo cual sube el riesgo y baja la valorización y, por ende, la capacidad de que el emprendedor pueda obtener fondos sin prácticamente perder la empresa en dos rondas. Muy probablemente “MiRedSocial” de Marcos Zapata no habría avanzado más allá de algunos países de Sudamérica (con mucha suerte) y con el paso del tiempo hubiese sido simplemente una bonita experiencia para Marcos, pues sería desplazada por una iniciativa de Norteamérica.

Mark Zuckerberg tuvo una plataforma (que muchos la llaman Silicon Valley) cuyo modelo de incubación se basa en la confianza en el emprendedor, por lo cual si hay una buena idea se le apoya y a partir de ahí todos ganan. Es cierto que el mercado norteamericano es lo suficientemente grande como para que la expansión internacional no se deba realizar tan rápidamente, pero una buena planificación con recursos permitiría iniciar en Chile, subiendo por América Latina, hasta llegar a USA y luego pensar en globalizar.

Les garantizo que en Silicon Valley no hay tipos superdotados, incluso no dudo que en América Latina existan hasta mejores ideas que en USA. El inconveniente se da por la plataforma de incubación a la que los emprendedores (algunos sin duda con mejores productos y más visionarios que Zuckerberg) se deben enfrentar, lo cual inviabiliza que un proyecto pueda llegar a ser de la magnitud de Facebook en los plazos que lo consiguieron.

Si queremos que los Marcos Zapata de Chile y América Latina tengan verdaderas oportunidades, hay que impulsar un cambio radical en la forma de abordar las nuevas iniciativas, impulsando verdaderamente a los emprendedores, pues si se quiere cambiar el mundo se necesitan 3 elementos: Emprendedor + Proyecto + Plataforma, y en América Latina lo que no está dando la talla es lo que se denomina “Plataforma”. Y aunque a partir de esta columna salgan muchos detractores (todos relacionados con alguna Plataforma), los resultados hablan por sí solos, y mi intención no es buscar justificaciones sino impulsar un cambio en beneficio de los Marco Zapata en Chile o en América Latina.

Sergio Chaverri
Cofundador de Gosocket

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV